SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

TODO SOBRE SALUD MENTAL
Por qué los gobiernos deberían cuidar más la felicidad de la gente

Ésta no es una pregunta fácil de responder, ya que el término felicidad es amplio y no es universalmente igual. Uno de los principales científicos que ha estudiado estas dos perspectivas es el Dr. Ed Diener, pionero en psicología positiva y autor de una definición de felicidad ampliamente utilizada en estudios y clasificaciones de países.

Diener es profesor de psicología en la Universidad de Virginia y en la Universidad de Utah, en EE.UU., y científico principal de la Organización Gallup. Lo que sigue es una entrevista de Sherif Arafa a Diener, aparecida en Greater Good Magazine de la Universidad de California, en Berkeley, EE.UU. sobre la felicidad y su importancia en la salud mental de las personas.

¿La felicidad es responsabilidad del gobierno o del ciudadano?

ED: ¡Por supuesto, son ambos! Es las dos cosas a la vez. El estado debe proporcionar agua limpia, rastrear enfermedades infecciosas y desarrollar medicamentos, y así sucesivamente: el individuo no puede hacer estas cosas. Pero la persona debe hacer ejercicio y comer bien, usar cinturones de seguridad al conducir y abstenerse de fumar. El estado puede alentar estas cosas, pero generalmente no puede exigirlas de manera efectiva a menos que los ciudadanos asuman la responsabilidad. 

La mayoría de las cosas son así. Es responsabilidad de ambos. La economía es otro ejemplo. Las políticas gubernamentales ciertamente pueden fomentar la prosperidad económica, pero cada ciudadano individualmente debe trabajar duro, y si son perezosos o irresponsables, probablemente no prosperarán.

En el caso de la felicidad, sabemos que el temperamento innato de una persona es importante para su felicidad. Pero también hay comportamientos y elecciones que las personas toman que pueden influir en su bienestar. En el lado negativo, las personas pueden sentirse infelices si se vuelven adictas a las drogas, se preocupan innecesariamente todo el tiempo o toman otras malas decisiones. En el lado positivo, las personas pueden ser positivas y brindar apoyo a los demás, tener metas importantes a largo plazo que conducen a una vida significativa, etc. 

Por otro lado, las cosas que hace el gobierno también pueden influir en la felicidad. Así que no hay una clave simple para la felicidad. Eso viene de varias direcciones. ¿Por qué la felicidad es diferente a la educación, la economía o la salud? ¡Las políticas gubernamentales definitivamente pueden influir en la felicidad! 

¿Qué hacen los gobiernos para promover el bienestar?

ED: Cada vez más naciones están comenzando a evaluar el bienestar de los ciudadanos, por ejemplo, midiendo la satisfacción con la vida y el significado en la vida. Estas medidas pueden decirnos quiénes en una sociedad están sufriendo en lugar de florecer y qué factores están produciendo impulsos en lugar de perjudicar la felicidad.

Por ejemplo, en el Reino Unido, el gobierno ha asignado varios billones de libras adicionales para el tratamiento de enfermedades mentales. ¿Por qué? Debido a que se encontró que la enfermedad mental era una fuente importante, si no la principal, de sufrimiento. Además, se descubrió que se gastaba menos en tratar la enfermedad mental que en otras enfermedades importantes. Mucho sufrimiento, pero muy poco financiado. Esto llevó al parlamento a cambiar las prioridades de gastos.

¿Qué recomienda para que la gente sea feliz?

ED: No hay una clave única para la felicidad porque una serie de factores influyen en ella. Pero hay una receta con algunos ingredientes necesarios, como las relaciones sociales de apoyo, la espiritualidad que se basa en sentimientos positivos que vinculan a la persona con objetivos más grandes y más importantes que los individuales, y tener la capacidad de lidiar con los contratiempos.

Encontramos que todas las personas felices tienen fuertes relaciones sociales. No es solo recibir apoyo de otros. Las personas más felices suelen ser las que más hacen para ayudar a los demás y a sus sociedades. Parece que hacer felices a los demás es una buena manera de avanzar hacia la felicidad personal. En otras palabras, el camino hacia la felicidad no es el hedonismo, sino una vida dedicada a objetivos significativos importantes y otras personas.

Además, las personas deben aprender a pensar correctamente sobre el mundo para no estresarse demasiado. No pueden hacer montañas de problemas en su mente: necesitan mirar más el lado positivo de los eventos la mayor parte del tiempo para ser felices. Lo importante es darse cuenta de que podemos elegir la felicidad y luego perseguirla, y que no estamos condenados a la infelicidad. Algunas personas pueden necesitar la ayuda de otros para ser felices. Pero todos pueden lograrlo.

¿Cuáles son los beneficios de la felicidad?

ED: Primero, es importante no confundir la felicidad con simplemente divertirse, por ejemplo, yendo a fiestas, practicando deportes y participando en actividades recreativas. Las fuentes de la felicidad profunda y duradera contribuyen a la felicidad sostenible, que conduce a:

  • Mejor salud y longevidad: las personas felices viven más y experimentan mejor salud.

  • Rendimiento laboral superior.
  • Relaciones sociales más favorables, por ejemplo, tener menos probabilidades de divorciarse.
  • Más comportamientos "prosociales"; es más probable que ayude a otros, sea voluntario o done dinero a organizaciones benéficas.
  • Mejor salud mental y resistencia cuando se enfrentan a eventos estresantes; por ejemplo, es menos probable que sufran problemas de salud mental, como la depresión, y que se recuperen después de que suceda algo malo. 

Las personas felices no solo se sienten mejor, sino que funcionan mejor para lograr las cosas que valoramos. Ayudan a la sociedad. Las personas felices no son indiferentes, no son egoístas. Tienen la energía y el deseo de trabajar en los problemas sociales tanto o más que otros.

Sin embargo, lo que causa la felicidad varía de persona a persona y de cultura a cultura, hasta cierto punto. En algunas culturas, la felicidad se experimenta como excitación y acción, mientras que en otras se vive como calma y satisfacción. Pero no debemos perder de vista el hecho de que hay algunos signos universales para ser feliz. Por ejemplo, en todas partes las personas desean que se satisfagan sus necesidades innatas de alimentos, apoyo social y refugio. De ahí que el rol del gobierno sea importante en la felicidad.

Los últimos estudios sobre la felicidad indican que…

  • Vivir cerca de parques abiertos y de bibliotecas te hace más feliz.

  • Practicar ejercicio aumenta la sensación de felicidad.
  • Practicar la paciencia es buena para el bienestar mental.
  • Asistir a conciertos de música te brinda felicidad.
  • Tener una niñez feliz ayuda en los momentos difíciles de la vida.
  • Tener un círculo sólido de apoyo social basado en amigos o familia impulsa la felicidad.

Más para leer sobre la felicidad

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Salud Mental a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad