Qué propiedades tiene el anís

Qué propiedades tiene el anís
El anís se utiliza con fines gastronómicos, cosméticos y medicinales. | Foto: GETTY IMAGES

Qué es el anís

El anís (Pimpinella anisum) también llamado matalahúga o matalahúva, es una planta nativa del suroeste de Asia que pertenece a la familia de las Apiáceas. Tanto la semilla (fruto) como el aceite, y en menor medida la raíz y las hojas, se utilizan con fines medicinales. Se cree que este se debe a que algunas de las sustancias químicas del anís poseen, entre otras cosas, efectos similares al estrógeno.

Sin embargo, su uso no se limita al ámbito medicinal, en la gastronomía se lo aprovecha como agente saborizante, ya que es dulce y aromático, recordando al regaliz. Por este motivo se lo suele usar en bebidas alcohólicas o licores, productos lácteos, gelatinas, dulces, y carnes. En la industria manufacturera, el anís se utiliza a menudo como un perfume en el jabón y cremas.

Otros nombres:

Anis, Anis Vert, Aniseed, Anise Essential Oil, Anisi Fructus, Graine d’Anis Vert, Huile Essentielle d’Anis, Phytoestrogen, Phyto-Œstrogène, Pimpinella anisum, Pinella, Semen Anisi, Shatpushpa, Sweet Cumin, Velaiti Saunf.

Para qué se usa

Según informa Natural Medicines, en su sitio sobre suplementos dietéticos y terapias alternativas y complementarias, los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se ha demostrado su seguridad y eficacia. Como algunas de estas afecciones son potencialmente serias, se aconseja consultar a un profesional de la salud.

Ciertas investigaciones clínicas muestran que tomar un producto específico que contiene anís, azafrán y semillas de apio (SCA, Gol Daro Herbal Medicine Laboratory) disminuye la severidad y duración del dolor durante el ciclo menstrual.

El anís se usa para tratar el malestar estomacal, gases intestinales, goteo de nariz, convulsiones, dependencia de la nicotina, insomnio, asma, estreñimiento, como expectorante, diurético y estimulante del apetito y del flujo de la leche en períodos de lactancia.

Algunas personas se aplican anís directamente sobre la piel para tratar infestación con piojos, sarna o psoriasis.

Dosis

Actualmente no se ha comprobado una dosis segura o efectiva de anís para adultos o niños, por lo que se recomienda evitar su uso o consultar con un médico antes de consumirlo. Sin embargo, la siguiente dosis por vía oral ha sido estudiada en investigaciones científicas:

  • Para disminuir los dolores menstruales se toma 500 miligramos de un producto de combinación que contiene azafrán, semillas de apio y extractos de anís (SCA, Gol Daro Herbal Medicine Laboratory) tres veces al día durante los tres primeros días de la menstruación.

Preocupación sobre su uso

El anís se considera seguro para la mayoría de los adultos cuando se ingiere en las cantidades que normalmente se encuentran en los alimentos, aunque no hay suficiente información disponible para saber si su uso por vía oral en cantidades medicinales es seguro.

Tampoco se sabe si es seguro utilizar el anís con fines medicinales durante el embarazo o la lactancia, por lo que se aconseja consumir sólo las cantidades que hay en los alimentos, limitar o evitar su uso.

El anís podría causar reacciones alérgicas en algunas personas alérgicas a otras plantas similares, como espárrago, alcaravea, apio, coriandro, comino, eneldo e hinojo.

Debido a que el anís podría actuar como el estrógeno, no se recomienda su uso si se tiene cualquier enfermedad que podría empeorar por la exposición a estrógenos. Tampoco debe consumirse junto con píldoras de estrógeno, como estrógenos equinos conjugados (Premarin), etinil estradiol, y estradiol, entre otros.

El anís podría disminuir la eficacia de las píldoras anticonceptivas, como etinil estradiol y levonorgestrel (Triphasil), el etinil estradiol y noretindrona (Ortho-Novum 1/35, Ortho-Novum 7/7/7), entre otras. Por eso, se aconseja evitar combinarlos o usar formas adicionales de control de natalidad, como, por ejemplo, el condón.

Actualmente, no se conoce ninguna interacción con alimentos.

Fuentes consultadas:

American Botanical Council.

Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.

Natural Medicine, Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales.

Comparte tu opinión