Cómo mantener la salud de tus niños cuando visitan un zoo

Cómo mantener la salud de tus niños cuando visitan un zoo
Hay gérmenes peligrosos en estos espacios. | Foto: GETTY IMAGES

Ir a un zoológico, a una granja de contacto o a una exhibición de animales con niños es un gran plan de fin de semana o durante las vacaciones. Es una excelente manera de que tus pequeños se diviertan, aprendan y experimenten acercándose a los animales y no debes olvidar que en estos espacios a veces hay gérmenes dañinos.

A pesar de que el lugar cumpla con las normas de salubridad necesarias y los animales tengan aspecto saludable, pueden portar gérmenes y afectar la salud. De acuerdo a los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), entre 2010 y 2015, se notificaron alrededor de 100 brotes de enfermedades en personas vinculadas a animales en zoológicos, ferias y granjas educativas.

Las infecciones por E.coli, Cryptosporodium y Salmonella son las más comunes en estos espacios, pero también hay muchos otros tipos de gérmenes que pueden propagarse entre animales y personas. Por ejemplo, si olvidas lavarte las manos después de acariciar a un animal o de llevar comida o bebidas a un área con animales, aumentan las posibilidades de que enfermes.

No es necesario tocar a un animal para contraer una enfermedad: las áreas donde viven o deambulan pueden estar contaminadas. Los adultos mayores de 65 años, los bebés y niños pequeños y las personas con sistemas inmunes debilitados tienen más probabilidades de ser afectados por estos gérmenes.

Pero no hay de qué preocuparse. Si tomas medidas y sigues las recomendaciones de los CDC, tanto tú como tus hijos pueden disfrutar de la visita al zoo sin arriesgar su salud.

Toma precauciones

  • Supervisa a tus hijos en todo momento.
  • Lávate las manos a menudo y anima a tus niños a seguir tu ejemplo. Deben hacerlo, especialmente, después de acariciar a los animales y al terminar el paseo (incluso si no los tocaron).
  • Lleva un gel desinfectante para manos que contenga al menos un 60% de alcohol, por si no hay disponibilidad de agua y jabón.
  • No comas ni bebas productos crudos (no pasteurizados) elaborados o vendidos en exhibiciones de animales, incluidos leche, quesos y jugos.
  • Los niños pequeños son más propensos a enfermarse por los gérmenes dañinos de los animales. Si tienen menos de 5 años de edad, lo recomendable es que no tengan contacto con reptiles, anfibios y aves de corral (pollitos, patitos), ya que estos se asocian a brotes de enfermedades.
  • No permitas que los niños se lleven los dedos a la boca ni objetos como chupetes cuando estén cerca de animales.

Más para leer sobre niños:

Comparte tu opinión