Beneficios del kiwi que no conocías

Foto: GETTY IMAGES

Fácilmente reconocible por su vellosidad amarronada, verde pulpa y pequeñas semillas negras, el kiwi es un alimento que no debe faltar en tu dieta. Pero este exótico fruto tiene algo más que su delicioso sabor para ofrecerte, ya que en los últimos años diferentes investigaciones lo vincularon con muchas bondades para la salud. Aquí te contamos cuáles.

Muy parecidos
Foto: GETTY IMAGES

Muy parecidos

Es una baya que se obtiene de la enredadera Actinidina deliciosa. Contrario a la creencia popular, no es originario de Nueva Zelanda, sino de China, aunque se introdujo en el país oceánico a principios del siglo pasado. Este hecho definió el nombre por el que lo conocemos, debido a su parecido con una de las aves autóctonas, el Apteryx, popularmente conocida como Kiwi.

Poder nutritivo

El kiwi tiene un sabor ácido, similar al de las fresas, y una gran cantidad de nutrientes. Distintas investigaciones encontraron que sería más rico en potasio que las bananas, en vitamina E baja en grasas que el aguacate, en luteína que las espinacas y una excelente fuente de fibra dietética. De este coctel de propiedades se pueden obtener ciertos beneficios:

Frutas que te ayudarán a bajar de peso

1. Antioxidante

Cuando se habla de vitamina C, por lo general se piensa en la naranja y el limón, sin embargo, el kiwi tiene casi dos veces más cantidad que cualquier cítrico. Una porción contiene el 240% de la ingesta diaria recomendada de vitamina C, convirtiéndolo en una poderosa opción antioxidante para combatir a los radicales libres, moléculas dañinas que afectan las estructuras celulares.

2. Fortalece el sistema inmune
Foto: GETTY IMAGES

2. Fortalece el sistema inmune

Cuando las defensas están bajas se puedes ser más susceptible a ser atacado por alguna enfermedad, como un resfriado. El consumo regular de kiwi podría ayudarte a potenciar el sistema inmune gracias a que contiene ácido fólico y vitamina C, nutrientes claves para la producción de glóbulos rojos y blancos, así como de anticuerpos que defienden al organismo de los microbios e infecciones.

3. Guardián del corazón

Diferentes investigaciones encontraron que el rico contenido del kiwi en polifenoles, vitamina C y E, y potasio ayudaría a mantener una buena salud cardiovascular. Esto sería posible gracias a que reducirían la formación de coágulos y triglicéridos en la sangre. Para ello, prueba consumir entre una y dos unidades diarias.

15 cosas que dañan tu corazón

4. Combate la hipertensión

Muchos estudios señalan que el consumo regular de kiwi podría beneficiar diferentes órganos, como el corazón, cerebro, riñones u ojos, debido a que reduciría los niveles de presión arterial. Sin embargo, se desconoce la causa exacta de este vínculo, aunque la mayoría de la evidencia señala como responsable a la luteína y su acción antioxidante.

Qué comer para controlar la hipertensión
5. Ayuda a la digestión
Foto: ISTOCK

5. Ayuda a la digestión

Es una excelente fuente de fibra dietética, tanto soluble como insoluble, ideal para mejorar el tránsito intestinal. Además, contiene actinidina, una enzima que ayudaría a estimular el proceso digestivo y asimilar de forma más rápida y eficaz las proteínas contenidas en otros alimentos.

Cardamomo, excelente para la digestión

6. Adiós estreñimiento

Si sufres de estreñimiento o constipación intestinal, incluir kiwi en el desayuno podría ser un excelente remedio para acabar con las molestias. Su consumo se asoció con un aumento en el número y frecuencia de las deposiciones en pacientes con síndrome de intestino irritable y problemas de estreñimiento. A la vez, su alto contenido en fibra actúa como un laxante que no irrita el intestino.

Laxantes para combatir el estreñimiento

7. Bajar de peso

Debido a que es bajo en calorías, grasas y carbohidratos, y posee una buena cantidad de fibra, el kiwi incrementaría la sensación de saciedad y favorecería el control del peso. Además, es rico en vitamina C, compuesto con el que al cuerpo le resulta más fácil quemar grasa, gracias a que estimula la función de una sustancia llamada la carnitina.

Las mejores formas de bajar de peso

8. Cuidado de la piel

Su poder antioxidante puede retrasar los efectos del envejecimiento, incluyendo los cambios en el grosor de la piel, elasticidad y firmeza. Además, la vitamina C que contiene es clave para la producción de colágeno, la proteína que da a nuestra piel su estructura y la mantiene firme y saludable. También es rico en vitamina E, que ayuda a disminuir las líneas faciales y combatir las arrugas.

Qué producto debes usar según tu piel

9. Amigo de tus ojos

El kiwi es rico en luteína, un pigmento antioxidante presente de forma natural en la retina y que actúa como un filtro para evitar los daños que los rayos del sol pueden ocasionar a nuestra vista. Algunos investigadores informaron que consumir una dieta con gran cantidad de luteína podría reducir el riesgo de desarrollar degeneración macular, un enfermedad crónica en los ojos, y cataratas.

Alimentos que cuidan tus ojos
10. Contra la anemia
Foto: GETTY IMAGES

10. Contra la anemia

La vitamina C del kiwi aumenta la absorción del hierro que consumimos en el torrente sanguíneo, con lo que se podría prevenir y combatir la anemia, una condición en la cual el cuerpo no tiene suficientes glóbulos rojos para transportar oxígeno a los tejidos. Esta condición puede producir síntomas como fatiga, dolor en el pecho, tez pálida, mareos, manos y pies fríos y deterioro cognitivo.

Por qué necesitamos consumir hierro

11. Huesos más fuertes

El kiwi posee los nutrientes necesarios para conseguir huesos fuertes y prevenir enfermedades como la osteoporosis. Estos son calcio, fósforo, esencial para la mineralización de los huesos, magnesio, que regula la absorción y asimilación del calcio, potasio, que evita la eliminación del calcio, y las vitaminas C, D y K.

5 pasos para fortalecer tus huesos

Fuentes consultadas

Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Departamento de Agricultura de EE. UU., Institutos Nacionales de Salud, Natural Medicines, PlantList

Comparte tu opinión