La equinoterapia: los caballos ayudan a los veteranos con TEPT

MIÉRCOLES, 1 de septiembre de 2021 (HealthDay News) -- Matthew Ryba, un veterano del Cuerpo de Marines que estuvo tanto en Irak como en Afganistán, comprende lo que la vida en una zona de combate puede hacerle a las mentes de los soldados, dejando a muchos con un trastorno por estrés postraumático (TEPT).

Ahora, una investigación reciente muestra que la equinoterapia podría hacer mucho por comenzar el proceso de sanación de estos veteranos. En el programa, los participantes aprendieron sobre los caballos, les acariciaron los flancos, les limpiaron los cascos y desarrollaron confianza con los animales.

La equinoterapia: los caballos ayudan a los veteranos con TEPT

"Vimos con el estudio a muchas personas que no estaban dispuestas a acudir a una terapia tradicional, porque tenían una idea de lo que era la terapia de salud mental porque les habían enseñado la actitud de 'no necesito ayuda. Soy un militar. Soy más fuerte que este tipo de cosa'", comentó Ryba, que es ahora director de alcance y educación comunitarias del Centro de Bienestar para las Familias Militares del Centro Médico Presbiteriano de Nueva York/Universidad de Columbia, en la ciudad de Nueva York.

"Cuando se dieron cuenta de esto, no quiero llamarlo una relación dependiente con un caballo, sino más bien como iguales respecto al equilibrio emocional con el caballo, y se dieron cuenta de que quizá necesitaban ayuda", señaló. "Fue un buen paso intermedio hacia una terapia tradicional".

La retirada de EE. UU. de Afganistán y el ataque que provocó docenas de muertes, entre ellas las de 13 miembros del ejército de EE. UU. la semana pasada, está desenterrando muchos recuerdos de los veteranos, anotó Ryba.

"Estamos en un momento muy crucial en que programas como este... y otros programas de respaldo para los veteranos son importantísimos", aseguró Ryba. "Vemos que la tasa de suicidio continúa en aumento. Estos problemas están empeorando, no mejorando, y de verdad necesitamos el respaldo del público y de otros para poder financiar este tipo de investigación, para que podamos encontrar las herramientas para poder ayudar a los veteranos que lo necesiten".

El nuevo estudio evaluó el programa de equinoterapia conocido como proyecto Man O' War para los veteranos en el Centro Ecuestre Bergen, en la parte noreste de Nueva Jersey.

Los autores del estudio, Prudence Fisher, científica investigadora del Instituto Psiquiátrico Estatal de Nueva York, y Yuval Neria, profesor de psicología médica del Centro Médico de la Universidad de Columbia, fundaron el proyecto de equinoterapia. Ryba ayudó a reclutar a los veteranos para el programa naciente.

Alivio de los síntomas

"Estábamos completamente abiertos a que no funcionara", dijo Fisher.

El estudio se llevó a cabo de julio de 2026 a julio de 2019, e inscribió a 63 veteranos con TEPT. Eran hombres y mujeres de edades muy distintas. Su TEPT fue evaluado por un profesional clínico y mediante autorreportes, antes de que comenzaran el programa, a mitad del tratamiento, después del tratamiento y tres meses más tarde.

Los investigadores agruparon a los participantes en equipos, generalmente de cuatro veteranos más dos caballos, un profesional de la salud mental, un experto equino y un tercer miembro del personal, para que fuera un observador adicional.

Los participantes recibieron ocho semanas de sesiones semanales de 90 minutos con los caballos, en que podían hablar sobre su TEPT, pero no hablaban de forma específica sobre sus traumas.

Además de grabar y evaluar el proceso, los investigadores trabajaron con unos escritores de manuales para crear un manual detallado sobre el protocolo de la terapia, para ayudar a orientar otros programas en el futuro.

Los investigadores encontraron que la terapia con respaldo equipo (TRE) se mostró realmente promisoria.

"Nuestro estudio diría que podría funcionar, pero lo que observamos fue si un tipo específico funcionaba. No hablamos en nombre de la terapia con respaldo equino como el campo completo", aclaró Fisher. "Pero creo que es una indicación de verdad buena de que sí funciona, de que tiene algo que puede ser de verdad muy útil".

Los veteranos tuvieron una mejora notable en los síntomas de TEPT y en la depresión tras el final del tratamiento, que persistía incluso tres meses después.

¿Un paso intermedio hacia más terapia?

Aunque ya se ha iniciado entrenamiento para ayudar a otros programas a probar este tipo de proyecto, quizá no sea adecuado para todos los programas basados en equinos, comentó Fisher. Tener un profesional de la salud mental en el equipo es esencial para ciertas afecciones de la salud mental, señaló.

"El TEPT es una enfermedad grave. Las personas pueden empeorar. Mi opinión personal es que si alguien va a un programa y piensa que está obteniendo un tratamiento, entonces quizá no vaya a [otro] tratamiento que podría ayudarlo", dijo Fisher. "Es realmente importante contar con alguien que vigile lo que sucede y que sepa si la persona está empeorando o mejorando".

El programa es una introducción suave a la terapia, que ofrece a los participantes oportunidades para centrarse, ayudarse mutuamente, y aprender sobre la comunicación y la autorregulación, añadió Fisher.

El estudio fue un ensayo abierto, lo que dificulta decir que los cambios que los participantes experimentaron se debieron específicamente a los caballos. Un ensayo aleatorio y controlado, con distintos tipos de tratamientos, sería más definitivo. Los hallazgos se publicaron en la edición del 31 de agosto de la revista Journal of Clinical Psychiatry.

Los resultados del estudio son alentadores, comentó el Dr. Stephen Stern, psiquiatra y profesor adjunto del Departamento de Psiquiatría y Ciencias de la Conducta del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas, en San Antonio. También es importante tener cuidado con cómo interpretarlo, añadió.

Es probable que tanto el personal como los participantes sintieran entusiasmo, lo que puede tener un efecto en los síntomas de las personas, apuntó Stern, que no participó en la investigación. El estudio también incluyó mucha interacción humana con los veteranos en grupos pequeños y con el personal del estudio, lo que alivió parte de la soledad que experimentan las personas con TEPT.

"Creo que el trabajo en sí fue muy bueno y que no exageraron sus resultados para nada, pero pienso que es importante que el público no lo interprete en exceso", aconsejó Stern. "Sí, es alentador, pero no sabemos hasta que grado esta terapia de verdad tuvo un efecto, y debemos estudiarla más".

Más información

El Instituto Nacional de la Salud Mental de EE. UU. ofrece más información sobre el trastorno por estrés postraumático.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Prudence Fisher, PhD, co-director, Man O' War project, and associate professor, clinical psychiatric social work, department of psychiatry, Columbia University College of Physicians and Surgeons, and research scientist, New York State Psychiatric Institute; Stephen Stern, MD, adjunct professor, department of psychiatry and behavioral sciences, University of Texas Health Science Center at San Antonio and member, STRONG STAR (South Texas Research Organizational Network Guiding Studies on Trauma and Resilience), San Antonio; Matthew Ryba, BS, director, community outreach and education, Military Family Wellness Center, New York-Presbyterian/Columbia University Medical Center, New York City; Journal of Clinical Psychiatry, Aug. 31, 2021

Comparte tu opinión