Zinc

¿Qué es?:

El zinc es un mineral. Se le llama un "elemento traza esencial" porque muy pequeñas cantidades de zinc son necesarias para la salud de los seres humanos. Dado que el cuerpo humano no almacena demasiado zinc, debe consumirse este mineral de manera regular como parte de la dieta. Las fuentes dietarias comunes de zinc incluyen carnes rojas, de ave y pescado. La carencia de zinc puede ser la causa de baja estatura, disminución de la capacidad para saborear los alimentos y del mal funcionamiento de los testículos y los ovarios.

El zinc se ingiere para el tratamiento y la prevención de la deficiencia de zinc y sus consecuencias, que incluyen retraso en el crecimiento y diarrea aguda en niños, cicatrización lenta de las heridas, y la enfermedad de Wilson.

Se usa también para aumentar el sistema inmunológico, mejorar el crecimiento y la salud en bebés y niños con carencia de zinc, para el tratamiento del resfrío común e infecciones recurrentes de oídos, para la gripe, las infecciones de las vías respiratorias superiores, para la prevención y tratamiento de infecciones agudas del tracto respiratorio inferior, la gripe porcina, infecciones de la vejiga, zumbido en los oídos (acúfenos) y lesiones cerebrales graves. También se usa para la malaria y otras enfermedades causadas por parásitos.

Algunas personas usan el zinc para una enfermedad de los ojos llamada degeneración macular, para la ceguera nocturna y las cataratas. También se usa para el asma; la diabetes y el daño nervioso asociado, la presión arterial alta; SIDA/VIH, complicaciones del embarazo por SIDA/VIH; diarrea por VIH y síndrome de emaciación con diarrea por SIDA, Infecciones por SIDA y altos niveles de bilirrubina en la sangre (hiperbilirrubinemia).

Además se ingiere para tratar la anorexia nerviosa, el trastorno obsesivo compulsivo, la depresión, la depresión después del parto (depresión posparto), la demencia, la boca seca, el trastorno de hiperactividad y déficit de atención (THDA), sensibilidad del el gusto disminuida (hipogeusia), encefalopatía hepática, enfermedad hepática por alcohol, enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa, enfermedad intestinal inflamatoria, aftas úlceras estomacales, úlceras en las piernas y úlceras por presión.

Ciertos hombres ingieren zinc para tratar problemas de fertilidad y displasia prostática, además de disfunción eréctil (DE).

El zinc se ingiere para tratar la osteoporosis, quistes en los ovarios, la artritis reumatoide, la artritis psoriásica, las verrugas y los calambres musculares en personas con enfermedad hepática. Además se usa para tratar la anemia drepanocítica, la picazón, la rosácea, la pérdida de cabello, la psoriasis, el eccema, el acné, un trastorno en la sangre llamado talasemia, la enfermedad de Alzheimer, el síndrome Down, la enfermedad de Hansen y la fibrosis quística.

Además se ingiere para prevenir los cánceres de esófago, colorrectal, de estómago y de cerebro; la recurrencia del cáncer de cabeza y cuello y de garganta, y el linfoma de no Hodgkin. El zinc se ingiere para prevenir la inflamación del recubrimiento del tracto digestivo, las complicaciones por quimioterapia, la anemia, las complicaciones por embarazo, incluidas la carencia de hierro, carencia de vitamina A (se ingiere con vitamina A), convulsiones, la intoxicación por arsénico, la enfermedad obstructiva crónica (EPOC), obstrucción de las arterias, leucemia, quemaduras, sarpullido del pañal, lepra y lesiones de la piel causadas por infección de leishmania.

Algunos atletas ingieren el zinc para mejorar su rendimiento atlético y fuerza.

El zinc también se aplica a la piel para el tratamiento del acné, úlceras del pie causadas por diabetes, úlceras en la pierna, sarpullido del pañal, verrugas, el envejecimiento de la piel, manchas marrones en el rostro, las infecciones del herpes simple, infecciones parasíticas, y para acelerar la cicatrización de las heridas. El zinc también se aplica en el año en personas con problemas para controlar los movimientos intestinales.

El citrato de zinc se usa en la pasta dental y los enjuagues bucales para prevenir la formación de la placa dental y la gingivitis. El zinc también se usa en la goma de mascar y los enjuagues bucales para tratar el mal aliento.

Hay un spray nasal de zinc que se puede usar en las fosas nasales para el tratamiento del resfrío común.

El sulfato de zinc se utiliza en las gotas para los ojos para tratar la irritación de los ojos.

El zinc se inyecta en la vena para mejorar la nutrición en personas con quemaduras.

