Reducir los carbohidratos podría reducir el riesgo de diabetes

JUEVES, 27 de octubre de 2022 (HealthDay News) -- Las personas en riesgo de desarrollar diabetes podrían hacerse un favor si comen menos carbohidratos, según una investigación reciente.

Aunque las dietas bajas en carbohidratos son un próximo paso común para alguien que recibe un diagnóstico de la enfermedad, las personas prediabéticas o con una diabetes que no se trata con medicamentos no tienen por qué esperar para implementar la reducción y observar los beneficios para sus niveles de azúcar en la sangre.

Reducir los carbohidratos podría reducir el riesgo de diabetes

"El mensaje clave es que una dieta baja en carbohidratos, si se mantiene, podría ser un método útil para prevenir y tratar a la diabetes tipo 2, pero se necesita más investigación", señaló la autora principal, Kirsten Dorans, profesora asistente de epidemiología de la Facultad de Salud Púbica y Medicina Tropical de la Universidad de Tulane, en Nueva Orleáns.

En el estudio, los investigadores estudiaron a dos grupos, cada uno con 75 personas. En uno, se asignó a los participantes a una dieta baja en carbohidratos. Las demás comieron como de costumbre.

Seis meses después, el grupo de la dieta baja en carbohidratos tuvo unas reducciones más grandes en la A1C, que es un marcador de los niveles de azúcar en la sangre. Ese grupo también perdió peso y tenía unos niveles de azúcar en la sangre en ayunas más bajos.

Aunque el estudio no prueba que una dieta baja en carbohidratos prevenga la diabetes, abre la puerta a más investigaciones sobre cómo resolver los riesgos de salud de los que tienen prediabetes y diabetes que no se trata con medicamentos, planteó Dorans.

"Ya sabemos que una dieta baja en carbohidratos es un método dietético que se usa en las personas que sufren de diabetes tipo 2, pero no hay muchas evidencias sobre los efectos de esta dieta en el azúcar en la sangre en las personas con prediabetes", comentó Dorans en un comunicado de prensa de la universidad. "En el futuro, se podrían realizar trabajos para ver si este método dietético tal vez sea un método alternativo para la prevención de la diabetes tipo 2".

El azúcar en la sangre de los participantes del estudio abarcaba niveles desde prediabéticos hasta diabéticos. Los niveles de A1C se redujeron un 0.23 por ciento más en el grupo bajo en carbohidratos que en el grupo de la dieta usual.

Esto es "modesto, pero tiene relevancia clínica", aseguró Dorans.

Aunque alrededor de la mitad de las calorías que comieron los participantes del grupo bajo en carbohidratos provenían de la grasa, se trataba sobre todo de grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas saludables, que se encuentran en alimentos como el aceite de oliva y los frutos secos.

Los hallazgos se publicaron en la edición del 26 de octubre de la revista JAMA Network Open.

Alrededor de 37 millones de estadounidenses tienen diabetes, y 96 millones tienen prediabetes. Más de un 80 por ciento de los que sufren de prediabetes no lo saben, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

La prediabetes aumenta el riesgo de una persona de desarrollar diabetes tipo 2, y además de ataque cardiaco y accidente cerebrovascular.

La diabetes ocurre cuando el cuerpo no utiliza la insulina como debería, y no puede regular los niveles de azúcar en la sangre. Más o menos un 90 por ciento de las personas que sufren de la afección tienen diabetes tipo 2. Entre los síntomas se pueden encontrar una vista borrosa, entumecimiento de las manos y los pies, y cansancio general. Puede conducir a enfermedad cardiaca, pérdida de la visión y enfermedad renal.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre la diabetes.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Tulane University, news release, Oct. 26, 2022

Comparte tu opinión