Mira los 10 cambios en tu cuerpo cuando dejas de fumar

No lo enciendas

No lo enciendas

Quienes luchan por dejar el cigarrillo, el enemigo número uno de la salud, deberían conocer los efectos inmediatos que provoca dejarlo y cómo se beneficia todo el organismo. La lista que sigue es un gran incentivo para apagarlo, y no volver a encenderlo.

Un hábito peligroso

El humo daña los pulmones, aumentando el riesgo de enfisema. Las diversas sustancias químicas que contiene aumentan el riesgo de desarrollar aterosclerosis, lo que provoca accidentes cerebrovasculares y ataques cardíacos. La nicotina presente en el cigarrillo, actúa directamente en el cerebro y provoca adicción al tabaco.

Más males del tabaco

El tabaquismo está relacionado con diversos tipos de cáncer. Si fumas, tienes un 50 % más de probabilidades de morir por una complicación relacionada con el tabaquismo y vivirás 10 años menos que los que no fuman. A pesar de estos riesgos, el 20 % de los adultos estadounidenses fuma, según los Institutos Nacionales de Salud (NIH).

Beneficios a los 20 minutos

Beneficios a los 20 minutos

No enciendas el próximo cigarrillo. El ritmo cardíaco y la presión arterial, comenzarán a regresar a niveles normales enseguida. Si dejas de fumar ahora, dentro de 20 minutos tu presión arterial se reducirá y podrá llegar a su rango normal.

A las 8 horas

Después de unas cuantas horas (desde 8 en adelante) el nivel de monóxido de carbono en la sangre empieza a disminuir a la mitad, y los niveles de oxígeno, al no estar comprometidos con el humo, volverán a la normalidad, según los NIH.

A las 48 y 72 horas

A las 48 y 72 horas

En 48 horas, tu probabilidad de tener un ataque al corazón comienza a disminuir. La nicotina comienza a abandonar tu cuerpo, y poco a poco, el sentido del gusto y el olfato volverán a los niveles normales, y podrás disfrutar los sabores y olores de una forma más intensa. En 72 horas, los tubos bronquiales se relajarán, y tus niveles de energía aumentarán.

A las 2 semanas

Después de algunas semanas, se percibe una mejor circulación, se produce menos flema y menos tos o episodios de sibilancias. La circulación continuará mejorando durante las próximas 10 semanas. Fuente: Instituto Nacional del Cáncer (NIH).

A los 3 meses

A los 3 meses

Después de varios meses de dejar de fumar, se produce una mejoría considerable en la función pulmonar, lo cual motiva a los ex fumadores a iniciar un deporte o una rutina de actividad física.

Beneficios a largo plazo

Dejar de fumar reduce el riesgo de cáncer y de otras enfermedades, como las cardíacas y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, las cuales son causadas por el cigarrillo. Las personas que dejan de fumar, sin importar la edad, presentan un menor riesgo de morir por enfermedades asociadas con el tabaco.

Dejar de fumar a los 30 años

Dejar de fumar a los 30 años

Los estudios revelan que los fumadores que dejan el tabaco alrededor de los 30 años de edad reducen su probabilidad de morir prematuramente por enfermedades relacionadas con fumar, en más de 90%, según informa el Instituto Nacional del Cáncer.

Dejar de fumar a los 50/60 años

Las personas que dejan de fumar alrededor de los 50 años de edad reducen su riesgo de muerte prematura en más del 50% en comparación con quienes siguen fumando. Y dejar de fumar a los 60 años, significa vivir más tiempo que quienes siguen fumando a esa edad.

¿Se reduce el riesgo de cáncer?

Sí. Dejar de fumar reduce el riesgo de padecer cáncer y de morir por esa enfermedad. Sin embargo, lleva algunos años después de dejar el hábito para que el riesgo de cáncer comience a descender. Este beneficio aumenta con el tiempo.

Qué sucede con el riesgo de muerte

Qué sucede con el riesgo de muerte

El riesgo de muerte prematura y la posibilidad de padecer cáncer por fumar cigarrillos depende de muchos factores, como el número de años que fuma la persona, el número de cigarrillos que fuma al día, la edad cuando comenzó a fumar y si estaba enferma o no cuando dejó el tabaco.

No me obligues a fumar

En EE.UU., alrededor de 3,000 muertes por cáncer de pulmón ocurren cada año entre adultos que no fuman, debido a la exposición al humo de tabaco en el ambiente. Es causa de enfermedades y muerte prematuras en adultos no fumadores y en niños. La exposición al humo de segunda mano aumenta el riesgo de enfermedades cardíacas del 25% al 30%, y causa más de 46,000 muertes cada año.

¿Cómo dejar de fumar?

¿Cómo dejar de fumar?

Existen muchas maneras para dejar de fumar. Algunas personas dejan el hábito repentinamente, mientras que otros aprovechan los beneficios de los manuales paso a paso, la orientación, los medicamentos o productos que ayudan a disminuir la adicción a la nicotina. Para encontrar el mejor método, lo ideal es consultar al médico.

Comparte tu opinión