Tenga en consideración que muchos productos también contienen otro metal llamado cadmio. Esto ocurre porque el zinc y cadmio son químicamente similares y a menudo se encuentran juntos en la naturaleza. La exposición a altos niveles de cadmio por un tiempo prolongado puede conducir a insuficiencia renal. La concentración de cadmio en los suplementos que contienen zinc puede variar tanto como 37 veces. Busque productos de gluconato de zinc. El gluconato de zinc invariablemente contiene la más baja concentración de cadmio.

¿Qué tan efectivo es?:

Natural Medicines Comprehensive Database (La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales) clasifica la eficacia, basada en evidencia científica, de acuerdo a la siguiente escala: Eficaz, Probablemente Eficaz, Posiblemente Eficaz, Posiblemente Ineficaz, Probablemente Ineficaz, Ineficaz, e Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación.

La clasificación de la eficacia para este producto es la siguiente:

  • Carencia de zinc. La carencia de zinc podría producirse en personas con diarrea severa, en afecciones que hacen difícil para el intestino absorber los alimentos, en los casos de cirrosis hepática y alcoholismo. También podría ocurrir después de una cirugía mayor y durante el uso a largo plazo de la alimentación por sonda en el hospital. La ingesta de zinc o la administración de zinc por vía intravenosa (VI) ayuda a restablecer los niveles de zinc en personas con carencia de zinc. Sin embargo, no se recomienda la ingesta de suplementos de zinc de manera regular.

¿Cómo funciona?:

El zinc es necesario para el crecimiento y la mantención normal del cuerpo humano. Se encuentra presente en muchos sistemas y reacciones biológicas y se necesita para el funcionamiento del sistema inmunológico, para la cicatrización de las heridas, la coagulación de la sangre, el funcionamiento de la tiroides, y mucho más. La carne, los productos lácteos, las nueces, las legumbres, y los granos enteros tienen relativamente altos niveles de zinc.

La deficiencia de zinc es común en el mundo entero, pero en los Estados Unidos no ocurre muy a menudo. Los síntomas incluyen bajo crecimiento, niveles bajos de insulina, falta de apetito, irritabilidad, caída de pelo generalizada, piel áspera y seca, cicatrización lenta de las heridas, poco sentido del gusto y del olfato, diarrea, y náusea. La deficiencia moderada de zinc está asociada con trastornos en el intestino que interfieren con la absorción de los alimentos (síndrome de mala absorción), con el alcoholismo, la insuficiencia renal crónica, y las enfermedades crónicas debilitantes.

El zinc juega un papel clave en el mantenimiento de la visión y está presente en altas concentraciones en los ojos. La deficiencia de zinc puede alterar la visión, y una deficiencia grave puede provocar cambios en la retina ( la parte de atrás del ojo adonde se enfoca la imagen).

El zinc podría también tener efectos contra los virus. Parece disminuir los síntomas del rinovirus (resfrío común), pero los investigadores todavía no pueden explicar exactamente cómo funciona esto. Además, hay algunas pruebas que indican que el zinc tiene cierta actividad contra el virus del herpes.

Puede haber una asociación entre los niveles bajos de zinc y la infertilidad masculina, la enfermedad de anemia de células falciformes, el VIH, la depresión mayor y la diabetes de tipo 2 y estas pueden ser combatidas tomando un suplemento de zinc.

¿Hay preocupación por la seguridad de su uso?:

El zinc es PROBABLEMENTE SEGURO para la mayoría de los adultos cuando se aplica a la piel o cuando se toma por vía oral en cantidades no mayores de 40 mg por día. No se recomiendan los suplementos de cinc de rutina son la supervisión de un profesional de la salud. En ciertas personas el cinc podría causar náuseas, vómitos, diarrea, gusto a metal en la boca, lesión en los riñones y estómago entre otros efectos secundarios. El uso de cinc en la piel lastimada podría causar ardor, sensación de pinchazo, picazón y cosquilleo.

El cinc ES POSIBLEMENTE SEGURO cuando se lo ingiere en dosis mayores a 40 mg por día. Existe cierta inquietud de que la ingesta diaria de dosis mayores a 40 mg podría disminuir la cantidad de cobre que absorbe el cuerpo. La disminución de la absorción de cobre podría causar anemia.

El cinc NO ES POSIBLEMENTE SEGURO cuando se inhala por la nariz, dado que podría causar pérdida del olfato permanente. En junio de 2009, la Administración de Drogas y Alimentos de los EE. UU. (FDA) aconsejó a los consumidores no usar ciertos espray nasales que contienen cinc (Zicam) después de haber recibido 100 informes sobre pérdida de olfato. El fabricante de este espray que contiene cinc también recibió cientos de informes sobre casos de pérdida de olfato de personas que habían usado este producto. Evite el uso de espray nasales que contienen cinc.

El tomar dosis altas de zinc PROBABLEMENTE NO ES SEGURO. Dosis más altas que las cantidades recomendadas podrían producir fiebre, tos, dolor de estómago, fatiga, y muchos otros problemas.

El tomar más de 100 mg de suplemento de zinc diarios, o el tomar suplementos de zinc por 10 años o más, duplica el riesgo de desarrollar cáncer de próstata. Hay también preocupación de que tomar grandes cantidades de una multivitamina más un suplemento aparte de zinc puede aumentar las probabilidades de morir de cáncer de próstata.

El tomar 450 mg de zinc o más diarios puede producir problemas con el hierro en la sangre. Una sola dosis de 10-30 gramos de zinc puede ser fatal.

Advertencias y precauciones especiales:

Bebés y niños: El cinc ES PROBABLEMENTE SEGURO cuando se lo ingiere de manera apropiada en cantidades recomendadas. El cinc NO ES POSIBLEMENTE SEGURO cuando se lo ingiere en altas dosis.

Embarazo y lactancia: El zinc es PROBABLEMENTE SEGURO para la mayoría de las mujeres que están embarazadas o amamantando si se toma en las cantidades diarias recomendadas (RDA). Sin embargo, el cinc NO ES POSIBLEMENTE SEGURO cuando se lo usa en altas dosis por mujeres lactantes, pero NO ES PROBABLEMENTE SEGURO cuando se lo ingiere en altas dosis por mujeres embarazadas. Las mujeres embarazadas mayores de 18 años no deben tomar más de 40 mg de zinc por día; las mujeres embarazadas de 14 a 18 años no deben tomar más de 34 mg por día. Las mujeres mayores de 18 años que están amamantando no deben tomar más de 40 mg de zinc por día; las mujeres de 14 a 18 años que están amamantando no deben tomar más de 34 mg de zinc por día.

Alcoholismo: Beber alcohol en exceso y por tiempo prolongado está asociado con una mala absorción de cinc en el cuerpo.

Diabetes: Las altas dosis de cinc pueden disminuir los niveles de azúcar en la sangre en personas con diabetes. Las personas con diabetes deberían usar productos con cinc con precaución.

Hemodiálisis: Las personas sometidas a hemodiálisis parecen estar en riesgo de sufrir carencia de cinc, por lo que podrían necesitar consumir suplementos de cinc.

VIH / SIDA: Use cinc con precaución si tiene VIH / SIDA: El cinc ha sido asociado con una menor supervivencia en personas con VIH / SIDA.

Síndrome que consiste en la dificultad del cuerpo para absorber nutrientes: Las personas con síndromes de mala absorción podrían sufrir de carencia de cinc.

Artritis reumatoide (AR): Las personas con AR absorben menos cinc.

¿Existen interacciones con medicamentos?:

Amilorida (Midamor)

La amilorida (Midamor) se usa como "una píldora de agua" para ayudar a remover el exceso de agua del cuerpo. El otro efecto de la amilorida (Midamor) es que puede aumentar la cantidad de zinc en el cuerpo. El tomar suplementos de zinc junto con amilorida (Midamor) podría aumentar mucho la cantidad de zinc en su cuerpo.

Grado de interacción: Menores

Preste atención a esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Antibióticos (Antibióticos de quinolona)

El zinc podría disminuir la cantidad de antibiótico que el cuerpo absorbe. El tomar zinc junto con algunos antibióticos podría disminuir la eficacia de algunos antibióticos. Para evitar esta interacción, tome los antibióticos por lo menos 2 horas antes o 4 a 6 horas despúes de tomar suplementos de zinc.

Algunos de estos antibióticos que pueden interactuar con el cinc incluyen a ciprofloxacina (Cipro), gemifloxacina (Factive), levofloxacina (Levaquin), moxifloxacina (Avelox), y otros.

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Antibióticos (Antibióticos de tetraciclina)

El zinc se puede unir a las tetraciclinas en el estómago. Esto disminuye la cantidad de tetraciclinas que pueden ser absorbidas. El tomar zinc con tetraciclinas podría disminuir la eficacia de las tetraciclinas. Para evitar esta interacción, tome las tetraciclinas por lo menos 2 horas antes o 4 a 6 horas después de tomar suplementos de zinc.

Algunas tetraciclinas incluyen a demeclociclina (Declomycin), minociclina (Minocin), y tetraciclina (Achromycin, Sumycin).

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Atazanavir (Reyataz)

El atazanavir (Reyataz) es un medicamento usado para tratar la infección del VIH. El cinc disminuye la cantidad de atazanavir (Reyatazyl) que el cuerpo absorbe. Pero el cuerpo aún absorbe la suficiente cantidad de atazanavir (Reyataz) para que este actúe sobre el VIH. Por lo tanto, esta interacción no parece presentar un gran problema.

