Evita la caída del cabello con romero

Evita la caída del cabello con romero
| Foto: THINKSTOCK

Natural Medicines, empresa de investigación internacional sobre medicina alternativa, refiere que evidencia científica preliminar muestra que la aplicación en el cuero cabelludo de aceite de romero con lavanda, tomillo y aceite de madera de cedro, ayuda a detener la caída del pelo y mejora el crecimiento del cabello, lo que sugiere que puede ser un tratamiento alternativo seguro y eficaz para este problema.

Se cree que el aceite de romero fortalece la salud del cabello al estimular la circulación de la sangre hacia el cuero cabelludo, lo que a su vez, ayuda a revitalizar los folículos pilosos, así como a devolverle brillo, fuerza y volumen al cabello.

Para preparar este remedio casero necesitas: 5 gotas de aceite esencial de romero, 2 ramas de romero seco y ¼ taza de aceite de oliva. Calienta el aceite de oliva y mézclalo con los demás ingredientes en un tazón de vidrio. Deje reposar hasta que el aceite esté tibio y aplica por todo el cuero cabelludo con suaves masajes circulares. Envuelve con una toalla caliente tu cabeza y permite actuar por 30 minutos. Lava tu cabello.

También puedes preparar una infusión de romero. Simplemente por a hervir un litro de agua y cuando alcance el punto de ebullición añade unos 50 gramos de hojas de romero. Deja hervir durante 10 minutos más. Retira la infusión del fuego y espera a que enfríe un poco. Aplica sobre el cuero cabelludo seco y masajéalo suavemente. Espera unos 15 minutos antes de lavar tu melena.

Para estimular la circulación sanguínea en tu cuero cabelludo, cada mañana y cada noche, debes cepillar con movimientos uniformes, de raíz a punta tu pelo. Es recomendable utilizar cepillos de cerdas naturales.

Natural Medicines destaca que los componentes del romero más investigados son el ácido cafeico y su derivado, el ácido rosmarínico. Se cree que estos componentes tienen efectos antioxidantes. Los usos cosméticos actuales del romero incluyen el tratamiento de celulitis y arrugas, y la normalización de la secreción excesiva de aceite de la piel.

También te puede interesar:

Comparte tu opinión