Cromo

Cromo

¿Qué es?:

El cromo es un mineral. Se le llama un “elemento traza esencial” porque muy pequeñas cantidades de cromo son necesarias para la salud de los seres humanos. Existen 2 formas de cromo: cromo trivalente y cromo hexavalente. La primera se encuentra en los alimentos y los suplementos, y es seguro para el consumo humano. La segunda es una toxina conocida que puede causar problemas en la piel y cáncer de pulmón.

El cromo se utiliza para mejorar el control de azúcar en la sangre en las personas con prediabetes, con diabetes tipo 1 y tipo 2 y las que tienen un nivel alto de azúcar en la sangre debido a que están tomando esteroides y tratamientos para el VIH.

También se utiliza para la depresión, el síndrome de Turner, ovarios poliquísticos (SOPQ), para bajar el colesterol “malo”, para aumentar el colesterol “bueno” en las personas que están tomando medicamentos para el corazón llamados bloqueadores beta, síndrome metabólico, infarto de miocardio, esquizofrenia, trastorno bipolar e hiperfagia compulsiva (atracón).

Algunas personas utilizan el cromo para mejorar su condición física. Lo usan para la pérdida de peso, el aumento de la masa muscular y para la disminución de la grasa en el cuerpo. El cromo también se usa para mejorar el rendimiento atlético, aumentar la fuerza, y para prevenir el deterioro mental causado por el envejecimiento.

El cromo se administra por vía intravenosa (VI) como suplemento en infusión intravenosa.

¿Qué tan efectivo es?:

Natural Medicines Comprehensive Database (La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales) clasifica la eficacia, basada en evidencia científica, de acuerdo a la siguiente escala: Eficaz, Probablemente Eficaz, Posiblemente Eficaz, Posiblemente Ineficaz, Probablemente Ineficaz, Ineficaz, e Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación.

La clasificación de la eficacia para este producto es la siguiente:

  • Carencia de cromo. La ingesta de cromo por vía oral es efectiva para prevenir la carencia de cromo.

¿Cómo funciona?:

El cromo podría ayudar a mantener los niveles de azúcar en la sangre normales al mejorar la manera que nuestro cuerpo usa la insulina.

¿Hay preocupación por la seguridad de su uso?:

El cromo es PROBABLEMENTE SEGURO para la mayoría de los adultos cuando se lo ingiere por vía oral, por tiempo breve. Se usó un máximo de 1000 mcg/día de cromo de manera segura durante un máximo de seis meses.

El cromo es POSIBLEMENTE SEGURO para la mayoría de los adultos cuando se ingiere por períodos de tiempo más largos. En unos pocos estudios, se usó cromo de manera segura en dosis de 200-1000 mcg todos los días durante 2 años. Algunas personas sufren de efectos secundarios como irritación de la piel, dolores de cabeza, mareos, nausea, cambios de humor, y problemas con el razonamiento, juicio, y la coordinación. Las dosis altas han estado vinculadas con efectos secundarios más graves incluyendo trastornos sanguíneos, daño al hígado o al riñón, y otros problemas. No se sabe con seguridad si el cromo es la causa real de estos efectos secundarios.

Advertencias y precauciones especiales:

Embarazo: El cromo es PROBABLEMENTE SEGURO durante el embarazo si se toma por vía oral en cantidades que son iguales o menores a los niveles de la “ingesta adecuada” (IA). La IA para embarazadas de 14 a 18 años es de 29 mcg por día. Para embrazadas de 19 a 50 años, la cantidad es de 30 mcg por día. La ingesta de cromo ES POSIBLEMETE SEGURA durante el embarazo cuando se lo consume en cantidades que exceden los niveles de IR. Sin embargo, las mujeres embarazadas no deberían tomar suplementos de cromo durante el embarazo a menos que se lo recomiende su proveedor de salud.

Lactancia: El uso de cromo ES PROBABLEMENTE SEGURO durante el amamantamiento en cantidades iguales o menores a los niveles de “ingesta adecuada” IA. La IA para mujeres lactantes de 14 a 18 años es de 44 mcg por día. Para mujeres lactantes de 19 a 50 años, la cantidad es de 45 mcg por día. No existe suficiente información confiable sobre si resulta segura la ingesta de cromo si está embarazada o amamantando. Sea precavida y evite su uso.

Niños: El cromo ES PROBABLEMENTE SEGURA cuando se ingiere en cantidades que no excedan los niveles de ingesta adecuada” (IA). Para bebés de 0 a 6 meses, la IA diaria es de 0.2 mcg diaria; 7 a 12 meses, 5.5 mcg. Para bebés de 1 a 3 años, la IA diaria es de 11 mcg ; 4 a 8 años, 15 mcg. Para niños de 9 a 13 años, la IA diaria es de 25 mcg. Para niñas de 9 a 13 años, la IA diaria es de 21 mcg diaria; 14 a 18 años, 24 mcg. La ingesta de cromo ES POSIBLEMENTE SEGURA cuando se usa en cantidades que exceden los niveles de IA.