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Cefalexina (Keflex)

La cefalexina (Keflex) es un antibiótico usado para tratar infecciones. El cinc podría reducir la cantidad de cefalexina (Keflex) que el cuerpo absorbe cuando se ingieren juntos o cuando el cinc se ingiere 3 horas antes de la cefalexina (Keflex). Esto podría disminuir el correcto funcionamiento de la cefalexina (Keflex) sobre las infecciones. Pero la ingesta de cinc 3 horas después de tomar la cefalexina (Keflex) no afecta la absorción de la cefalexina en el cuerpo. Por lo tanto, el cinc debería tomarse 3 horas después de la ingesta de cefalexina (Keflex).

Grado de interacción: Serias

No tome esta combinación

Cisplatin (Platinol-AQ)

El cisplatin (Platinol-AQ) se usa en el tratamiento del cáncer. El tomar zinc junto con EDTA y cisplatin (Platinol-AQ) podría inactivar la terapia del cisplatin (Platinol-AQ). No se sabe con certeza, sin embargo, si la magnitud de la interferencia producida por el zinc es importante.

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Medicamentos para la diabetes (Antidepresivos)

El cinc podría disminuir los niveles de azúcar en la sangre en personas con diabetes tipo 2. Los medicamentos para la diabetes también se usan para disminuir los niveles de azúcar en la sangre. La ingesta de cinc junto con medicamentos para la diabetes podría causar una marcada disminución de los niveles de azúcar en la sangre. Controle minuciosamente sus niveles de azúcar en sangre. Podría necesitar modificar la dosis de su medicamento para la diabetes.

Algunos medicamentos usados para la diabetes incluyen glimepirida (Amaryl), gliburida (Diabeta, Glynase, PresTab, Micronase), insulina, pioglitazona (Actos), rosiglitazona (Avandia) clorpropamida (Diabinese), glipizida (Glucotrol), tolbutamida (Orinase) y otros.

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Medicamentos usados para el VIH (inhibidores de integrasa)

La ingesta de cinc junto on inhibidores de integrasa podría disminuir los niveles de los inhibidores de la integrasa en la sangre. Esto podría disminuir su eficacia. Consulte con su proveedor de salud en caso de estar tomando inhibidores de la integrasa y quiere comenzar a tomar cinc. Los inhibidores de la integrasa incluyen dolutegravir (Tivicay), elvitegravir (Vitekta) y raltegravir (Isentress).

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Penicilamina

La penicilamina se usa para la enfermedad de Wilson y la artritis reumática. El zinc podría disminuir la cantidad de penicilamina que el cuerpo absorbe y disminuir la eficacia de la penicilamina. Tome zinc y penicilamina por lo menos con 2 horas de separación.

Grado de interacción: Serias

No tome esta combinación

Ritonavir (Norvir)

El cinc podría reducir la cantidad de ritonavir (Norvir) que el cuerpo absorbe. En teoría, esto podría disminuir el funcionamiento del ritonavir (Norvir). Sin embargo, el cinc no parece disminuir los niveles de ritonavir (Norvir) hasta alcanzar los niveles necesarios para que el ritonavir (Norvir) sea eficaz. Por lo tanto, esta interacción no parece presentar un gran problema.

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

¿Existen interacciones con hierbas y suplementos?:

Ácido fólico

Los estudios sobre los efectos de los suplementos de ácido fólico en la absorción del zinc en la dieta han sido conflictivos. Dosis normales de ácido fólico probablemente no van a afectar el equilibrio de zinc en las personas que tienen una ingesta diaria adecuada de zinc.

Betacaroteno

Las altas dosis de cinc pueden disminuir los niveles de betacaroteno en la sangre.

Bromelina

Los metales como el zinc podrían disminuir los efectos de la bromelina. Sin embargo, no hay informes de esta interacción.

Calcio

Los suplementos de calcio podrían disminuir la absorción de zinc de la dieta. Usualmente esto no parece ser un gran problema. Sin embargo, se puede evitar esta interacción tomando los suplementos de calcio al acostarse en vez de tomarlo con las comidas.

Cobre

Grandes cantidades de zinc podrían disminuir la absorción del cobre. El tomar zinc en grandes dosis puede producir severa deficiencia de cobre y producir anemia, una afección en la cual la sangre no puede transportar suficiente oxígeno. Algunos síntomas de deficiencia de cobre también han ocurrido en personas que han estado tomando 150 mg/día o más de zinc por más de 2 años.

