SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

1 de cada 4 trabajadores estadounidenses sufre dolor de espalda



Si le duele la espalda cuando trabaja, no está exactamente solo: una nueva investigación muestra que casi 40 millones de trabajadores estadounidenses sufren de dolor lumbar crónico.

En total, esto equivale a más de una cuarta parte de la fuerza de trabajo, que reporta un dolor lumbar tan grave que afecta su capacidad de trabajar. Aunque estos hallazgos ya son sorprendentes, los investigadores creen que muchos más trabajadores sufren de dolor lumbar que lo que el estudio captó.

"Muchos casos de dolor de espalda se han atribuido al trabajo, pero la mayoría de los trabajadores no han ni siquiera hablado con el médico sobre si pudiera relacionarse con el trabajo", comentó la autora principal, la Dra. Sara Luckhaupt, funcionaria médica en el Instituto Nacional para la Seguridad y Salud Ocupacional de EE. UU.

Además, muchos trabajadores faltan al trabajo debido al dolor o cambian de trabajo debido a este, dijo.

Luckhaupt apuntó que tanto hombres como mujeres reportaron que sufrían de dolor lumbar. Era más probable que los que sufrían del dolor tuvieran de 45 a 64 años. La obesidad también puede contribuir al dolor lumbar, añadió.

La mayor cantidad de trabajadores con dolor lumbar trabajaban en la construcción, en el mantenimiento de edificios y en la limpieza de terrenos, apuntó Luckhaupt, "es decir, trabajos que requieren mucha labor manual".

Además, las personas cuyos trabajos requerían que levantaran objetos, que halaran objetos o que estuvieran de pie reportaron más dolor lumbar, señaló Luckhaupt.

Un especialista dijo que es difícil determinar si el dolor lumbar de alguien en realidad se relaciona con el trabajo.

"El ambiente laboral puede empeorar el dolor de espalda, pero con frecuencia es difícil asignar factores causales al dolor de espalda si no hay un incidente específico", apuntó el Dr. Qusai Hammouri, cirujano ortopédico en el Hospital de la Universidad de Staten Island, en la ciudad de Nueva York.

"Entonces, es difícil decir si el trabajo causó el dolor de espalda de una persona, o si tenía un dolor de espalda que empeoró cuando trabajó más", comentó Hammouri, que no participó en la investigación.

En el estudio, Luckhaupt y sus colaboradores encuestaron a más de 19,000 adultos en 2015. Se preguntó a los participantes si tenían dolor lumbar y si se relacionaba con el trabajo, y si el dolor afectaba a su trabajo.

Más de una cuarta parte de los encuestados (un 26 por ciento) dijeron que sufrían de dolor lumbar. Al extrapolar los datos, los investigadores determinaron que eso representa a casi 40 millones de trabajadores.

El informe aparece en la edición en línea del 13 de mayo de la revista Annals of Internal Medicine.

Otro experto que no participó en el estudio afirma que los movimientos repetitivos pueden empeorar el dolor lumbar.

"El dolor en la espalda en los adultos en edad laboral que por lo demás están bien ocurre sin una causa violenta y es exacerbado por el movimiento de la zona lumbar", comentó el Dr. Nortin Hadler, profesor emérito de medicina, microbiología e inmunología en la Universidad de Carolina del Norte, en Chapel Hill.

Hadler añadió que este tipo de dolor no necesariamente se relaciona con el trabajo. "Puede comenzar en los trabajadores cuando no están en el trabajo, y persistir fuera del trabajo", dijo.

Por ejemplo, levantar un paquete puede resultar difícil, ya sea en el almacén, o "de la cuna [por ejemplo el bebé], cuando el 'paquete' no tiene asas y se mueve", dijo Hadler.

Luckhaupt comentó que, con frecuencia, tratar el dolor lumbar implica varios tipos de tratamientos, incluyendo la fisioterapia y los analgésicos.

Añadió que con frecuencia el dolor se puede controlar con analgésicos no opioides.

"Lo más importante es que los trabajadores con dolor de espalda deben hablar con sus empresas para ver si hay cosas que puedan hacer para que estén más sanos", planteó Luckhaupt.

Más información

Visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. para más información sobre el dolor de espalda en el lugar de trabajo.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad