Hierbas medicinales para controlar la diabetes

Hierbas medicinales para controlar la diabetes
Además de versátiles y fáciles de consumir, muchas hierbas tienen efectos beneficiosos para la salud. | Foto: GETTY IMAGES

Además de un peso saludable, evitar el consumo de tabaco y realizar ejercicio o actividad física con frecuencia, tener una buena alimentación es fundamental para prevenir o mantener bajo control a la diabetes.

Entre los muchos alimentos beneficiosos para este objetivo, se destacan las hierbas, por su versatilidad y facilidad de consumo.

Aquí te presentamos una lista con las mejores opciones, te contamos cómo incorporarlas a la dieta y que precauciones debes tener en cuenta:

Cúrcuma

Nativa de la India, la Curcuma longa pertenece a la familia de las zingiberáceas, y desde hace siglos se utiliza cómo saborizante y colorante.

Es uno de los condimentos esenciales del curry, y su principal componente es la curcumina, que le otorga su color, así como una importante variedad de efectos medicinales.

Con respecto a la diabetes, la evidencia científica disponible es escasa, pero se cree que la cúrcuma podría ayudar a controlar los niveles de glucosa en sangre.

Esto se debe a que la curcumina posee propiedades antioxidantes, con efectos protectores sobre las células del páncreas, órgano encargado de producir la insulina.

Cómo consumir cúrcuma

La forma más fácil de incorporarla a la dieta y aprovechar sus beneficios es utilizándola en polvo o su ralladura para condimentar tus platillos favoritos.

También existen suplementos dietéticos, antes de tomarlos deberás consultar a un profesional de la salud.

Otra opción es mediante infusiones. Para ello, solo necesitas hervir una cucharada de su polvo o media de su ralladura en agua y dejar reposar durante 10 a 15 minutos. Luego cuela la preparación y añade miel o limón para saborizar.

Efectos secundarios

Aunque la cúrcuma se considera segura para la mayoría de las personas, existen registros que muestran que su consumo en exceso (más de 1 000 mg. diarios) puede causar malestar estomacal, diarrea o náuseas y vómitos. Incluso en algunos casos se experimentó arritmia (trastorno en la frecuencia cardíaca).

Fenogreco

También llamado fenugreco, alholva o methi, Trigonella foenum-graecum es una planta que pertenece a la familia de las fabáceas, y es originaria de Medio Oriente.

Se encontraron sus semillas en tumbas de faraones muy importantes, como Tutankamón, ya que en el Antiguo Egipto el fenogreco ya era muy valorado por sus propiedades gastronómicas y medicinales.

Actualmente, distintas investigaciones analizaron sus efectos en personas con diabetes, y aunque la evidencia aún se considera insuficiente, su consumo se asoció a una disminución de los niveles de glucosa en sangre.

Los expertos creen que creen que esto se debe a la presencia de fibra, que reduce la absorción de azúcar en el torrente sanguíneo, ayudando a prevenir los famosos "picos" o "caídas" de glucosa.

Cómo consumir fenogreco

Las hojas de fenogreco suelen secarse y utilizarse para condimentar, o preparar sopas y ensaladas.

Las semillas también se aprovechan, aunque como son de sabor amargo se aconseja usarlas con moderación. Puedes espolvorearlas en panes, sopas, guisos, o pastas, o molerlas para preparar infusiones energizantes. También se comen sus brotes.

Efectos secundarios

El fenogreco se reconoce como seguro, aunque ciertos estudios advirtieron que su consumo podría asociarse con efectos secundarios, como diarrea, gases e indigestión, especialmente en personas con alergia a la planta, cuando se lo consume en exceso o de forma incorrecta.

Tampoco se recomienda a mujeres embarazadas, ya que puede provocar abortos espontáneos.

Gimnema

Gymnema sylvestre es una enredadera procedente de la India que desde la década de 1980 despertó el interés de la ciencia.

Tomando como referencia el uso tradicional de la planta, los investigadores hallaron que su ingesta podría reducir el uso de insulina en pacientes insulinodependientes.

Este efecto posiblemente se deba al Gymnemagenin, un compuesto de la gimnema con principios antidulces y que exhibe un efecto inhibidor sobre los niveles de glucosa plasmática.

