¿Es seguro el embarazo, si la madre tiene problemas de corazón?

¿Es seguro el embarazo, si la madre tiene problemas de corazón?
Durante el embarazo, el corazón tiene que bombear el doble y la frecuencia cardíaca aumenta. | Foto: GETTY IMAGES

Tener una cardiopatía congénita, enfermedad cardíaca valvular o hipertensión arterial pulmonar no es algo que deba tomarse a la ligera, menos aún si se tiene la intención de ser madre. Muchas mujeres se enfrentan a este dilema, pues no tienen la certeza de que tan peligrosa puede ser la gestación para su salud o la del bebé. 

¿Es seguro quedar embarazada, si existe una afección en el corazón? La buena noticia es que la respuesta es afirmativa, de acuerdo con los resultados que se presentaron esta semana en el Congreso ESC, el evento cardiovascular más influyente del mundo.

El embarazo es seguro para la mayoría de las mujeres con enfermedades del corazón, pero para algunas sí resulta demasiado arriesgado: mueren o tienen insuficiencia cardíaca durante la gestación. Los hallazgos hablan de que casi una de cada diez mujeres con hipertensión arterial pulmonar murió en el embarazo o al principio del puerperio.

"El asesoramiento previo al embarazo es crucial para identificar a las mujeres que deben ser advertidas contra el embarazo, iniciar un tratamiento oportuno, por ejemplo, aquellas con cardiopatía valvular grave, y discutir los riesgos y las opciones", explicó Jolien Roos-Hesselink, uno de los principales investigadores de Erasmus Medical Center, en los Países Bajos, quien participó en este estudio.

La enfermedad cardíaca es la principal razón de muerte  durante el embarazo en los países desarrollados. En todo el mundo, causa hasta el 15% de las muertes maternas durante el embarazo o en el postparto temprano. Y, mientras otras causas de mortalidad, como la pérdida de sangre o la infección, están disminuyendo, la carga de la enfermedad cardíaca materna va en aumento.

El embarazo tiene un impacto importante en la circulación de la madre. El corazón tiene que bombear hasta el doble y la frecuencia cardíaca aumenta entre 10% y 20%, lo que puede ser riesgoso en las mujeres con enfermedad cardíaca.

Pero hoy más mujeres con enfermedades cardíacas de muy alto riesgo quedan embarazadas que en el pasado. “Esto es probablemente se debe a que la cirugía correctiva ha mejorado la supervivencia y más mujeres alcanzan la edad reproductiva, y tal vez los médicos se vuelven más selectivos en a quiénes aconsejan evitar el embarazo", agregó el profesor.

Lo que dicen las cifras

Los hallazgos presentados en el congreso corresponden al Registro de Embarazo y Enfermedad Cardíaca (ROPAC, por su sigla en inglés). Esta data mundial busca recopilar información confiable sobre los resultados en mujeres con cardiopatía estructural o isquémica y sus bebés.

Se analizaron casos de 5,739 mujeres embarazadas con enfermedad cardíaca inscritas en 138 centros de salud de 53 países, durante los años 2007 y 2018. El 57% había nacido con una malformación cardíaca y la mayoría tenía una corrección quirúrgica a una edad temprana. 

En general, menos del 1% de las mujeres murió durante el embarazo o en el período postparto temprano. Las mujeres con hipertensión arterial pulmonar (una presión arterial anormalmente alta en los pulmones), tuvieron la tasa más alta de muerte (9%), y las tasas de muerte fetal y neonatal fueron del 1%. Más de la mitad tuvo cesárea (44%) y en más de un tercio de los casos fue por motivos cardíacos. 

En cuanto a las complicaciones, la insuficiencia cardíaca, las arritmias ventriculares y supraventriculares ocurrieron en 11%, 2% y 2%, respectivamente. Las probabilidades de complicaciones eran más altas, si antes del embarazo habían presentado insuficiencia cardíaca, disminución de la capacidad de ejercicio, disminución de la función de bombeo del corazón o habían tomado medicamentos anticoagulantes.

El profesor Roos-Hesselink explicó que, después de un aumento inicial en la mortalidad materna y de nuevos diagnósticos de insuficiencia cardíaca durante el embarazo, entre 2007 y 2010, las tasas han disminuido. Esto podría indicar una mayor conciencia de los problemas específicos y una mejor gestión de las mujeres embarazadas con enfermedades del corazón.

¿Tienes más preguntas sobre este tema? Consulta con nuestros especialistas, sin costo, en HolaDoctor Consultas.

Más para leer sobre embarazo:

Comparte tu opinión