Bayer dejará de vender Essure, su controversial implante anticonceptivo

Bayer dejará de vender Essure, su controversial implante anticonceptivo
Se estima que el Essure ha sido utilizado por más de 750,000 mujeres | Bayer

Tras años de críticas, la farmacéutica Bayer decidió suspender las ventas de Essure, su polémico implante anticonceptivo permanente. La decisión se basa en que sus ventas bajaron tanto que ya no es rentable mantener su comercialización.

Aunque el dispositivo saldrá del mercado estadounidense a finales de año, la compañía sigue recomendándolo como un método seguro y efectivo. En el comunicado que emitió. informó que las mujeres que actualmente tienen implantado el Essure pueden seguir confiando en este y que seguirán apoyando a sus proveedores de atención médica.

Essure salió al mercado como una alternativa no quirúrgica a la ligadura de trompas. El dispositivo es una pequeña bobina de metal flexible que se adapta a cada trompa de Falopio, a través del cuello uterino y del útero. La inflamación y las cicatrices que produce “sellan” permanentemente cada tubo en los tres meses posteriores al implante.

Mientras que la esterilización femenina tradicional se hace a través de una cirugía laparoscópica, los implantes Essure se insertan en un procedimiento que se puede realizar en un consultorio médico y toma menos de 15 minutos. Pero el dispositivo ha tenido una historia problemática.

Sangrados, dolores y otros riesgos

Años después de que lo aprobara la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por su sigla en inglés), comenzaron aparecer los informes de sus efectos adversos. Sangrado, dolor abdominal, migrañas, depresión, reacciones alérgicas, enfermedades autoinmunes y problemas de la tiroides fueron las principales quejas de las mujeres que utilizaron Essure.

A principios de 2018 en la revista Journal of the American Medical Association se dieron a conocer los resultados de un estudio llevado a cabo en Francia que indicaba que los implantes eran relativamente seguros y no aumentaban el riesgo de problemas de la salud. "Espero que las mentes frías prevalezcan y que no perdamos una técnica valiosa que ha ayudado a muchísimas mujeres", escribió en un editorial a propósito del estudio Eve Espey, presidenta del área de obstetricia y ginecología de la Universidad de Nuevo México.

Pero los reportes negativos llevaron a la FDA a tomar medidas que causaron un descenso de cerca del 70% de las ventas de Essure en Estados Unidos. Por ejemplo, se agregó un recuadro de advertencia a la etiqueta sobre el riesgo de perforación del implante, migración del dispositivo, reacción alérgica y dolor. Para abril de este año, la agencia ordenó restricciones en su venta y distribución para garantizar que todas las mujeres que estuviesen considerando usar el dispositivo recibieran la información adecuada, antes de tomar la decisión.

Tras la salida del mercado de Essure, Bayer llevará a cabo un estudio de vigilancia post comercialización y trabajará estrechamente con la FDA para garantizar el seguimiento adecuado. Desde su aprobación, se estima que el dispositivo ha sido utilizado por más de 750,000 mujeres en todo el mundo.

Más para leer sobre anticonceptivos:

Comparte tu opinión