Cromo

Hay evidencia inicial que indica que si se toma el cromo y el zinc juntos podrían disminuir la absorción de ambos. Probablemente esto no significa ningún problema cuando se toman las dosis usuales de los suplementos de zinc y cromo.

EDTA

El EDTA es un compuesto químico que se le da a la gente para eliminar el exceso de metales que hay en el cuerpo, en especial el plomo. El EDTA funciona combinándose (por quelación) con el metal. Repetidas dosis altas de EDTA, como las que se usan en el tratamiento de quelación, pueden reducir el nivel de zinc en la sangre en hasta un 40%. Se han reportado síntomas de agotamiento de zinc, aún cuando se han dado suplementos de zinc (15 mg/día). Se debe controlar el nivel de zinc en la gente que está recibiendo tratamiento de quelación.

Hierbas y suplementos que podrían disminuir los niveles de azúcar en sangre

Las grandes cantidades de cinc podrían disminuir los niveles de azúcar en la sangre. La ingesta prolongada de cinc junto con otras hierbas y suplementos que tienen el mismo efecto podría causar una marcada disminución de los niveles de azúcar en la sangre en ciertas personas. Algunos de estos productos incluyen ácido alfa lipoico, melón amargo, cromo, garra del diablo, alholva, ajo, goma guar, castaño de Indias, ginseng Panax, psilio, ginseng siberiano y entre otros.

Hierro

Bajo algunas circunstancias el hierro y el zinc pueden interferir entre ellos mismos en la absorción de cada uno de ellos. Para evitar este efecto, tome estos suplementos con comida.

IP-6 (Ácido fítico)

El ácido fítico que se encuentra presente en forma natural en los alimentos puede combinarse con el zinc y disminuir su absorción; sin embargo, en las poblaciones Occidentales no se ha reportado deficiencia de zinc debido al consumo de una dieta con altos niveles de ácido fítico. Evite los suplementos de IP-6, que contienen ácido fítico, si tiene otros factores de riesgo que pueden producir deficiencia de zinc.

Magnesio

Altas dosis de suplementos de zinc (142 mg/día) o la ingesta alta de zinc (53 mg/día) parecen disminuir el equilibrio del magnesio. Pero se desconoce la importancia de esta interacción.

Manganeso

Investigaciones sugieren que los suplementos de zinc pueden aumentar al doble la cantidad de manganeso que se absorbe de los suplementos.

Riboflavina (Vitamina B2)

Investigaciones sugieren que la riboflavina puede mejorar la absorción del zinc. Pero se desconoce la importancia de esta interacción.

Vitamina A

La investigación sugiere que los suplementos de cinc pueden aumentar los niveles de vitamina A en la sangre. En teoría, el cinc podría mejorar los efectos y los efectos secundarios de la vitamina A.

Vitamina D

Investigaciones sugieren que la vitamina D está involucrada en la absorción del zinc, pero no está claro si la vitamina aumenta o disminuye la absorción del zinc.

¿Existen interacciones con alimentos?:

El tomar el sulfato de zinc con café sin azúcar en vez de tomarlo con agua disminuye a la mitad la absorción del zinc. Los investigadores no saben por qué ocurre esto o de lo importante que puede ser esta interacción.

El consumo de fibra puede disminuir la absorción del zinc. Sin embargo, con el transcurso del tiempo el cuerpo se adapta al mayor consumo de fibra y aumenta la absorción del zinc.

El fitato es una molécula que se encuentra en los granos (por ejemplo, maíz, sorgo) las legumbres, las semillas (por ejemplo, las semillas de maravilla, de zapallo), y en la soja. El fitato puede disminuir la absorción del zinc. Algunos alimentos con alto contenido de fitatos tienen también un contenido más alto de zinc (por ejemplo, el pan integral versus el pan blanco), y por lo tanto se contrarresta el efecto del fitato en la absorción del zinc. Algunas personas en los países del Medio Oriente, tienen deficiencia de zinc porque comen maíz y pan sin levadura que contienen fitatos. En las poblaciones Occidentales las personas que tienen un riesgo mayor son aquellas que consumen una dieta rica en granos sin refinar, legumbres, proteínas de soja y calcio, y una dieta pobre en proteínas animales. Sin embargo, después de un tiempo el cuerpo se adapta y absorbe el zinc y reduce las pérdidas de zinc en forma más eficiente.

El calcio puede disminuir la absorción del zinc. El riesgo de perder mucho zinc no es muy importante a menos de que se consuma gran cantidad de productos lácteos junto con suplementos de calcio. Sin embargo, después de un tiempo, el cuerpo se adapta y absorbe el zinc y reduce las pérdidas de zinc en forma más eficiente.

