Buenas noticias para los que duermen mucho el fin de semana

Buenas noticias para los que duermen mucho el fin de semana
Dormir más el sábado y domingo reduce los daños provocados por dormir poco en la semana. | Foto: GETTY IMAGES

Dormir bien es vital para la buena salud física y mental, entre otras cosas porque previene el aumento de peso y la diabetes, protege el corazón y reduce el riesgo de padecer Alzheimer, y además, se relaciona con un menor riesgo de muerte prematura. 

Pero a pesar de las recomendaciones oficiales de dormir entre 7 y 8 horas diarias, la mayoría de la gente tiene cuentas pendientes con la almohada.

Muchos aprovechan para dormir más el fin de semana y tratar de recuperar un poco de sueño perdido, pero ¿sirve de algo? Un equipo de científicos suecos estudió este problema y halló que sí, es positivo hacerlo. 

Los investigadores descubrieron que dormir menos acorta la vida: las personas que dormían 5 horas o menos por noche tenían un 65% más de riesgo de muerte durante el período de estudio que aquellos que dormían 6 o 7 horas. Pero las personas que equilibraron esa falta de sueño durmiendo más el fin de semana, no presentaron un mayor riesgo de mortalidad. 

Los hallazgos del estudio -publicado en Journal of Sleep Research- sugieren que se pueden compensar los efectos nocivos del sueño perdido. 

Antes se decía que el sueño perdido no se podía recuperar, pero este nuevo hallazgo echaría por tierra esa teoría. "No podemos decir realmente al 100% que hemos probado esto, pero es una suposición razonable de que esto está pasando", dijo a Live Science el autor principal del estudio, Torbjörn Åkerstedt, de la Universidad de Estocolmo, Suecia.

Estudiando el sueño 

Los investigadores suecos recogieron los datos de más de 38,000 adultos, extraídos de una encuesta médica de Suecia en 1997. Los participantes respondieron dos preguntas sobre sus horas de sueño: en los días de semana y cuánto dormían los días libres. 

Ellos rastrearon a los participantes durante 13 años, utilizando el registro nacional de defunciones del país y controlando otros factores que influyen en la salud y el riesgo de mortalidad, como el sexo, el índice de masa corporal y el tabaquismo

Luego de analizar todos los dato obtenidos, hallaron que tanto la falta de sueño (dormir 5 horas o menos) como dormir demasiado, se relaciona con varios problemas de salud y con el riesgo de muerte prematura.

Se sabe que dormir poco es perjudicial para la salud, pero por qué dormir mucho también hace mal, es más misterioso para los científicos, y podría estar impulsado por un tercer factor, como un problema de salud subyacente que no se puede medir, y que tal vez hay que seguir estudiando, dijo Åkerstedt.

Cuántas horas debemos dormir

No todas las personas necesitan dormir la misma cantidad de horas. Los científicos observaron que el vínculo entre los patrones de sueño y la mortalidad desapareció para las personas de 65 años o más. "A esa edad, la gente duerme lo que necesita, mientras que para una persona de 30 o 40 años, a menudo hay una gran discrepancia entre el sueño necesario y lo que realmente obtiene" señaló a Live Science el líder del estudio. 

Ahora se sabe que las consecuencias negativas de dormir poco se pueden equilibrar durmiendo más el fin de semana, pero existe un límite. Una de las últimas evidencias en favor de una buena noche de sueño fue presentada en febrero de 2018 por la Universidad de Wisconsin: mientras dormimos se realiza una “limpieza” del cerebro, una actividad importante donde las sinapsis (unión entre las neuronas) se reducen hasta en un 20% y crean nuevos espacios para fijar las cosas nuevas que aprenderemos o viviremos al día siguiente, en otras palabras, cuidan la capacidad de la memoria. 

De modo que lo ideal, dentro de lo posible, es dormir las 8 horas diarias recomendadas.

Más para leer sobre dormir bien

Comparte tu opinión