Vitamina K

Vitamina K

¿Qué es?:

La vitamina K es una vitamina que se encuentra en las verduras de hojas verdes, el brócoli y las coles de Bruselas. El nombre de vitamina K proviene de la palabra alemana "Koagulationsvitamin."

Varias formas de la vitamina K se utilizan en todo el mundo como medicina. Pero en los EE.UU., la única forma disponible es la vitamina K1 (fitonadiona). La vitamina K1 es generalmente la forma preferida de la vitamina K, ya que es menos tóxica, trabaja más rápido, es más fuerte y funciona mejor para ciertas afecciones.

La vitamina K es más comúnmente usada para tratar los problemas de coagulación. Por ejemplo, la vitamina K se utiliza para revertir los efectos del "adelgazamiento de la sangre» en los casos en los que se ha sobremedicado. También se utiliza para evitar los problemas de coagulación en los recién nacidos que no tienen suficiente vitamina K; y para el tratamiento y la prevención de la deficiencia de vitamina K, un problema que ocurre cuando el cuerpo no tiene suficiente vitamina K.

Una mayor comprensión del papel que juega la vitamina K en el cuerpo más allá de la coagulación sanguínea ha llevado a algunos investigadores a sugerir que se aumente la cantidad recomendada de vitamina K en la dieta. En el año 2001, el Instituto Nacional de Medicina, Alimentos y Nutrición aumentó levemente la cantidad de vitamina K recomendada, pero se negó a hacer mayores aumentos. Explicaron que no existe suficiente evidencia científica para hacer grandes aumentos en la cantidad recomendada de vitamina K.

¿Qué tan efectivo es?:

Natural Medicines Comprehensive Database (La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales) clasifica la eficacia, basada en evidencia científica, de acuerdo a la siguiente escala: Eficaz, Probablemente Eficaz, Posiblemente Eficaz, Posiblemente Ineficaz, Probablemente Ineficaz, Ineficaz, e Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación.

La clasificación de la eficacia para este producto es la siguiente:

  • Prevención de problemas hemorrágicos en recién nacidos con bajos niveles de vitamina K (enfermedad hemorrágica). La administración de vitamina K1 por vía oral o como inyección en el musculo puede prevenir los problemas hemorrágicos en los recién nacido. Las inyecciones parecen funcionar mejor.
  • Tratamiento y la prevención de problemas hemorrágicos en personas con bajos niveles de proteína de coagulación protrombina. La ingesta o inyección en la vena de vitamina K1 puede prevenir y tratar los problemas hemorrágicos en personas con bajos niveles de protrombina debido al uso de ciertos medicamentos.
  • Prevención de problemas hemorrágicos en recién nacidos con bajos niveles de vitamina K (enfermedad hemorrágica). La ingesta de vitamina K1 o como inyección en la vena puede prevenir el sangrado en personas con enfermedad hemorrágica.
  • Revertir los efectos al haber usado demasiada warfarina para prevenir la coagulación sanguínea. La administración de vitamina K1 por vía oral o como inyección en la vena puede revertir en gran medida la coagulación causada por la warfarina. Sin embargo, la inyección de vitamina K debajo de la piel no parece ser efectiva. Un trastorno hemorrágico hereditario llamado carencia de factores de coagulación dependiente de vitamina K (VKCFD). Funciona en persona que tuvieron bajos niveles de vitamina K.

¿Cómo funciona?:

La vitamina K es una vitamina esencial que el cuerpo necesita para la coagulación sanguínea y otros procesos importantes.

¿Hay preocupación por la seguridad de su uso?:

Las dos formas de vitamina K (vitamina K1 y vitamina K2) SON PROBABLEMENTE SEGURAS para la mayoría de la gente cundo se ingieren o inyectan en la vena de manera apropiada. La mayoría de las personas no experimentan efectos secundarios cuando toman la cantidad diaria recomendada. Sin embargo, ciertas personas podrían experimentar malestar estomacal y diarrea.

La vitamina K1 ES POSIBLEMENTE SEGURA para la mayoría de las personas cuando se la aplica como crema que contiene 0.1% de vitamina K1.

Advertencias y precauciones especiales:

Embarazo y lactancia: Cuando se toma la cantidad recomendada diaria, la vitamina K se considera segura para las mujeres embarazadas y las mujeres amamantando. No use cantidades superiores sin el consejo de su médico.

Niños: La forma de la vitamina K conocida como vitamina K1 ES PROBABLEMENTE SEGURA en niños cuando se ingiere o inyecta en el cuerpo de manera apropiada.

Diabetes: La forma de vitamina K conocida como vitamina K1 podría disminuir los niveles de azúcar en la sangre. Si tiene diabetes y toma vitamina K1, controle minuciosamente los niveles de azúcar en sangre.

Enfermedad renal: El exceso de vitamina K puede ser perjudicial si usted está recibiendo tratamiento de diálisis debido a una enfermedad renal.

Enfermedad hepática: La vitamina K no es eficaz para el tratamiento de los problemas de coagulación causado por la enfermedad grave del hígado. De hecho, las dosis altas de vitamina K pueden empeorar los problemas de coagulación en estas personas.

Disminución de la secreción biliar: Las personas con disminución de la secreción biliar que toman vitamina K podría necesitar tomar suplementos de sales biliares junto con vitamin K para garantizar la absorción de la vitamina K.

¿Existen interacciones con medicamentos?:

Medicamentos para la diabetes (Medicamentos antidiabéticos)

La vitamina K1 podría disminuir los niveles de azúcar en la sangre. Los medicamentos contra la diabetes también se usan para disminuir la presión arterial. La ingesta de vitamina K1 junto con medicamentos contra la diabetes podría causar una marcada disminución de los niveles de azúcar en la sangre. Controle minuciosamente sus niveles de azúcar en la sangre. Podría ser necesario modificar la dosis de los medicamentos contra la diabetes.

Algunos medicamentos contra la diabetes incluyen glimepirida (Amaryl), gliburida (DiaBeta, Glynase PresTab, Micronase), insulina, pioglitazona (Actos), rosiglitazona (Avandia), entre otros.

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Warfarina (Coumadin)

La vitamina K es utilizada por el organismo para la coagulación de la sangre. La warfarina (Coumadin) se utiliza para retardar la coagulación sanguínea. Al ayudar a la coagulación de la sangre, la vitamina K puede disminuir la eficacia de la warfarina (Coumadin). Asegúrese de controlar su sangre con regularidad. La dosis de warfarina (Coumadin) puede ser que necesite ser cambiada.

Grado de interacción: Serias

No tome esta combinación

¿Existen interacciones con hierbas y suplementos?:

Coenzima Q-10

La coenzima Q-10 es químicamente similar a la vitamina K, y como la vitamina K, puede promover la coagulación de la sangre. El uso de estos dos productos juntos, puede promover más la coagulación de la sangre que cuando se usa uno solo. Esta combinación puede ser un problema para la gente que está tomando warfarina para retardar la coagulación sanguínea. La coenzima Q-10 junto con la vitamina K pueden abrumar los efectos de la warfarina y podrían permitir que la sangre coagule.

Hierbas y suplementos que podrían disminuir la presión arterial

La vitamina K1 podría disminuir los niveles de azúcar en la sangre. El uso de vitamin K1 con otras hierbas y suplementos, que podrían disminuir los niveles de azúcar en la sangre, podría causar una marcada disminución de los niveles de azúcar en la sangre. Algunas hierbas que podrían disminuir los niveles de azúcar incluyen uña de gato, alholva, goma guar, ginseng Panax y ginseng siberiano.

Tiratricol

Hay una preocupación de que el Tiratricol podría interferir con el papel que juega la vitamina K en la coagulación de la sangre.

