Essure, un dispositivo para la esterilización femenina, parece ser seguro, según un estudio

Essure, un dispositivo para la esterilización femenina, parece ser seguro, según un estudio

MARTES, 23 de enero de 2018 (HealthDay News) -- Los implantes Essure usados en la esterilización femenina han recibido críticas en años recientes, y las mujeres han reportado una amplia variedad de problemas a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU.

Pero un nuevo estudio de Francia muestra que los implantes son relativamente seguros y no aumentan el riesgo de efectos secundarios ni de problemas de la salud.

Los resultados muestran que Essure debe permanecer en el mercado como una opción viable para algunas mujeres que deseen evitar el embarazo, planteó la Dra. Eve Espey, presidenta de obstetricia y ginecología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Nuevo México.

"Espero que las mentes frías prevalezcan y que no perdamos una técnica valiosa que ha ayudado a muchísimas mujeres", dijo Espey, autora de un editorial publicado junto al estudio. Ambos se publicaron en la edición del 23 al 30 de enero de la revista Journal of the American Medical Association.

La esterilización femenina tradicional (la "ligadura de trompas") conlleva una cirugía laparoscópica. Se insertan pequeñas herramientas a través de minúsculas incisiones en el abdomen para cortar o sellar las trompas de Falopio de una mujer, lo que previene el embarazo de inmediato.

Los implantes Essure (unos pequeños muelles) se insertan en las trompas de Falopio a través de la vagina, lo que elimina la necesidad de incisiones. El procedimiento se puede realizar en el consultorio en menos de 15 minutos.

Una vez se insertan, los muelles promueven la creación de tejido cicatrizado que al final cierra las trompas. Pero el proceso natural puede tardar hasta tres meses, y mientras tanto una mujer puede quedar embarazada si tiene sexo sin protección.

Essure es una opción valiosa para las mujeres con problemas de salud suficientemente graves que pudieran morir bajo anestesia general, que se necesita para la cirugía laparoscópica, señaló el Dr. Charles Ascher-Walsh, director de ginecología y uroginecología en el Hospital de Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York.

También es una buena opción para las mujeres con una cirugía abdominal anterior y para las que tienen tanto exceso de peso que sería difícil realizar una cirugía laparoscópica, explicó Espey.

Los problemas de seguridad relacionados con Essure aparecieron por primera vez en Estados Unidos en 2015, dijeron los autores del estudio en las notas de respaldo. Las mujeres comenzaron a reportar una amplia variedad de efectos secundarios a la FDA, que incluían sangrado, dolor abdominal, migrañas, depresión, reacciones alérgicas, enfermedades autoinmunes y problemas de la tiroides.

El tema se hizo tan candente que Espey dijo que vio a gente protestar contra el Essure justo al lado de los protestantes contra el aborto cuando asistió a la última reunión anual del Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists).

Para sopesar los problemas de seguridad, unos investigadores liderados por la Dra. Kim Bouillon, de la Agencia Nacional Francesa de Medicamentos y Productos para la Salud en Saint-Denis, analizaron datos de más de 105,000 mujeres francesas que se sometieron a la esterilización entre 2010 y 2014.

Más o menos un tercio de las mujeres recibieron el implante Essure, y las demás se sometieron a una cirugía laparoscópica tradicional.

Las mujeres que recibieron el implante Essure tenían un riesgo inmediato más bajo de complicaciones, de más o menos un 0.13 por ciento frente a un 0.78 por ciento con la cirugía, lo que no resultó sorprendente dado que el procedimiento no requiere incisiones ni anestesia.

Pero las pacientes de Essure también se enfrentaron a un riesgo más alto de que la esterilización no surtiera efecto: más o menos un 4.8 por ciento, frente a un 0.69 por ciento con la cirugía.

También fueron más propensas a necesitar otro procedimiento ginecológico en un plazo de un año, con más o menos un 5.7 por ciento frente a un 1.7 por ciento.

"Lo que encontraron fue lo que ya sabíamos, que un porcentaje más alto de mujeres necesitaron un segundo procedimiento de esterilización porque el primero no funcionó", dijo Espey.

Pero los investigadores no encontraron diferencias en otras complicaciones médicas ni efectos secundarios entre el Essure y la cirugía laparoscópica.

Espey y Ascher-Walsh dudan que los hallazgos acaben con las sospechas sobre la seguridad del Essure.

"Esto nos aporta un poco más de evidencia cuando intentamos informar a una paciente de que no es tan malo como parece, pero es un acorde en una sinfonía de negatividad", lamentó Ascher-Walsh. "Honestamente no creo que cambie gran cosa".

Espey dijo que lo que más le preocupa es que el fabricante de Essure, Bayer, decida que es demasiado problemático y lo saque del mercado.

"Mi preocupación es que no importe lo que las mujeres piensen o lo que la investigación diga. Si el producto sale del mercado, se acabó", dijo Espey. "Contar con una mezcla robusta de métodos probablemente tenga el mejor impacto al permitir a las mujeres planificar sus familias y reducir los embarazos no planificados".

En una declaración, Bayer dijo que respalda las conclusiones del estudio.

"Bayer cree que es críticamente importante que las mujeres y sus proveedores de atención de la salud cuenten con información factual y sin sesgos sobre las opciones permanentes de control de la natalidad, dado que se han propagado ideas erróneas y falsedades patentes respecto a todos los tipos de anticonceptivos, pero sobre todo de la cirugía histeroscópica", señaló la compañía.

Más información

Para más información sobre la esterilización femenina, visite el Departamento de Servicios de Salud y Humanos de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo

Comparte tu opinión