El zinc se combina con las proteínas y solo una vez que la proteína es digerida está disponible para ser absorbido. El tipo de proteína determina la cantidad de zinc que es absorbida. Las proteínas animales generalmente aumentan la absorción de zinc, a pesar de que hay una proteína en la leche de vaca que retarda la absorción. Las proteínas de soja también disminuyen la absorción de zinc, probablemente debido a su contenido de fitato. Estos efectos pueden influenciar el equilibrio de zinc en los infantes; los bebés obtienen la mayor parte del zinc de la leche materna, menos de la leche de vaca, y aún menos de la leche de soja. No se sabe si las dietas ricas en proteínas influyen en el equilibrio de zinc en los adultos.

Las dietas vegetarianas son a menudo ricas en granos y legumbres de manera que contienen más fitatos. La absorción de zinc es probablemente más baja, de manera que este tipo de dieta se considera que produce un mayor riesgo de agotamiento del zinc. Sin embargo, después de un tiempo el cuerpo se adapta y absorbe el zinc en forma más eficiente y reduce la pérdida de zinc.

¿Qué dosis se utiliza?:

Las siguientes dosis han sido estudiadas en investigaciones científicas:

ADULTOS
POR VÍA ORAL:

  • General: Se han establecido las siguientes cantidades diarias recomendadas (CDR) de cinc: niños y hombres de 14 en adelante, 11 mg/día; mujeres de 19 en adelante, 8 mg/día; mujeres embarazadas de 14 a 18, 13 mg/día; mujeres embarazadas de 19 en adelante, 11 mg/día; mujeres lactantes de 14 a 18, 14 mg/día; mujeres lactantes de 19 en adelante, 12 mg/día. La ingesta máxima diaria tolerable de (IM) de cinc para personas que no ingieren cinc bajo supervisión médica: adultos de 19 años en adelante (incluidas embarazadas y lactantes), 40 mg/día. El estadounidense típico consume aproximadamente 13 mg/día de cinc en la dieta; las mujeres consumen aproximadamente 9 mg/día. Diferentes tipos de sal suministran diferentes cantidades de cinc elemental. El sulfato de cinc contiene 23% de cinc elemental; 220 mg de sulfato de cinc contiene 50 mg cinc. El gluconato de cinc contiene 14,3% de cinc elemental; 10 mg de sulfato de cinc contiene 1,43 mg cinc.
  • Carencia de zinc: En personas con carencia de zinc, las recomendaciones sugieren ingerir 2 a 3 veces las cantidades diarias recomendadas (CDR) de zinc durante 6 meses. En persones con carencia moderada a grave las recomendaciones sugieren ingerir 4 a 5 veces de las cantidades diarias recomendadas durante 6 meses.
  • Diarrea: Para prevenir la diarrea en bebés, las mujeres embarazadas han usado 15 mg de cinc, con o sin 60 mg de hierro y 250 mg de ácido fólico, comenzando 10-24 semanas del embarazo hasta un mes después de dar a luz.
  • Tratamiento de la enfermedad de Wilson: El acetato de cinc (Galzin in the U.S.; Wilzin in Europe) es un medicamento aprobado por la FDA para el tratamiento de la enfermedad de Wilson. La dosis recomendada, que contiene 25-50 mg of cinc, se debe tomar 3 a 5 veces por día.
  • Para tratar el acné: Se usó 30-150 mg de zinc elemental por día.
  • Trastorno hereditario que afecta la ingesta de cinc (acrodermatitis enteropática): Se recomienda la ingesta de 2-3 mg/kg of cinc elemental or día de por vida para el tratamiento de un trastorno hereditario que afecta la ingesta de cinc.
  • Pérdida de visión relacionada con la edad (degeneración macular pro la edad): Se ha usado una combination de 80 mg de cinc elemental, 2 mg de cobre, 500 mg de vitamina C, 400 UI de vitamina E y 15 mg de betacaroteno todos los dias durante 5 años en personas con pérdida de la visión avanzada por la edad.
  • Trastorno alimenticio llamado anorexia nerviosa: se ha usado 14-50 mg de cinc elemental por día.
  • Tumores en el recto y el colon: Se ha ingerido a diario un suplemento combinados que contiene 200 mcg de selenio, 30 mg de cinc, 2 mg de vitamina A, 180 mg de vitamina C, y 30 mg de vitamina E durante 5 años.
  • Para el tratamiento del resfrío común: Se disuelve en la boca cada 2 horas mientras se está despierto y mientras están presentes los síntomas del resfrío un caramelo de gluconato o acetato de zinc que proporcione 4.5-24 mg de cinc elemental.
