Un tejido peniano artificial restaura la función en un estudio con cerdos

JUEVES, 5 de enero de 2023 (HealthDay News) -- Un nuevo estudio con cerdos se muestra promisorio para reparar las lesiones penianas en los humanos.

Unos científicos de China desarrollaron un tejido sintético que, según informan, repara las lesiones y restaura una función eréctil normal en los cerdos. Esta túnica albugínea artificial (TAA) imita a una membrana fibrosa de tejido, que es necesaria para mantener las erecciones.

Un tejido peniano artificial restaura la función en un estudio con cerdos

"Notamos que es un área que ha recibido poca atención, y sin embargo la necesidad relacionada es inmensa", señaló el coautor del estudio, Xuetao Shi, investigador de la Universidad de Tecnología del Sur de China, en Guangzhou.

Los investigadores estiman que alrededor de la mitad de los hombres de 40 a 70 años tienen alguna forma de disfunción eréctil. Alrededor de un 5 por ciento sufren de la enfermedad de Peyronie, que provoca dolor cuando se forma un tejido cicatrizado en la membrana de la túnica albugínea, que se extiende a lo largo del pene. Es un trastorno del tejido conectivo que también puede ocurrir debido a una lesión durante la actividad sexual.

Shi dijo que los hallazgos de laboratorio resultaron incluso mejor de lo previsto.

"Previmos en gran medida los problemas y resultados del proceso de reconstrucción con la TAA, pero de cualquier forma los resultados de los experimentos con animales nos sorprendieron, en que el pene recuperó la erección normal de inmediato tras el uso de la TAA", aseguró Shi.

La TAA logra funciones parecidas a las del tejido al imitar la microestructura de los tejidos naturales, añadió Shi. Quizá esto también se pueda ampliar a muchos otros tejidos que soportan cargas.

Los hallazgos se publicaron en la edición del 4 de enero de la revista Matter.

El equipo de la investigación desarrolló este tejido sintético con alcohol de polivinilo, que tiene una estructura de fibras rizadas similares al tejido natural. También pudieron determinar que no sería nocivo para otros tejidos del cuerpo, una complicación que puede ocurrir con los tratamientos actuales.

Los investigadores evaluaron el nuevo método en cerdos miniatura Bama, y encontraron que el tejido artificial restauró la función eréctil. Tras un análisis de un mes, el equipo determinó que aunque el tejido artificial no restauró la microestructura que rodea al tejido natural, desarrolló una fibrosis que era comparable a la del tejido normal. También permitió una erección normal tras inyectar el pene con solución salina.

Es demasiado pronto para saber si los resultados del estudio se replicarían en humanos.

Aun así, "los resultados un mes tras el procedimiento mostraron que el grupo de TAA alcanzó unos resultados de reparación buenos, aunque no perfectos", apuntó Shi en un comunicado de prensa de la revista.

En general, en las lesiones del pene, los nervios circundantes también se dañan, al igual que un tejido esponjoso que abarca la vaina del pene. Esto hace que la reparación sea incluso más difícil.

"En esta etapa, nuestro trabajo se enfoca en la reparación de un solo tejido del pene, y la próxima etapa sopesará la reparación del defecto peniano general o la construcción de un pene artificial desde una perspectiva integral", apuntó Shi.

Más información

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. ofrece más información sobre la disfunción eréctil.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Matter, news release, Jan. 4, 2023

Comparte tu opinión