Afecciones psiquiátricas y de conducta, como depresión, ansiedad y esquizofrenia: El cromo podría afectar la química del cerebro y podría empeorar las afecciones psiquiátricas y de conducta. Si sufre de alguna de estas afecciones, sea precavido con el consumo de suplementos de cromo. Preste atención a cualquier cambio de su estado de ánimo.

Alergia por contacto al cromato/cuero: Los suplementos de cromato pueden causar reacciones alérgicas en personas con alergia por contacto al cromato o al cuero. Los síntomas incluyen enrojecimiento, inflamación y descamación de la piel.

Diabetes: El cromo podría disminuir los niveles de azúcar en la sangre si se ingieren junto con medicamentos para la diabetes. Si sufre de diabetes, use productos con cromo con precaución y controlo minuciosamente sus niveles de azúcar en la sangre. Podría ser necesario ajustar las dosis de los medicamentos antidiabéticos.

Enfermedad renal: Hay al menos tres informes de daño al riñón en pacientes que tomaron picolinato de cromo. No tome suplementos de cromo, si ya tiene la enfermedad renal.

Enfermedad del hígado: Hay 3 informes de daño hepático en pacientes que tomaron picolinato de cromo. No tome suplementos de cromo si usted ya tiene enfermedad del hígado.

¿Existen interacciones con medicamentos?:

AINEs (Medicamentos anti-inflamatorios no esteroidales)

Los AINEs son medicamentos anti-inflamatorios que se usan para disminuir el dolor y la hinchazón. Los AINEs podrían aumentar los niveles de cromo en el cuerpo y aumentar el riesgo de sufrir efectos adversos. Evite tomar suplementos de cromo y AINEs al mismo tiempo.

Algunos AINEs incluyen ibuprofeno (Advil, Motrin, Nuprin, otros), indometacino (Indocin), naproxeno (Aleve, Anaprox, Naprelan, Naprosyn), piroxicam (Feldene), aspirina, y otros.

Grado de interacción: Menores

Preste atención a esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Aspirina

La aspirina podría aumentar la cantidad de cromo que el cuerpo absorbe y como consecuencia elevar los niveles de cromo e sangre. En teoría, la ingesta de aspirina junto con cromo podría aumentar el riesgo de sufrir efectos adversos.

Grado de interacción: Menores

Preste atención a esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Insulina

La insulina se usa para disminuir el azúcar en la sangre. El cromo podría mejorar el funcionamiento de la insulina. El tomar cromo junto con insulina podría hacer que el azúcar en la sangre bajara demasiado. Controle de cerca el azúcar en la sangre. Podría ser necesario cambiar la dosis de su insulina.

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Levotiroxina (Synthroid)

El tomar cromo con levotiroxina (Synthroid) podría disminuir la cantidad de levotiroxina (Synthroid) que el cuerpo absorbe. Esto podría hacer a la levotiroxina (Synthroid) menos eficaz. Para ayudar a evitar esta interacción la levotiroxina (Synthroid) debería tomarse ya sea 30 minutos antes o 3 a 4 horas después de tomar cromo.

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Medicamentos para la diabetes (Antidepresivos)

El cromo podría disminuir el nivel de azúcar en la sangre. Los medicamentos para la diabetes también se usan para disminuir los niveles de azúcar en la sangre. La ingesta de cromo junto con medicamentos para la diabetes podría causar una marcada disminución de los niveles de azúcar en la sangre. Controle minuciosamente sus niveles de azúcar en sangre. Podría necesitar modificar la dosis de su medicamento para la diabetes.

Algunos medicamentos usados para la diabetes incluyen glimepirida (Amaryl), gliburida (Diabeta, Glynase, PresTab, Micronase), insulina, metformina (Glucophage), pioglitazona (Actos), rosiglitazona (Avandia) y otros.

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

¿Existen interacciones con hierbas y suplementos?:

Hierbas y suplementos que contienen cromo

Las hierbas que contienen cromo, tales como la cola de caballo (Equisetum arvense) y la cáscara sagrada (Rhamus pursiana), pueden aumentar el riesgo de envenenamiento por cromo cuando se toman a largo plazo, o cuando se toman con suplementos de cromo.

