SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

Ejercicios para las afecciones de salud crónicas

El ejercicio puede ayudar a prevenir muchas enfermedades crónicas, además de hacer que sea más fácil manejar las afecciones de salud, desde la diabetes al dolor en las articulaciones.

En cuanto a la prevención, ponte el objetivo de los 150 minutos de ejercicio recomendados cada semana, como caminar a paso rápido o andar en bicicleta. Junto con comer una dieta saludable, esto puede reducir el riesgo de diabetes en más de un tercio, y además aumentar el nivel del colesterol bueno. El ejercicio también reduce tu peso corporal, la presión arterial y los triglicéridos, y de este modo reduce los factores de riesgo clave de enfermedad cardiaca.

Si ya estás manejando una enfermedad crónica, el ejercicio podría mejorar los síntomas y reducir la cantidad de medicamentos que necesites tomar. Crea músculo, lo que ayuda moverse con más facilidad, y reduce el estrés, que puede agravar muchas afecciones de salud. El dolor de espalda y la artritis mejoran si se tiene un plan correcto de estiramientos y ejercicio. Si tienes diabetes, el ejercicio puede mejorar el control del azúcar en la sangre.

Los efectos del ejercicio en la salud en:

  • La enfermedad cardíaca: El ejercicio aeróbico regular y el entrenamiento a intervalos en particular son saludables para el corazón, al mejorar la aptitud cardiovascular.
  • El dolor de espalda: Los ejercicios de la parte central fortalecen los músculos que hay alrededor de su columna vertebral, lo que crea un mejor respaldo para su columna.
  • La artritis: El ejercicio potencia los músculos que respaldan las articulaciones, lo que hace que el movimiento sea más fácil; también alivia la rigidez.
  • La diabetes: El ejercicio le ayuda a usar la insulina de forma más efectiva y a reducir su nivel de azúcar en la sangre.
  • El asma: El ejercicio puede ayudarle a controlar los ataques.

Si estás tratando una enfermedad y no has sido activo, habla con tu médico sobre qué ejercicios son seguros, cualquier precaución debes tomar, qué tipo de incomodidad es normal, y cuáles son las señales de que hay que parar, como sentirse mareado, sin aliento o tener dolor en el pecho.

Trabajar con tu médico es especialmente importante si tiene diabetes. Dado que el ejercicio puede afectar al azúcar en la sangre, deberás tomar precauciones para evitar que el azúcar en la sangre baje demasiado durante el ejercicio.

En cuanto a la intensidad, empieza poco a poco, lo que significa que debería ser capaz de hablar, pero no de cantar, cuando haga ejercicio.

Más información

La Clínica Cleveland tiene consejos detallados sobre cómo hacer ejercicio cuando se tiene una enfermedad crónica para ayudarte a empezar de forma segura.



 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad