Autismo y cuarentena: consejos para ayudar a tu hijo a sobrellevarla

Autismo y cuarentena: consejos para ayudar a tu hijo a sobrellevarla
| Foto: GETTY IMAGES

Uno de cada 54 niños en los Estados Unidos tiene un diagnóstico del espectro autista, lo que significa que presentan algún grado de esta condición.

Los niños hispanos reciben menos diagnóstico de autismo, y si lo tienen ocurre 2.5 años más tarde que otros grupos de población.

Además, una vez diagnosticados, reciben menos servicios de ayuda. Esto hace que pierdan oportunidades de tratamiento y eduación muy valiosos.

Para los niños con autismo, la cuarentena puede representar desafíos especiales. Y los padres deben estar listos para ayudarlos a sobrellevarla lo mejor posible.

Este trastorno dificulta la interacción social y la comunicación, y se caracteriza por patrones restringidos o repetitivos de pensamiento y comportamiento.

Los niños que viven con autismo tienden a funcionar bien cuando siguen rutinas y estructuras, y prácticas sociales específicas y preestablecidas.

En estos días de cuarentena y aislamiento social, los padres deben ser también maestros y hasta terapeutas.

Tal vez el primer desafío sea elaborar una nueva rutina:

  • El niño debe despertarse a la misma hora cada día.
  • Tener un lapso de tiempo establecido a la mañana y a la tarde para hacer tareas de la escuela, dibujar, leer, o practicar su actividad favorita.
  • Debes mantenerlo entretenido (por supuesto con tiempos de descanso). Puede ser una buena forma de evitar perretas, o crisis mayores.
  • Es bueno permanecer conectados con el pediatra y el terapeuta, en caso que sea necesaria una intervención a distancia (en estos días ha habido un resurgimiento de la telemedicina, que funciona muy bien para casos de salud mental).
  • Dependiendo de las reglas de tu gobierno local, puedes salir a caminar, un momento que también se puede aprovechar para aprender sobre plantas, y algún insecto a pájaro con el que te cruces en el camino.

Los días de pandemia en los que las personas deben permanecer encerradas y no pueden conectarse son un desafío para todos, pero en especial para el niño autista al que le cuesta lidiar con la incertidumbre.

Para que el adulto pueda apoyar y acompañar al niño que vive con autismo, lo primero que debe hacer es sentirse bien él mismo. Tratar de manejar su propia incertidumbre.

Si el adulto siente miedo y preocupación excesivas por la pandemia, el niño lo sentirá. Es bueno calmarse, respirar profundo y recopilar buena información para compartir con el niño. Algunos mensajes positivos son:

  • Es bueno saber que las pandemias no suceden muy a menudo. Ocurren  una vez cada 25 o 30 años, o aproximadamente tres veces cada 100 años. También es bueno para el niño saber que la pandemia de coronavirus terminará; probablemente no mañana por la mañana, pero terminará.
  • Seguramente, esta pandemia hará que tengamos que cambiar nuestros planes de vacaciones. Pero es bueno saber que si íbamos a visitar una playa o ciudad nuevas, lo podremos hacer en el futuro. 
  • El coronavirus viaja rápido y muchas personas lo tienen pero no tienen síntomas. Por eso, si las personas están muy cerca pueden contagiarse. Esa es la razón por la que las familias ahora están más tiempo en sus casas. Para evitar que más gente se enferme.
  • Si todos los humanos nos lavamos las manos con frecuencia, vamos a ayudar a que el coronavirus no se propague.
  • Los humanos somos inteligentes, aunque el coronavirus es invisible, sabemos que está ahí y lo estamos conociendo más y tratando de combatir.
  • Mientras leemos esto, hay miles de científicos en todo el mundo tratando de buscar tratamientos y vacunas para tratar y prevenir el coronavirus. Hay más de 70 estudios investigando vacunas.\
  • Mientras tanto, todas las personas debemos unirnos y cumplir con estas reglas que nos piden, para que no se enfermen más personas. Somos parte de un esfuerzo en nuestra comunidad, país, y en todo el mundo para que la pandemia se termine.

Si el niño vive con un autismo leve a moderado, podrá entender que es parte de un gran grupo de personas, en su comunidad, en su país y en el mundo, que están ayudando con sus buenas prácticas a que la pandemia termine.

Fuentes: CDC, National Autistic Society del Reino Unido, Autistica.

Comparte tu opinión