Hipertensión, cómo controlarla con remedios naturales

Foto: ISTOCK

Aproximadamente 1130 millones de personas en el mundo padecen hipertensión. Esta es una condición que por lo general no presenta signos ni síntomas, por lo que puedes tenerla durante años sin saberlo provocando serios daños en tu cuerpo. Aquí te presentamos remedios naturales que pueden ayudarte a contrarrestar este problema.

Qué es

Es la fuerza que la sangre ejerce sobre las paredes de las arterias o vasos sanguíneos. Puede medirse en milímetros de mercurio (mmHg) teniendo en cuenta la actividad del corazón: presión sistólica (bombeo) y diastólica (reposo). Los profesionales consideran niveles normales cuando la sistólica está por debajo de los 120 mmHg y la diastólica de los 80 mmHg.

Sus consecuencias

Cuando el tensiómetro indica que las medidas anteriores se superan de manera constante, puede existir riesgo de hipertensión. Esta condición aumenta el riesgo de estrechar las arterias, dificultar la circulación sanguínea, forzar el funcionamiento del corazón, sufrir ataques cerebrales, y provocar daños renales y oculares. Puedes recurrir a las siguientes opciones para prevenir este problema:

1. Ajo
Foto: GETTY IMAGES

1. Ajo

Este alimento es rico en alicina y ajoene, dos compuestos que serían capaces de disminuir el riesgo de arteriosclerosis (endurecimiento de las arterias), al disminuir los niveles de colesterol. También prevendría la aparición de hipertensión, al relajar los vasos sanguíneos y permitir una correcta circulación de la sangre.

Asombrosos remedios caseros con ajo

2. Omega 3

Puedes encontrar una importante cantidad de ácidos grasos Omega 3 en pescados, maricos, o aguacates. Según informan los especialistas, un consumo regular de estas grasas saludables sería de gran ayuda para el corazón, ya que disminuiría los niveles de presión arterial y triglicéridos, reduciendo el riesgo de diferentes trastornos cardiovasculares.

Beneficios comprobados del omega 3

Aceite de oliva

Otra forma de incorporar Omega 3 es mediante el aceite de oliva. Este estimularía la producción de vasodilatadores y mejoraría la fluidez de la sangre, disminuyendo así, el riesgo de hipertensión. Otros trabajos aseguraron que modificaría la estructura de las membranas y afectaría al metabolismo lipídico, que está muy alterado en pacientes con presión arterial alta.

Beneficios del aceite de oliva

3. Espino blanco

Científicamente conocido como crataegus laevigata, esta planta es ampliamente utilizada con fines medicinales, específicamente para tratas problemas urinarios y musculares, e insomnio. Sin embargo, también se destaca por su gran cantidad de antioxidantes, que favorecerían la circulación sanguínea, disminuyendo los niveles de presión arterial.

4. Avena

La avena posee importantes niveles de antioxidantes, entre ellos polifenoles y avenantramidas, que ayudarían a reducir los niveles de presión arterial al dilatar los vasos sanguíneos. De esta forma, permiten una mejor irrigación sanguínea y una mayor distribución de los nutrientes por el cuerpo.

Razones para consumir avena a diario

5. Magnesio

Es un mineral necesario para más de 300 reacciones bioquímicas del cuerpo, que incluyen el buen funcionamiento de las defensas, estructuras musculares y del corazón, previniendo la aparición de hipertensión. Puedes obtenerlo a través de la dieta (especialmente si es alta en proteínas, calcio o vitamina D) o por suplementos, aunque para estos últimos deberás consultar con un profesional.

Cambia tu estilo de vida
Foto: GETTY IMAGES

Cambia tu estilo de vida

La mayoría de las personas que tienen presión arterial alta necesitan tratamientos de por vida y cumplir con ellos es muy importante porque puede ayudar a prevenir o retrasar otros problemas. Una buena forma de lograrlo es adoptando hábito saludables, como dietas equilibradas, ejercicio regular y dormir lo suficiente.

Mejores ejercicios para quemar calorías

Biorretroalimentación

Esta es una técnica que mide las funciones corporales y te brinda información de ellas con el fin de ayudarte a controlarlas. Se basa en mediciones de presión arterial, ondas cerebrales, respiración, y frecuencia cardiaca, entre otros. Puedes consultar a tu médico sobre esta herramienta.

Respiración guiada
Foto: ISTOCK

Respiración guiada

Es una buena herramienta para normalizar los estados de nerviosismo, irritabilidad y ansiedad provocados por factores como el trabajo, estudios o malos hábitos. Según investigadores al hacer este trabajo se disminuye la tensión muscular, estrés y fatiga, y, por consiguiente, la presión arterial. También puedes probar con técnicas de meditación.

Fuentes consultadas

Asociación Estadounidense del Corazón, Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre, Natural Medicines.

Comparte tu opinión