Cómo consumir gimnema

Puedes tomar infusión de gimnema, vertiendo agua caliente en una taza con sus hojas secas y dejando reposar la preparación durante 5 a 10 minutos. Por su sabor amargo, se aconseja mezclar la gimnema con otras hierbas antes de infusionar, como té verde o manzanilla.

También puedes recurrir a sus suplementos. Pero recuerda, aunque los estudios son favorables, se aconseja la supervisión médica y un estricto control de azúcar en sangre antes de comenzar a consumir esta planta por cualquier medio.

Efectos secundarios

Como la gimnema puede disminuir los niveles de azúcar en sangre en personas con diabetes, no se aconseja consumirla junto a medicamentos o hierbas con efectos similares, como Amaryl, Diabeta, Glynase, Avandia, Diabinese, Glucotrol, ácido alfa lipoico, alholva, ajo, cromo, garra del diablo, melón amargo, goma guar, castaño de Indias, Panax ginseng, psilio, o ginseng siberiano.

Tampoco existe suficiente información sobre si resulta segura su ingesta durante el embarazo o la lactancia, por lo que los expertos aconsejan precaución o evitar su consumo.

Jengibre

El jengibre pertenece a la familia Zingiberáceas, por lo que es pariente de otros ejemplares reconocidos como la cúrcuma y el cardamomo. Al igual que estas hierbas, su uso parece remontarse hace miles de años.

Se aprovecha su rizoma, es decir, el tallo horizontal subterráneo, por sus aroma fresco, sabor picante y variedad de propiedades.

Entre ellas se encuentra ayudar a regular el azúcar en sangre en personas con diabetes tipo 2, gracias a la interacción de algunas de sus sustancias con la serotonina, un neurotransmisor implicado en la secreción de insulina.

Cómo consumir jengibre

Puedes lavar, pelar y rallar el jengibre fresco para sazonar carnes, pollos o pescados. También puedes usar esa ralladura como condimento para ensaladas de frutas.

Si no lo consigues fresco, puedes usarlo molido. Pero cuidado, esta variante es algo más concentrada (1/8 de cucharadita equivale a una entera del fresco). Tanto el jengibre rallado como el molido pueden usarse para preparar batidos, jugos, aderezos o infusiones.

Efectos secundarios

Por sus efectos sobre los niveles de azúcar en sangre, los profesionales aconsejan evitar el consumo de jengibre con esos fines si ya se toman medicamentos para la diabetes, como:

  • Amaryl.
  • Diabeta.
  • Actos.
  • Avandia.
  • Glynase.

Té verde

El té verde es la hoja seca de la planta Camellia sinensis, de la cual también surgen otras variedades de té. Esta diferenciación parte del grado de oxidación que recibe la hoja, por ejemplo, con poca oxidación se obtiene el té Oolong mientras que con oxidación completa el té negro.

El té verde no se fermenta, y posee propiedades antioxidantes y astringentes. Además, por su naturaleza alcalina, el té verde resultaría útil para controlar los niveles de glucosa en sangre.

Esto se debe a que estimularía el buen funcionamiento del páncreas, encargado de la secreción de insulina, y, por lo tanto, de una correcta descomposición y absorción del azúcar.

Efectos secundarios

Los riesgos asociados con el té verde son los mismos que con cualquier otra infusión de C. sinensis (té negro, rojo o oolong). Estos giran en torno al contenido de cafeína y taninos.

Entre las principales consecuencias se hallan problemas hepáticos y de sueño, anemia, dolor de cabeza, molestias, irritabilidad o estreñimiento. Recuerda beberlo siempre con moderación.

Para recordar:

Además de practicar ejercicio con regularidad, controlar tu peso, y evitar hábitos dañinos (como fumar), la alimentación es un aspecto clave en la prevención o control de la diabetes.

Existen muchos alimentos con propiedades beneficiosas, pero las hierbas suelen destacarse por su versatilidad y facilidad de consumo.

Entre las mejores se encuentra la cúrcuma, fenogreco, jengibre, gimnema o el té verde. Como ocurre con otras plantas, todas pueden provocar efectos secundarios, por lo que se aconseja usarlas con precaución y consultar a un profesional de la salud antes de consumirlas.

Fuentes consultadas: Asociación Estadounidense de la Diabetes, Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales, Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, Clínica Mayo, Departamento de Agricultura de EE. UU., Instituto Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa, Sociedad Estadounidense de Nutrición.

Comparte tu opinión