¿Podría la Viagra ayudar a prevenir el Alzheimer?

LUNES, 6 de diciembre de 2021 (HealthDay News) -- La Viagra, un fármaco que se utiliza para tratar la disfunción eréctil, podría tener un doble uso, como arma contra la enfermedad de Alzheimer, sugiere un estudio reciente.

Al observar los datos de más de 7 millones de estadounidenses, los investigadores descubrieron que los que tomaban el fármaco presentaban una reducción del 69 por ciento en las probabilidades de desarrollar Alzheimer, cuando se les comparó con los que no lo usaban.

¿Podría la Viagra ayudar a prevenir el Alzheimer?

Entonces, en experimentos de laboratorio, los investigadores mostraron que el medicamento pareció dirigirse al proceso subyacente de la enfermedad de Alzheimer.

Aun así, los hallazgos no deben hacer que nadie se apresure a ir al médico para que le dé una receta de Viagra, advirtieron los investigadores.

Pero sí plantean que se realicen ensayos clínicos para evaluar el fármaco contra el Alzheimer, comentó el investigador sénior, Feixiong Cheng, del Instituto de Medicina Genómica de la Clínica Cleveland.

La Viagra, que se vende genéricamente como sildenafil, fue aprobada hace más de 20 años para tratar la disfunción eréctil. El sildenafil se aprobó más adelante con una marca distinta (Revatio) para la hipertensión pulmonar, una forma de presión arterial alta que afecta a los pulmones.

El medicamento funciona al inhibir una proteína llamada fosfodiesterasa 5, lo que a su vez permite que los vasos sanguíneos se relajen y se ensanchen, lo que mejora el flujo sanguíneo.

Pero en el cerebro también hay fosfodiesterasas, señaló Cheng. Y una investigación reciente de laboratorio ha sugerido que el sildenafil podría inhibir a la acumulación anómala de proteína que es una característica de la enfermedad de Alzheimer. En ratones de laboratorio que se modificaron para que sufrieran una afección parecida al Alzheimer, el sildenafil mostró acción contra estas proteínas, y mejoró la memoria y la formación de células cerebrales.

Los nuevos hallazgos, que se publicaron en la edición en línea del 6 de diciembre de la revista Nature Aging, fortalecen el argumento para estudiar el fármaco como un tratamiento para el Alzheimer, enfatizó Cheng.

Si esto sucede, el sildenafil se uniría a una creciente lista de medicamentos aprobados a los que los investigadores esperan "reconvertir" en tratamientos para el Alzheimer.

Unos medicamentos para afecciones que abarcan desde la diabetes hasta la hipertensión y el cáncer ya se están investigando con este mismo objetivo, dijo el Dr. Howard Fillit, director ejecutivo fundador de la Alzheimer's Drug Discovery Foundation, una organización sin fines de lucro.

La fundación fue uno de los múltiples financiadores del estudio actual, y el principal fueron los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU.

Fillit se mostró de acuerdo en que los hallazgos deberían ayudar a llevar al sildenafil a ensayos sobre el Alzheimer. En última instancia, apuntó, todo el mundo cree que luchar contra una enfermedad tan compleja como el Alzheimer conllevará múltiples métodos y combinaciones de medicamentos.

"Necesitaremos múltiples terapias que se dirijan a las distintas cosas que van mal en el cerebro en el Alzheimer", explicó Fillit.

Reconvertir medicamentos aprobados tiene ventajas obvias frente a comenzar a desarrollar las terapias nuevas desde cero. Los medicamentos aprobados tienen un historial de seguridad conocido, y pueden llevarse a ensayos con una rapidez relativa, y con menos gasto.

Por supuesto, apuntó Fillit, la elección de cuáles medicamentos reconvertir debe tener un fundamento.

En el estudio más reciente, el equipo de Cheng comenzó con la premisa de que los medicamentos que afectaran a dos proteínas (la amiloide y la tau) tendrían el mayor potencial contra el Alzheimer. La enfermedad se caracteriza por una aglomeración anómala de estas proteínas en el cerebro, conocidas comúnmente como placas y ovillos.

Cheng apuntó que la investigación ha mostrado que la interacción entre la amiloide y la tau es más importante que cualquiera de las dos sustancias por sí solas en el proceso del Alzheimer.

Su equipo evaluó más de 1,600 fármacos aprobados, utilizaron datos genéticos y de otros tipos, y al final determinaron que el sildenafil es el mejor candidato como posible terapia para el Alzheimer.

Luego, utilizaron reclamaciones de seguro de salud de más de 7 millones de estadounidenses, para ver si los usuarios de sildenafil tenían un riesgo más bajo de Alzheimer. Y, en promedio, tenían un riesgo un 69 por ciento más bajo de ser diagnosticados con la enfermedad cerebral a lo largo de seis años, en comparación con los no usuarios.

La reducción en el riesgo se observó entre las personas con enfermedad cardiaca, hipertensión o diabetes (todas factores de riesgo de la demencia), además de en las personas sin estas afecciones, apuntó Cheng.

Los usuarios del sildenafil tenían un riesgo más bajo de Alzheimer incluso cuando se les comparaba con personas que tomaban el antihipertensivo losartán o el medicamento para la diabetes metformina, los cuales se están estudiando actualmente para luchar contra la demencia.

Por último, en experimentos con células tomadas de pacientes con Alzheimer, los investigadores encontraron que el sildenafil parecía inhibir a la tau y respaldar el crecimiento de las células cerebrales.

"Este respalda la realización de un ensayo clínico, y entonces tendremos una respuesta", planteó Fillit. "No lo sabremos hasta que hagamos ensayos".

Y aunque la mayoría de los usuarios actuales de sildenafil son hombres, esos ensayos deben incluir a ambos sexos, apuntó el equipo de Cheng.

Por ahora, Fillit dijo que las personas pueden ayudar a proteger su salud cerebral a través de las decisiones sobre el estilo de vida, lo que incluye el ejercicio regular, comer una dieta saludable, no fumar y controlar afecciones como la hipertensión y la diabetes.

"No es bueno solo para el corazón, sino también para el cerebro", añadió.

Más información

La Asociación del Alzheimer (Alzheimer's Association) ofrece más información sobre la reducción del riesgo de Alzheimer.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Feixiong Cheng, PhD, assistant staff, Genomic Medicine Institute, Cleveland Clinic, Ohio; Howard Fillit, MD, founding executive director, chief science officer, Alzheimer's Drug Discovery Foundation, New York City; Nature Aging, Dec. 6, 2021, online

Comparte tu opinión