Una 'descarga' en el cerebro podría frenar el tabaquismo

VIERNES, 6 de agosto de 2021 (HealthDay News) -- Un tipo de "descarga" en el cerebro, una técnica conocida como estimulación cerebral no invasiva (ECNI), podría ayudar a los fumadores empedernidos a reducir su hábito, sugiere una nueva revisión de las investigaciones.

La nicotina puede provocar cambios en el cerebro que dificultan abandonar el hábito, y los investigadores han estado buscando formas para utilizar las técnicas de ECNI para contrarrestar la actividad cerebral anómala provocada por la adicción a la nicotina.

Una 'descarga' en el cerebro podría frenar el tabaquismo

En esta revisión, los investigadores analizaron 12 ensayos sobre distintos métodos de ECNI, con un total combinado de 710 personas adictas a la nicotina.

Varias técnicas mostraron unos resultados promisorios, pero la estimulación magnética transcraneal repetitiva (EMTr) de alta frecuencia de un área del cerebro implicada en la memoria y en la toma de decisiones se asoció con la mayor reducción en el número de cigarrillos que fumaban al día.

Ninguna de las técnicas de ECNI revisadas parecieron reducir la intensidad del deseo de nicotina o de la adicción.

La ECNI podría fomentar la liberación de la dopamina y contrarrestar el sistema de recompensa del cerebro, y ayudar a los fumadores a gestionar los deseos intensos y la abstinencia de los síntomas, según el autor del estudio, el Dr. Cheng-Ta Li, del Hospital General de Veteranos de Taipéi, en Taiwán, y sus colaboradores.

Los hallazgos se publicaron en la edición del 4 de agosto de la revista Addiction.

Li y su equipo anotaron que las tasas de abandono del ensayo entre los participantes que se sometieron a cualquiera de los métodos de ECNI no fueron significativamente distintas que las de los grupos de control. Esto sugiere que estos tratamientos se toleran bien, apuntaron los investigadores en un comunicado de prensa de la revista.

La nicotina afecta la liberación de neurotransmisores en el cerebro, lo que aumenta la actividad cerebral y la liberación de dopamina. Unos niveles más altos de dopamina proveen unas sensaciones de placer a los fumadores, comentaron los autores.

La exposición a largo plazo a la dopamina hace que el cerebro produzca más receptores para gestionar el aumento en la actividad cerebral. Cuando un fumador intenta abandonar el hábito y los niveles de nicotina caen, una reducción en la actividad del sistema de recompensa del cerebro provoca síntomas de abstinencia que hacen que reducir o abandonar el hábito de fumar sea difícil.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen una guía para dejar de fumar.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Addiction, news release, Aug. 4, 2021

Comparte tu opinión