Hierbas y suplementos que podrían disminuir los niveles de azúcar en sangre

El cromo podría disminuir los niveles de azúcar en la sangre. La ingesta prolongada de cromo junto con otras hierbas y suplementos que tienen el mismo efecto podría causar una marcada disminución de los niveles de azúcar en la sangre en ciertas personas. Algunos de estos productos incluyen ácido alfa lipoico, melón amargo, cromo, garra del diablo, alholva, ajo, goma guar, castaño de Indias, Panax ginseng, psilio, ginseng siberiano y entre otros.

Hierro

El cromo puede hacer que sea difícil para el cuerpo utilizar el hierro. Esto podría conducir a deficiencia de hierro en algunas personas. Sin embargo, esto es poco probable que pase si la gente toma los suplementos de cromo en las dosis recomendadas.

Vitamina C

El tomar vitamina C junto con cromo podría aumentar la cantidad de cromo que es absorbida.

Zinc

El usar zinc junto con cromo podría disminuir la absorción de tanto el cromo como el zinc.

¿Existen interacciones con alimentos?:

No se conoce ninguna interacción con alimentos.

¿Qué dosis se utiliza?:

La siguiente dosis se ha estudiado en investigaciones científicas:

ADULTOS:
POR BOCA:

  • General: Se desconocen los niveles más altos de ingesta de cromo. Sin embargo, se ha establecido los siguientes niveles de ingesta adecuada (IA): hombres de 14 a 50 años, 35 mcg; hombres desde 51años en adelante, 30 mcg; mujeres de19 a 50 años, 25 mcg; mujeres desde 51 años en adelante, 20 mcg; embarazadas de 14 a 18 años, 29 mcg; embarazadas de19 a 50 años, 30 mcg; mujeres lactantes14 a 18 años, 44 mcg; mujeres lactantes de 19 a 50 años, 45 mcg.
  • Diabetes: En personas con diabetes tipo 2, se usó 200-1000 mcg de cromo todos los días en una única dosis o en dosis separadas. Además, se usó un producto combinado específico con 600 mcg de cromo, además de 2 mg de biotina por día (Diachrome, Nutrition 21) durante un máximo de 3 meses. También, se usó 1000 mcg de cromo (como levadura de cromo), junto con 1000 mg de vitaminas C y 800 IU de vitamina E por día durante 6 meses. En personas con diabetes gestacional, se usó 4-8 mcg/kg de picolinato de cromo por día durante 8 semanas. En personas con altos niveles de azúcar en la sangre por uso de corticoesteroides, se usó 400 mcg de cromo una vez por día o 200 mcg 3 veces por día.
  • Colesterol alto: Se usó 50-250 mcg de cromo como cloruro de cromo, como picolinato de cromo o como levadura de cromo que contiene 15-48 mcg de cromo 5-7 días por semana durante un máximo de 16 meses. Se usó 200 mcg de polinicotinato de cromo, junto con 100 mg de extracto de semilla de uva, todos los días durante 2 meses. Se usó 1 a 2 comprimidos de un suplemento específico (Colenon) que contiene 240 mg de quitosano, 55 mg de extracto de garcinia cambogia, y 19 mg de cromo, todos los días durante 4 semanas.
NIÑOS:
POR BOCA:
  • General: Se desconocen los niveles de ingesta seguros y tolerables de cromo en ni niños. Sin embargo, se han establecido los niveles de ingesta adecuada diaria (IA) de cromo: Bebés 0 a 6 meses, 0.2 mcg; 7 a 12 meses, 5.5 mcg; niños 1 a 3 años, 11 mcg; 4 a 8 años, 15 mcg; niños 9 a 13 años, 25 mcg; niñas 9 a 13 años, 21 mcg; 14 a 18 años, 24 mcg.
  • Colesterol alto. Se usó 400-600 mcg de polinicotinato de cromo y 1000-1500 mg of de glucomannan 2 veces por día durante 8 semanas.

Otros nombres:

Acétate de Chrome, Atomic Number 24, Chlorure Chromique, Chlorure de Chrome, Chrome, Chrome III, Chrome 3+, Chrome FTG, Chrome Facteur de Tolérance au Glucose, Chrome Trivalent, Chromic Chloride, Chromium Acetate, Chromium Chloride, Chromium Nicotinate, Chromium Picolinate, Chromium Polynicotinate, Chromium Proteinate, Chromium Trichloride, Chromium Tripicolinate, Chromium III, Chromium III Picolinate, Chromium 3+, Cr III, Cr3+, Glucose Tolerance Factor-Cr, GTF, GTF Chromium, GTF-Cr, Kali Bichromicum, Nicotinate de Chrome, Numéro Atomique 24, Picolinate de Chrome, Picolinate de Chrome III, Polynicotinate de Chrome, Potassium Bichromate, Protéinate de Chrome, Trichlorure de Chrome, Tripicolinate de Chrome, Trivalent Chromium, Cr.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

Comparte tu opinión