Vitamina A

En los animales, las dosis altas de vitamina A interfieren con la capacidad de la vitamina K para coagular la sangre. Pero no se sabe si esto también ocurre en las personas.

Vitamina E

Las dosis altas de vitamina E (por ejemplo, más de 800 unidades/día) pueden hacer que la vitamina K sea menos eficaz para la coagulación de la sangre. En las personas que toman warfarina para evitar que la sangre coagule, o en las personas que tienen una ingesta baja de vitamina K, las dosis elevadas de vitamina E puede aumentar el riesgo de hemorragia.

¿Existen interacciones con alimentos?:

La ingesta de alimentos que contiene manteca u otras grasas dietarias en combinación con alimentos que contiene vitamina K, como espinaca, parece aumentar la absorción d ela vitamina K.

¿Qué dosis se utiliza?:

Las siguientes dosis han sido estudiadas en investigaciones científicas:

ADULTOS
POR VÍA ORAL:

  • Osteoporosis: Se usó la forma MK-4 de vitamina K2 en dosis de 45 mg por día. Además, se usó vitamina K1 en dosis de 1-10 mg por día.
  • Un trastorno hemorrágico hereditario llamado carencia de factores de coagulación dependiente de vitamina K: Se usó 10 mg de vitamina K, 2-3 veces por semana.
  • Frenar los efectos de la warfarina: Se usa típicamente una dosis única de 1-5 mg para revertir los efectos de una alta ingesta de warfarina; no obstante, la dosis exacta se determina mediante un análisis llamado INR. Se usó dosis de 100-200 de microgramos en personas que ingieren warfarina por tiempo prolongado y con coagulación inestable.
CON AGUJA:
  • Un trastorno hemorrágico hereditario llamado carencia de factores de coagulación dependiente de vitamina K: Se usó 10 mg de vitamina K inyectado en la vena. No obstante, la dosificación exacta estará determinada mediante un análisis llamado INR.
  • Frenar los efectos de la warfarina: Se usa típicamente una dosis única de 0.5-3 mg; no obstante, la dosificación exacta estará determinada mediante un análisis llamado INR.
NINOS
POR VÍA ORAL:
  • Prevención de problemas hemorrágicos en recién nacidos con bajos niveles de vitamina K (enfermedad hemorrágica): Se usó 1-2 mg de vitamina K1 dividido en 3 dosis durante 8 semanas. Además, se usó dosis que contienen 1 mg de vitamina K1, 5 mg de vitamina K2, o 1-2 mg de vitamina K3.
CON AGUJA:
  • Prevención de problemas hemorrágicos en recién nacidos con bajos niveles de vitamina K (enfermedad hemorrágica): Se usó 1 mg de vitamina K1 administrado como inyección en el músculo.
No hay suficiente información científica para determinar La Ingesta Diaria Recomendada (IDR de vitamina K. En su lugar se han hecho recomendaciones de La Ingesta Diaria Adecuada (ID): Las diferentes ID son: para los infantes de 0-6 meses, 2 mcg; para los infantes de 6-12 meses, 2,5 mcg; para los niños de 1-3 años, 30 mcg; para los niños de 4-8 años, 55 mcg; para los niños de 9-13 años, 60 mcg; para los adolescentes de 14-18 años (incluidos las que están embarazadas o amamantando), 75 mcg; para los hombres mayores de 19 años, 120 mcg; para las mujeres mayores de 19 años (incluidos las que están embarazadas y amamantando), 90 mcg.

Otros nombres:

4-Amino-2-Methyl-1-Naphthol, Fat-Soluble Vitamin, Menadiol Acetate, Menadiol Sodium Phosphate, Menadione, Ménadione, Menadione Sodium Bisulfite, Menaquinone, Ménaquinone, Menatetrenone, Menatétrenone, Phytonadione, Methylphytyl Naphthoquinone, Phylloquinone, Phytomenadione, Vitamine K, Vitamine Liposoluble, Vitamine Soluble dans les Graisses.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

Comparte tu opinión