  • Depresión: Se ha usado 25 mg de cinc elemental todos los dias durante 12 semanas junto on medicamentos antidepresivos.
  • Trastornos del gusto (hipogeusia): Se ha usado a diario 140-450 mg de gluconato de cinc por día en hasta 3 dosis durante un máximo de 4 meses. Además, se ha usado 25 mg de cinc elemental por día durante 6 semanas. También se ha usado un producto que contiene cinc llamado polaprezinc (Promac, Zeria Pharmaceutical Co., Ltd).
  • Lesiones en la piel (lesiones por leishmania): Se ha usado a diario 2,5-10 mg/kg de sulfato de cinc en 3 dosis durante 45 días.
  • Calambres musculares: Se ha usado 220 mg de sulfato de cinc 2 veces por día durante 12 semanas.
  • Osteoporosis: Se ha usado una combinación de 15 mg de cinc junto con 5 mg de manganeso, 1000 mg de calcio y 2.5 mg.
  • Úlceras estomacales: Se ha usado a diario 300-900 mg de acexamato de cinc por día en una a 3 dosis durante un máximo de 1 año. Además, se ha usado 220 mg de sulfato de cinc 3 veces por día durante 3-6 semanas.
  • Para complicaciones relacionadas con el embarazo: Se ha ingerido a diario 25 mg de zinc junto con vitamina A durante 3 semanas para restablecer la visión en mujeres embarazadas con ceguera nocturna. Se ingirió 30 mg de zinc por día durante 6 semanas para disminuir los niveles de azúcar en la sangre en personas con diabetes durante el embarazo.
  • Úlceras por presion: Se ha usado en el hospital una dieta estándar además de 9 gramos de arginina, 500 mg de vitamina C y 30 mg de cinc todos los días durante 3 semanas.
  • Anemia drepanocítica: Se ha usado 220 mg de sulfato de cinc por día. Además, se ha usado a diario 50-75 mg de cinc elemental por día en hasta 2 dosis durante 2-3 años.
  • Úlceras en la pierna: Se ha usado 220 mg de sulfato de cinc 3 veces por día junto con vendajes en las úlceras.
  • Verrugas: 400-600 mg de sulfato de cinc todos los días durante 2-3 meses.
APLICADO EN LA PIEL:
  • Acné: Se ha aplicado en la piel acetato de zinc al 1.2% con eritromicina con 4% en forma de crema 2 veces por día.
  • Úlceras en el pie por diabetes: Se ha aplicado un el hialurónico con cinc una vez por día en las ulceras hasta curarlas.
  • Gingivitis: Se ha usado una pasta dental que contiene 0.2% a 2% citrato de cinc solo o con monofluorofosfato de sodio o 0.2% triclosán, al menos dos veces al día durante un maximo de 7 meses. Se ha usado un enjuague bucal que contiene 0.4% de sulfato de cinc y 0.15% de triclosán.
  • Mal aliento: Se ha usado dos enjuagues que contiene cinc llamados Halita y Meridol como dosis única o 2 veces por día durante 7 días. Se han usado caramelos y goma de mascar que contienen cinc.
  • Infecciones por herpes simple: Se ha usado 0.025% to 0.25% de sulfato de cinc aplicado 8 to 10 veces por día u 0.3% de óxido de cinc con glicina cada 2 horas mientras se está despierto. Se han usado productos específicos que contienen cinc (Virudermin Gel, Robugen GmbH, SuperLysine Plus +, Quantum Health, Inc., Herpigon).
  • Úlceras por presión: Se ha aplicado a diario una pasta de óxido de cinc junto con cuidados estándares durante 8-12 semanas.
  • Úlceras en la pierna: Se ha aplicado una pasta que contiene 25% de óxido de cinc como vendaje una vez por día durante 14 días del tratamiento y cada 3 días después de las 8 semanas.
  • Verrugas: Se ha aplicado 20% de un ungüento de óxido de cinc 2 veces por día durante 3 meses o hasta curarlos. Se ha aplicado en la piel 5% a 10% de sulfato de cinc 3 veces por día durante 4 semanas.
INJECTADO EN LA VENA:
  • Quemaduras: Se ha usado una solución inyectable que contiene 59 mcmol de cobre, 4.8 mcmol de selenio y 574 mcmol de cinc durante 14-21 días.
  • Trastornos del gusto (hipogeusia): Se ha agregado una solución de cinc a 10 L de un concentrado para diálisis de venta en farmacias durante 12 semanas.
  • Lesiones en la piel (lesiones por leishmania): Se ha usado una inyección de 2% de sulfato de cinc durante 6 semanas.
NIÑOS
