SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

Caminar, un gran paso para vivir más

No importa cuánto camines, pero deberías caminar. Tampoco importa la edad que tengas. Es el consejo de los médicos, y es una medida saludable, sin costo y al alcance de todos.

Para reafirmar las bondades de este hábito que tiene el potencial de mejorar significativamente la salud pública, se ha publicado un nuevo estudio en American Journal of Preventive Medicine, que concluye que caminar regularmente, incluso si no se cumple con los niveles mínimos recomendados, está asociado a una menor mortalidad, en comparación con la inactividad física. 

Las pautas de salud oficiales recomiendan a los adultos participar en al menos 150 minutos por semana de actividad física intensa o de intensidad moderada. Pero las encuestas muestran que sólo la mitad de los adultos estadounidenses cumplen con esta recomendación. Los adultos mayores son aún menos propensos a cumplir con las recomendaciones.

Una actividad sencilla y universal

Caminar es el tipo más común de actividad física y se ha asociado con un menor riesgo de enfermedad cardíaca, diabetes y cáncer de mama y de colon. Si bien varios estudios han relacionado la actividad física general de moderada a vigorosa con un riesgo reducido de muerte, relativamente pocos han examinado las asociaciones con caminar específicamente.

Para obtener más información, los investigadores dirigidos por Alpa Patel, analizaron los datos de casi 140,000 participantes en la Cohorte de Nutrición del Estudio de Prevención del Cáncer II. Un pequeño porcentaje (6-7%) en el estudio informó actividad física de intensidad moderada a vigorosa al inicio del estudio. Entre el resto de los que hacían actividad física, aproximadamente el 95% informó caminar y casi la mitad caminó como su única forma de actividad física moderada-vigorosa.

Después de corregir otros factores de riesgo, incluidos el tabaquismo, la obesidad y las enfermedades crónicas, el estudio encontró que caminar aunque sea 2 horas por semana se asoció con una menor mortalidad por todas las causas en comparación con ninguna actividad. 

Y se observó que cumplir de 1 a 2 veces la recomendación mínima (2.5-5 horas/semana) de sólo caminar, se asoció con un 20% de menor riesgo de mortalidad. Los resultados entre los que superaron las recomendaciones realizando sólo caminatas, fueron similares a los que cumplieron con las recomendaciones de tiempo de caminatas.

Menos riesgo de muerte

La caminata en sí sólo se asoció más fuertemente con la mortalidad por enfermedad respiratoria, con aproximadamente un 35% menos de riesgo al comparar más de 6 horas por semana de caminata con el grupo menos activo. El ejercicio de caminar solamente también se asoció con un 20% menos de riesgo de mortalidad por enfermedades cardiovasculares y con un 9% menos de riesgo de mortalidad por cáncer.

"Caminar ha sido descripto como el 'ejercicio perfecto' porque es simple, gratuito, conveniente, no requiere ningún equipo especial o entrenamiento, y se puede hacer a cualquier edad", dijo el Dr. Patel. 

"Con casi el doble de adultos mayores de 65 años proyectado para 2030, los médicos deberían alentar a los pacientes a caminar, incluso si es menor a la cantidad recomendada, especialmente a medida que envejecen, para beneficio de la salud y la longevidad" agregó.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad