Reemplazar la carne roja por proteínas ayudaría al corazón

Reemplazar la carne roja por proteínas ayudaría al corazón
La carne roja no aumentaría significativamente el riesgo cardiovascular cuando se respeta el consumo recomendado. | Foto: ISTOCK

Los peligros que esconde un consumo excesivo de carne roja son bien conocidos, sobre todo por nuestro corazón, pero ¿Cómo podemos sustituir este alimento sin perder los nutrientes que nos ofrece?

Un nuevo trabajo comparó los efectos en la salud del consumo de carne roja con los de otras dietas y encontró que sustituir las proteínas de la carne, por otras saludables, ayudaría a reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular.

El consumo de carne roja es actualmente un tema controvertido. Si bien distintas encuestas encontraron que gran parte de los estadounidenses estarían dispuestos a reducir o reemplazar estos alimentos, los datos oficiales demuestran lo contrario.

Las últimas estimaciones del Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA) señalan que el consumo de carne roja superaría los 1,7 kilogramos semanales por persona. Esto es casi cuatro veces (entre 400 y 500 gramos) lo que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Por este motivo, los especialistas creen que las campañas de educación serían necesarias para concientizar a la población sobre las asociaciones que la carne roja tiene con los daños a la salud nutricional y acelerar el cambio hacia una dieta sostenible.

Esto no quiere decir que sea necesario eliminar por completo estos alimentos. Estudios encontraron que la carne roja no aumentaría significativamente el riesgo de enfermedad cardiovascular cuando una persona se adhiere al consumo recomendado.

Para profundizar en esta relación, investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard y la Universidad de Purdue, en EE. UU., compararon ensayos 36 que analizaron los efectos de reemplazar la carne roja con otros alimentos. Los resultados se publicaron en Circulation.

No todo es carne

El equipo analizó información de más de 1,800 personas, específicamente su presión arterial y las concentraciones en sangre de colesterol y grasas (triglicéridos y lipoproteínas) en aquellos que consumían dietas con carne roja.

Luego compararon estos valores con los de las personas que comían más de otros alimentos, como frutos secos, soja, pollo, pescado, legumbres o carbohidratos. Los autores se encontraron con los siguientes resultados:

  • No hubo diferencias significativas en el colesterol total, las lipoproteínas o la presión arterial entre las diferentes dietas.
  • Las dietas altas en carne roja causaron un aumento en las concentraciones de triglicéridos. 
  • Las dietas ricas en proteínas vegetales de alta calidad disminuyeron los niveles de "colesterol malo".

Según la autora principal del estudio, Marta Guasch-Ferré, las investigaciones anteriores que evaluaban estos vínculos eran inconsistentes, pero su trabajo se diferencia porque hizo "comparaciones específicas entre dietas ricas en carnes rojas versus dietas ricas en otros tipos de alimentos, encontrando que la sustitución de carnes rojas por fuentes de proteínas de alta calidad conduce a cambios más favorables en los factores de riesgo cardiovascular".

La experta también reconoció que preguntar si la carne roja es buena o mala le resulta "inútil", ya que debe ser comparada con otro tipo de alimento para evaluar las variables que deseen conocerse.

"Si reemplaza las hamburguesas con galletas o papas fritas, no se vuelve más saludable. Pero si reemplaza la carne roja con fuentes de proteínas vegetales saludables, como nueces y frijoles, obtendrá un beneficio para la salud", ejemplificó.

Al igual que muchos profesionales de la salud, los autores del reciente trabajo recomendaron que las personas incluyan dietas vegetarianas saludables o estilos de alimentación mediterránea. Se ha comprobado que esta última mejora la salud del cardiovascular, cognitiva, la longevidad y el rendimiento físico.

Otras opciones

Si deseas reemplazar las proteínas que ofrece la carne, puedes incorporar algunos de los siguientes alimentos a tu dieta:

  • Almendras.
  • Castañas.
  • Frijoles.
  • Frutos secos.
  • Garbanzos.
  • Huevos.
  • Lentajas.
  • Pescado.
  • Pistachos.
  • Pollo.
  • Queso cottage o requesón.
  • Quinoa.
  • Semillas de cáñamo.
  • Soja.
  • Tofu.

Más información sobre carne roja:

Comparte tu opinión