POR VÍA ORAL:
  • General: El Instituto de Medicina ha establecido que los niveles de Ingesta Adecuada (IA) de cinc para bebés recién nacidos a 6 meses es de 2 mg/día. Para bebés de más de 6 meses y niños, se han establecido las siguientes cantidades diarias recomendadas (CDR) de cinc: bebés y niños de 7 meses a 3 años, 3 mg/día; 4 a 8 años, 5 mg/día; 9 a 13 años, 8 mg/día; mujeres jóvenes de 14 a 18 años, 9 mg/día. La ingesta máxima diaria tolerable de (IM) de cinc para personas que no ingieren cinc bajo supervisión médica es la siguiente: bebés recien nacidos hasta los 6 meses, 4 mg/día; 7 a 12 meses, 5 mg/día; niños 1 a 3 años, 7 mg/día; 4 a 8 años, 12 mg/día; 9 a 13 años, 23 mg/día; y 14 a 18 años (incluido embarazo y lactancia), 34 mg/día.
  • Trastorno hereditario que afecta la ingesta de cinc (acrodermatitis enteropática): Se recomienda la ingesta de 2-3 mg/kg of cinc elemental or día de por vida para el tratamiento de un trastorno hereditario que afecta la ingesta de cinc.
  • Trastorno alimenticio llamado anorexia nerviosa: Se ha usado 14-50 mg de cinc elemental por día.
  • Tratamiento del trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH): se ha usado una dosis de 55-150 mg de sulfato de zinc que contiene 15-40 mg de cinc elemental todos los días durante 6-12 semanas.
  • Tratamiento de resfrío común: Se ha usado un caramel que contiene 10-23 mg de gluconato de cinc disuelto en la boca cada 2 horas durante un máximo de 10 días. Se ha usado un jarabe que contiene 15 mg de cinc 2 veces por días durante un máximo de 10 días.
  • Sarpullido del pañal: Se ha usado 10 mg of cinc todos los días desde el primer o segundo día hasta los 4 meses de edad.
  • Diarrea: Se ha ingerido a diario 10-40 mg o de cinc elemental durante 7-15 días para tratar la diarrea en niños desnutridos o con carencia de cinc.
  • Lesiones en la piel (lesiones por leishmania): Se ha ingerido a diario 2,5-10 mg/kg de sulfato de cinc en 3 dosis durante 45 días.
  • Neumonía: En países en desarrollo, se ha ingerido a diario 10-70 mg de cinc elemental en niños desnutridos desde los 3 meses y hasta los 5 años de edad. Además, se ha ingerido a diario 2 mg/kg de sulfato de cinc en 2 dosis durante 5 días.
  • Intoxicación alimenticia (siguelosis): Se ha usado un jarabe multivitamínico que contiene 20 mg de cinc elemental en 2 dosis durante 2 semanas.
  • Anemia drepanocítica: Se ha ingerido a diario 10 mg de cinc elemental durante 1 años en niños de 4-10 años de edad. Además, se ha ingerido 15 mg de cinc elemental 2 veces por día durante 1 años en hombres jóvenes de 14-18 años de edad.
  • Úlceras en la pierna: Se ha usado 220 mg de sulfato de cinc 3 veces por día junto con vendajes en las úlceras.
  • Carencia de vitamina A: Se ha ingerido a diario 20 mg de cinc elemental durante 14 días, con 200,000 UI de vitamina el día 14, en niños de 1-3 años de edad.
APLICADO EN LA PIEL:
  • Acné: Se ha aplicado en la piel acetato de cinc al 1.2% con eritromicina al 4% en forma de crema 2 veces por día durante 12-40 semanas.
  • Sarpullido del pañal: Se ha usado una pasta de óxido de cinc que contiene alantoína al 0.5%, aceite de hígado de bacalao al 17% y óxido de cinc al 47% durante 5 días.
INJECTADO EN LA VENA:
  • Lesiones en la piel (lesiones por leishmania): Se ha usado una inyección de 2% de sulfato de cinc durante 6 semanas.

Otros nombres:

Acétate de Zinc, Acexamate de Zinc, Aspartate de Zinc, Atomic Number 30, Chlorure de Zinc, Citrate de Zinc, Gluconate de Zinc, Méthionine de Zinc, Monométhionine de Zinc, Numéro Atomique 30, Orotate de Zinc, Oxyde de Zinc, Picolinate de Zinc, Pyrithione de Zinc, Sulfate de Zinc, Zinc Acetate, Zinc Acexamate, Zinc Aspartate, Zinc Chloride, Zinc Citrate, Zinc Difumarate Hydrate, Zinc Gluconate, Zinc Methionine, Zinc Monomethionine, Zinc Murakab, Zinc Orotate, Zinc Oxide, Zinc Picolinate, Zinc Pyrithione, Zinc Sulfate, Zinc Sulphate, Zincum Aceticum, Zincum Gluconicum, Zincum Metallicum, Zincum Valerianicum, Zn.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

Comparte tu opinión