El vecindario y la cultura influyen en la salud cardíaca

El vecindario y la cultura influyen en la salud cardíaca
Solo un 20% del riesgo cardiovascular es genético, el otro 80% es de comportamiento o ambiental.

Hacer ejercicio regularmente, consumir una dieta baja en grasas, controlar tu peso y evitar el cigarrillo o el alcohol, son medidas conocidas para reducir problemas del corazón.

Sin embargo, no serían los únicos factores a tener en cuenta, la American Heart Association (AHA) reconoció que los factores ambientales y culturales también harían una diferencia.

Se conoce como determinantes sociales de la salud a los factores que influyen en dónde y cómo las personas viven, aprenden, trabajan y juegan, proporcionando un contexto de sus vidas.

Las nuevas pautas de prevención desarrolladas por la AHA y el American College of Cardiology reconocen que las "desigualdades socioeconómicas son determinantes importantes" del riesgo cardiovascular.

La Dra. Michelle Albert, profesora de medicina en la Universidad de California y redactora de la guía, reconoció que los médicos deben abordar los determinantes sociales cuando trabajan con pacientes de la misma manera que lo hacen con el hábito de fumar o con las estrategias para reducir la presión arterial o el colesterol.

"Los determinantes sociales deben ser parte de la conversación sobre prevención cardiovascular con los pacientes. Los médicos saben que estas cosas son importantes, pero en general, simplemente se enfocaron en los factores de riesgo tradicionales", dijo Albert.

Una amenaza importante

La enfermedad cardíaca es la principal causa de muerte en el mundo, tanto para hombres como mujeres. Si bien abarca muchos padecimientos, se caracteriza por afectar el funcionamiento de nuestros vasos sanguíneos y arterias, lo que dificulta la circulación de la sangre. La enfermedad cardíaca coronaria es el tipo más común.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), 1 de cada 4 personas en EE. UU. (alrededor de 610,000) mueren por este tipo de problema.

Cada año aproximadamente 735,000 personas sufren un ataque al corazón, 525,000 por primera vez y 210,000 ocurre en personas que ya lo han padecido.

Existen diferencias dependiendo la herencia racial o étnica, por ejemplo, casi la mitad de los adultos afroamericanos tienen algún tipo de enfermedad cardiovascular, en comparación con aproximadamente un tercio de los adultos caucásicos.

Mientras que los hispanos, a pesar de mostrar tasas más altas de diabetes, obesidad y otros factores de riesgo cardiovascular, tienen un 25% menos de probabilidades de morir a causa de esta enfermedad que los caucásicos.

Sin embargo, Albert afirmó que solo un 20% del riesgo cardiovascular es genético. El otro 80% es de comportamiento o ambiental.

"Nuestras directrices anteriores se centraban en los riesgos tradicionales cuando, de hecho, los determinantes sociales están impulsando estas guías, especialmente para aquellas comunidades donde persiste la adversidad socioeconómica y, por lo tanto, las brechas en la mortalidad cardiovascular", explicó.

La importancia del trasfondo

Según la Dra. Tiffany Powell-Wiley, jefa del laboratorio de Determinantes Sociales de la Obesidad y Riesgo Cardiovascular de National Heart, Lung, y el Instituto de la Sangre, los determinantes sociales de la salud influyen en los factores y comportamientos de salud cardiovascular de una persona.

Por ello, permitir o promover que los pacientes pongan en contexto sus vidas puede ser la clave para que sigan los consejos de un médico.

"Si vives en una comunidad donde no hay aceras u oportunidades para ser físicamente activo, y un médico te dice que hagas más ejercicio, esto puede entrarte por un oído y salirte por el otro", dijo Powell-Wiley.

Y agregó "Si te dicen que necesitas comer una mejor dieta, pero no tienes acceso a alimentos saludables en tu comunidad porque la tienda más cercana es una estación de servicio, el concepto de alimentación saludable puede no existir para ti".

Las nuevas pautas sugieren formas para que los proveedores de atención médica incorporen el estilo de vida, los antecedentes, creencias e ideales culturales de un paciente.

Albert concluyó que esto puede ser determinante cuando se trata de aconsejar a las personas sobre la reducción de los riesgos cardiovasculares "Hacer frente a los determinantes sociales puede darte mayores beneficios que probablemente tomar una píldora".

Más información sobre el corazón:

Comparte tu opinión