Los mejores ejercicios para tonificar los brazos

Los mejores ejercicios para tonificar los brazos
Una serie de pocos ejercicios puede hacer milagros con esa piel flácida de los brazos. ¡Empieza ahora! | Foto: GETTY IMAGES

Después de cierta edad, los brazos comienzan a ponerse plácidos irremediablemente en todas las personas, sin distinción de género. Pero en las mujeres este cambio corporal suele estar más expuesto.

 Al igual que  en la barriga, la grasa acumulada en los brazos es la última en quemarse, cuando se sigue un plan de dieta reducido en calorías. 

En especial, después de los 40 años, cuando la piel empieza a perder elasticidad, y mucho peor si se tiene predisposición genética a tener brazos “gordos” o si no se practica alguna actividad física. 

Para peor, la parte posterior del brazo está conformado por un músculo que prácticamente no se usa, el tríceps. Ocupa el 60% del brazo y es un músculo extensor, que no se llega a desarrollar demasiado. 

¿Cómo se puede tonificar el tríceps?

El secreto para tonificar los tríceps reside en practicar regularmente ejercicios de resistencia. Para evitar contracturas o problemas en la columna, es importante cuidar mucho la postura y realizar los ejercicios contrayendo el abdomen, de modo que la fuerza se haga con los brazos y no con el cuello.

  1. Consigue unas pesitas de ½ o un kilo (1 a 2 libras).  Si no tienes pesas, utiliza dos botellas pequeñas con agua. Siéntate en un banquillo o en el borde de una silla, y levanta un brazo, sobre la cabeza. El otro brazo flexiónalo por detrás de la cabeza. Luego, empieza a flexionar el brazo que tenías estirado, llevando el antebrazo hacia la espalda, lo más abajo posible. Para que sea más efectivo, realiza los movimientos lentamente. Al  principio, repetir tres series de 15 y luego aumentar progresivamente hasta llegar a un total de 60 repeticiones.   
  2. Sentados o de pie, realiza ejercicios de extensión del brazo. El movimiento debe ser lento y consiste en la retroversión del brazo hacia atrás, flexionando y estirando el antebrazo. Para evitar las contracturas, esconde la cabeza apoyando el mentón en el pecho. Puedes realizarlo con o sin las pesas. Empezar con tres tandas de 15 repeticiones y aumentar hasta llegar a un total de 60. 
  3. También en el piso se pueden hacer movimientos para afirmar los brazos. Las flexiones tipo militar, tanto de frente como de espalda, son un excelente ejercicio. De cara al piso, apoya las palmas de las manos en el piso y comienza a levantar el torso lentamente, hasta llegar a tener los brazos extendidos. 
  4. Luego, realízalos boca arriba. Pero en lugar de recostarte, empieza el ejercicio desde la posición de sentado. Ubica las palmas en el piso, a la altura de la cintura, lo más pegadas al cuerpo posible. Luego, flexiona los brazos, hasta casi apoyar los codos en el piso. Repite 3 series de 10 repeticiones. Para que el movimiento sea más efectivo, pega los brazos al pecho, de manera que el tríceps trabaje contraído. 
  5. Puedes repetir estos ejercicios, tres veces por semana. Manteniendo siempre la cantidad o incrementándola de forma gradual. Al terminar cada sesión, no olvides de elongar los brazos.
 

Por último, para quemar las grasas acumuladas, agrega más frutas, verduras y proteínas a tu dieta. Y recuerda que para obtener un tríceps tonificado, debes ser perseverante. Si cumples con estas premisas, en menos de tres meses, ya empezarás a notar los resultados. 


Comparte tu opinión