Remedios caseros para los distintos problemas del cabello

Foto: GETTY IMAGES

Muchas personas invierten en salones de belleza, cremas, acondicionadores o champúes especiales para tener una cabellera larga, fuerte y brillante. Sin embargo, algunos problemas como la caspa, caída, resequedad o debilitamiento pueden dificultar ese objetivo. Aquí repasamos los problemas del cabello más comunes y te contamos que remedios caseros pueden ayudarte a combatirlos.

Caída del cabello

Perder alrededor de 100 cabellos al día es normal, y en la mayoría de los casos estos volverán a crecer. Cuando este número es mucho mayor y no se repone, muchos hombres y algunas mujeres comienzan a preocuparse. La caída del cabello puede deberse a una dieta baja en proteínas, herencia familiar, mala nutrición, someterse a ciertos tratamientos (como quimioterapia), fumar en exceso o tener problemas hormonales o autoinmunes.

Foto: ISTOCK

El tratamiento para la pérdida del cabello dependerá de las causas, es decir, tratar el origen puede corregir el problema. Por ejemplo, si el pelo se cae porque está muy seco y se quiebra o porque está debilitado, puedes probar humectantes naturales para devolverle la salud perdida.

Aloe Vera para la pérdida de cabello

El aloe vera o sábila se utiliza desde hace mucho tiempo para estimular el crecimiento del pelo y detener la caída, incluso muchos champús y acondicionadores vienen enriquecidos con esta hierba por sus propiedades beneficiosas. Se cree que las enzimas presentes en las hojas del aloe vera estimulan los folículos pilosos, brindando una dosis de vitalidad extra al cuero cabelludo.

Usos y bondades de la sábila o aloe vera

Para usar el aloe vera contra la caída del cabello solo necesitas separar una hoja de la planta, abrirla y extraer el gel. Luego realiza masajes en el cuero cabelludo y deja actuar hasta por una hora. Otra opción es comprar su extracto, mezclarlo con el champú o crema de enjuague y dejarlo actuar. Para obtener mejoras deberás probarlo al menos 2 veces a la semana durante 2 meses.

Caspa
Foto: ISTOCK

Caspa

La caspa es una descamación del cuero cabelludo muy molesta y desagradable. Normalmente es consecuencia de tener el cabello muy graso, sufrir estrés, o padecer alergias o infecciones fúngicas. También influyen los cambios de estación, una mala nutrición o un lavado deficiente sin masajear a fondo.

Foto: GETTY IMAGES

Los aceites de castor y de ricino son excelentes humectantes y existe evidencia que los vincula con propiedades anticaspa. Puedes comprarlos y agregarle unas gotas al champú habitual o preparar un baño emoliente, colocar la toalla y dejar actuar por media hora. Para aliviar la caspa también puedes recurrir por repetir estos procesos, pero con miel, un gran humectante natural y poderoso antibacterial.

Otro remedio casero para decirle adiós a la caspa consiste en exprimir el jugo de un limón y aplicarlo en el cabello antes del champú. Déjalo actuar 2 minutos y luego lava tu cabello normalmente, enjuaga en profundidad para eliminar todo rastro de limón. Además de combatir la caspa, es un buen astringente, cierra los poros y deja el cabello brillante.

Exceso de grasa
Foto: GETTY IMAGES

Exceso de grasa

Un problema desagradable que puede afectar la estética, causar timidez y dañar la autoestima es el exceso de grasa en el cabello o pelo graso. Se trata de un trastorno que ocurre por la producción excesiva de grasa en el cuero cabelludo, que desequilibra la humedad y da al pelo un aspecto de suciedad.

Consejos para acabar con el pelo graso

El extracto de Jojoba (Simmondsia chinensis), un arbusto originario de la zona fronteriza entre México y Estados Unidos, es un humectante perfecto para cuidar las puntas dañadas. Además, se puede utilizar para equilibrar la producción de aceite en el cuero cabelludo, dándole un aspecto más saludable al pelo a la vez que reduce la presencia de grasa.

Poco crecimiento de cabello

Muchas personas sienten angustia por el poco crecimiento de su cabello. Puede ser por problemas hormonales o por estar padeciendo alguna enfermedad, pero ante la ausencia de estas causas, se puede probar estimulando los folículos con masajes y un producto natural que aporte las vitaminas necesarias.

Muchos productos para el cabello están enriquecidos con aguacate, porque es rico en vitaminas A, D, E, y contiene más potasio que los plátanos. Fácilmente absorbido por la piel, el aceite de aguacate es una forma rápida de obtener varios nutrientes y mejorar el crecimiento del cabello.

Sequedad extrema de cabello
Foto: ISTOCK

Sequedad extrema de cabello

Que el cabello se reseque demasiado no solo es preocupante por una cuestión estética, sino también porque tiende a quebrarse y caerse. Muchos factores pueden favorecer la aparición de esta condición, como temperaturas extremas, uso excesivo de planchas para alisar el pelo, tinturas o productos de mala calidad, cambios hormonales, o consumir ciertos medicamentos.

Soluciones humectantes

Para combatir la resequedad del cabello la manteca de Karité es una buena opción, ya que es rica en ácidos grasos, proporciona una capa cerosa en la superficie del cabello, y reduce la pérdida de humedad. Otro emoliente valioso es el aceite de coco, un humectante natural que brinda equilibrio y fortaleza al cabello, a la vez que combate la resequedad.

El aceite de oliva virgen extra también es un gran emoliente natural que ayuda a suavizar el cabello. Se puede utilizar antes del champú en forma de máscara mezclado con una yema de huevo y dejando actuar por unos minutos, o luego del lavado, para "sellar" el cabello y retener la humedad.

Otros consejos para cuidar el pelo

Usa el secador no muy cerca del cabello para evitar una agresión térmica que hace que se caiga, evita las dietas de adelgazamiento drásticas, ten especial cuidado con los cambios de estación, evita fumar, bebe al menos 2 litros agua al día y masajea el cuero cabelludo con frecuencia para estimular la irrigación.

Mágicos beneficios de beber agua mineral

Fuentes consultadas

Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales, Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Clínica Mayo, Departamento de Agricultura de EE. UU., Instituto Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa.

Comparte tu opinión