La dificultad para ovular podría ser producto de una dieta baja en minerales

La dificultad para ovular podría ser producto de una dieta baja en minerales
Función ovárica, fertilidad y reproducción se ven afectadas por las carencias de minerales. | Foto: GETTY IMAGES

Contrario a lo que se piensa, una dieta baja en sodio también puede tener efectos negativos en la salud femenina: una nueva investigación encontró que cuando no se consume la cantidad de este nutriente que el cuerpo necesita, hay mayor riesgo de tener problemas en la ovulación, en la reproducción y en el ciclo menstrual. Lo mismo ocurre cuando no se ingiere suficiente manganeso. 

Para comprender mejor el ciclo menstrual y los factores que influyen en las hormonas reproductivas, en el año 2009 investigadores dirigidos por el Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver (NICHD, por su sigla en inglés) realizaron un estudio llamado BioCycle. Los datos que recopilaron sobre alimentación y estilo de vida sirvieron como punto de partida para una nueva investigación del equipo, esta vez para explorar los vínculos entre la dieta y la salud reproductiva de las mujeres.

Encontraron que la ingesta de sodio por debajo de la cantidad diaria recomendada (1,500 mg) se asoció con niveles más altos de hormona folículo-estimulante y hormona luteinizante, menores niveles de progesterona y un mayor riesgo de anovulación esporádica. Del mismo modo, la ingesta de manganeso por debajo de la cantidad diaria recomendada (1.8 mg) se asoció con un mayor riesgo de anovulación esporádica.

Cuando el sodio y el manganeso cubrían la cantidad diaria recomendada, no hubo incidencia en la ovulación. La ingesta baja de los demás minerales estudiados (calcio, fósforo, magnesio, hierro, zinc, cobre, selenio y potasio) no se vinculó a riesgos en la salud reproductiva.

"Nuestros hallazgos sugieren que minerales específicos, a saber, sodio y manganeso, pueden influir en las hormonas reproductivas y la función ovárica", dijo el doctor Keewan Kim, autor principal del estudio. Los investigadores afirmaron que se necesitan trabajar más para comprender cómo se da este efecto, ya que las hormonas reproductivas no solo inciden en la reproducción de la mujer, también juegan un papel importante en su salud general.

La anovulación es una falla en el proceso de ovulación regular: aunque transcurren los 28 días del ciclo menstrual, el óvulo no se libera. Puede ocurrir esporádicamente o durante un largo período de tiempo y puede contribuir a la duración irregular del ciclo (sangrados anormales) y a la infertilidad.

Investigaciones previas indican que la anovulación podría tratarse de una respuesta del organismo femenino que busca las mejores condiciones físicas y mentales para el desarrollo de una nueva vida. También se ha asociado al ovario poliquístico, al estrés y también a las dietas extremas, la anorexia y la desnutrición. La nueva investigación ofrece otra perspectiva para comprender sus causas.

Más para leer sobre dificultad para ovular:

Comparte tu opinión