¿Deprimido? Esta nueva terapia podría ayudarte

¿Deprimido? Esta nueva terapia podría ayudarte
La depresión es un trastorno mental frecuente que afecta a más de 300 millones de personas en el mundo. | Foto: ISTOCK

La depresión puede ocurrirle a cualquier persona y, aunque se trate de una enfermedad común, nunca es una parte "normal" de la vida, sin importar la edad, sexo o salud. Para tratarla, un nuevo ensayo clínico probó una nueva técnica de estimulación cerebral.

La depresión es un trastorno mental frecuente que afecta a más de 300 millones de personas en el mundo. Solo en EE.UU. afecta al 6.7% (más de 16 millones) de adultos cada año.

Esta enfermedad se caracteriza por la presencia de tristeza, sentimientos de culpa o falta de autoestima, trastornos del sueño o del apetito, pérdida de interés o placer y falta de concentración. En ciertos casos es capaz de complicar otros problemas de salud e incluso puede ser lo suficientemente grave como para conducir al suicidio.

Según Mental Health America (MHA), aunque las personas con depresión "tienen una remisión completa del trastorno con un tratamiento efectivo, solo un 35% buscan tratamiento con profesionales de salud mental".

Los especialistas creen que el motivo de su resistencia podría deberse a que creen que la depresión no es grave, que pueden tratarse por sí mismos o que es una debilidad personal en lugar de una enfermedad médica grave.

La Escuela de Medicina de Carolina (UNC) en Chapel Hill, EE.UU., realizó un estudio clínico que probó un tipo de terapia de estimulación cerebral eléctrica llamada "estimulación de corriente alterna transcraneal" (TACS) en personas con depresión mayor. Los hallazgos se publicaron en Translational Psychiatry.

Estimulación del cerebro

Los investigadores analizaron las oscilaciones alfa de los participantes, estas son ondas cerebrales con una frecuencia de 8–12 Hertz, que los especialistas pueden medir utilizando un electroencefalograma.

Las oscilaciones alfa crecen cuando una persona sueña, medita o se concentra en una idea específica, es decir, cuando el cerebro está completamente enfocado y bloquea los estímulos que distraen. En las personas con trastorno depresivo mayor son mucho más activas.

"Realizamos un pequeño estudio de 32 personas, porque este tipo de enfoque nunca se había hecho antes. Es importante tener en cuenta que este es el primer estudio de su tipo", señaló el autor principal del estudio, Flavio Frohlich.

Durante el estudio los investigadores dividieron a los participantes, que ya habían recibido un diagnóstico de depresión, en tres grupos:

  • El primero recibió una estimulación eléctrica con placebo, esto quiere decir que imitaba la sensación del tratamiento.
  • El segundo recibió estimulación cerebral con TACS, de 40-Hertz, fuera del rango en el que actúan las oscilaciones alfa.
  • El tercero o principal recibió el tratamiento adecuado, que consistía en estimulación con TACS de 10 Hertz, con el objetivo de equilibrar las ondas cerebrales.

Reducción de los síntomas

Cada participante recibió la terapia en sesiones de 40 minutos durante los 5 días que duró el trabajo. Los investigadores evaluaron los efectos de la terapia en los participantes tras finalizar la intervención y 4 semanas después de ello.

Frohlich y su equipo encontraron en casi el 78% del grupo que habían recibido la estimulación con TACS de 10 Hertz, una reducción en los síntomas de depresión de al menos el 50%, en comparación con su situación al inicio del estudio.

Los investigadores señalaron que este "efecto positivo" fue significativamente mayor en el grupo de terapia principal que en los participantes de los otros dos grupos.

"No estaba claro qué pasaría si tratábamos a las personas varios días seguidos o qué efecto podríamos ver semanas después. El hecho de que hayamos visto resultados tan positivos en este estudio me da confianza en nuestro enfoque, ya que podría ayudar a muchas personas con depresión", dijo Frohlich.

Y agregó "Ahora que hemos documentado cómo este tipo de TACS puede reducir los síntomas de la depresión, podemos ajustar nuestro enfoque para ayudar a muchas personas de una manera barata y no invasiva".

Frohlich y su equipo están buscando participantes para dos estudios de seguimiento que profundicen usos de la terapia de TACS.

Más información sobre depresión:

Comparte tu opinión