Una revisión encuentra que el ejercicio sí ayuda a las personas con enfermedad de Parkinson

MIÉRCOLES, 22 de marzo de 2023 (HealthDay News) -- El ejercicio puede ayudar a mejorar los síntomas relacionados con el movimiento en las personas que sufren de la enfermedad de Parkinson, encuentra una nueva revisión.

Y cualquier tipo de ejercicio estructurado es mejor que no hacer nada, añadieron los investigadores. Los hallazgos se publicaron en una edición reciente de la revista Cochrane Reviews.

Una revisión encuentra que el ejercicio sí ayuda a las personas con enfermedad de Parkinson

"La enfermedad de Parkinson no se puede curar, pero los síntomas se pueden aliviar, y la fisioterapia y otras formas de ejercicio también podrían ayudar. Hasta ahora, no ha estado claro si algunos tipos de ejercicio funcionan mejor que otros", comentó Elke Kalbe, profesora de psicología médica de la Universidad de Colonia, en Alemania.

"Deseábamos averiguar qué ejercicio es el que mejor funciona para mejorar el movimiento y la calidad de vida", señaló en un comunicado de prensa de la revista.

La enfermedad de Parkinson es un trastorno progresivo del sistema nervioso, que afecta sobre todo a las personas de a partir de 60 años. Entre los síntomas se pueden encontrar temblores, rigidez, lentitud de movimiento, problemas de equilibrio y falta de coordinación. Los pacientes también pueden tener problemas emocionales y del estado de ánimo, fatiga, problemas para dormir y dificultades del pensamiento.

En la nueva revisión, los investigadores analizaron 156 ensayos aleatorios controlados, que compararon el ejercicio con no hacer ejercicio, y distintos tipos de ejercicio.

En los ensayos participaron 8,000 personas de todo el mundo, lo que los autores afirman que la convierte en la revisión sistemática más grande y completa sobre los efectos del ejercicio físico en las personas con Parkinson.

Los revisores encontraron que el ejercicio físico, lo que incluyó al baile, el ejercicio en agua, el ejercicio de fuerza y resistencia, el ejercicio aeróbico, el tai chi, el yoga y la fisioterapia lograron unas mejoras entre leves y grandes en la gravedad de los síntomas motores y la calidad de vida de estos pacientes.

La mayoría de los participantes tenían una enfermedad entre leve y moderada, sin un deterioro de sus procesos de pensamiento. Su rango de edad era de entre 60 y 74 años.

"Observamos unas mejoras clínicamente significativas en la gravedad de los síntomas motores con la mayoría de tipos de ejercicio. Estos incluyeron el baile, el entrenamiento para mejorar el paso, el equilibrio y el movimiento, el entrenamiento con ejercicios múltiples y el entrenamiento de mente y cuerpo", aseguró el primer autor del estudio, Moritz Ernst, también de la Universidad de Colonia.

"Observamos beneficios similares en la gravedad de los síntomas motores con el entrenamiento acuático, el entrenamiento de fuerza y resistencia, y el entrenamiento aeróbico, pero los estimados de las mejoras fueron más bien imprecisos, lo que significa que no tenemos tanta confianza al decir que estas mejoras son clínicamente significativas", señaló Ernst en el comunicado.

En cuanto a las mejoras en la calidad de vida, los investigadores encontraron unos efectos beneficiosos con el entrenamiento acuático, y unos efectos que probablemente tuvieran una significación clínica con varios tipos de ejercicio, entre ellos el entrenamiento aeróbico, el entrenamiento de mente y cuerpo, el entrenamiento para mejorar el paso, el equilibrio y el movimiento, y el entrenamiento con ejercicios múltiples.

Algunos de los estudios de la revisión eran pequeños, y no todos proveyeron información sobre la gravedad de los síntomas motores y la calidad de vida de todos los participantes.

Pero los autores afirman que su revisión resalta que la mayoría de los tipos de ejercicio produjeron unas mejoras significativas.

"Pensamos que nuestros resultados son una buena noticia, porque indican que las personas con enfermedad de Parkinson pueden beneficiarse de varios programas de ejercicio estructurado para mejorar la gravedad de los síntomas motores y la calidad de vida", apuntó Kalbe.

"Es importante apuntar que nuestras conclusiones no descartan que ciertos síntomas motores quizá se puedan tratar de la manera más efectiva en tratamientos, como la fisioterapia, que se han diseñado de forma más específica para las personas con enfermedad de Parkinson", añadió.

Más información

Los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU. ofrecen más información sobre la enfermedad de Parkinson.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Cochrane Reviews, news release, March 15, 2023

Comparte tu opinión