Por qué las madres deberían irse solas de vacaciones

Por qué las madres deberían irse solas de vacaciones
Las madres se estresan más que los padres y deben tomarse tiempo para sí mismas.

Si eres madre y has tenido la fantasía (revelada en una reunión de amigas) de irte sola o con ellas de vacaciones, dejando atrás los biberones, los pañales y toda obligación maternal, no estás sola. Muchas mujeres sienten esa necesidad pero lo viven con culpa, y terminan renunciando a esa idea. 

Pero una madre y psicóloga, la Dra. Nava Silton de la Universidad de Cornell, en EE.UU, quien lo ha sentido en carne propia, aconseja que si eres madre, deberías tomarte unos días libres sin la familia y dedicar algo de tiempo para ti misma.

Las vacaciones para madres no solo son beneficiosas para ellas mismas, sino para toda la vida familiar. Tomarse ese tiempo para sí mismas les cuida su salud mental, lo que se reflejará en la armonía del hogar, dice la especialista.

Ella aconseja que así como te debes tomar días para descansar de tu trabajo, también deberías tomarlos para ir de vacaciones sola o con una amiga, descansar, tener tiempo para ti misma y después volver a enfrentar las responsabilidades familiares con tranquilidad.

“Ser madre es un rol servicial que no tiene descanso; siempre debes estar pendiente de tus niños, ya que sus necesidades se vuelven más importantes que las tuyas. Como madre, te relegas a un segundo lugar, porque la prioridad son ellos” afirma Silton, Todas las personas necesitamos tiempo para nosotras mismas, y es importante entender esto cuando eres madre, que es un trabajo agotador, dice en un artículo aparecido en Vix.com. 

Las madres están cargadas de trabajo, se ocupan de los niños, de las tareas del hogar y muchas trabajan fuera. Ellas vuelven agotadas luego de una jornada laboral y aún le espera más trabajo en la casa; además, ellas duermen menos que los hombres, dice Silton. 

Ella aconseja que se alejen del hogar, que hagan un viaje con amigas y les asegura que volverán renovadas y con nuevas energías.

Las madres tienen más estrés que los padres

Tener un hijo no tiene el mismo impacto en la vida de la mujer que en la del hombre, es más estresante para las mamás, desde el acto de dar a luz hasta la crianza de los niños, recaen más obligaciones en las mujeres. Esta afirmación, además de ser algo indiscutible a nivel social, también fue confirmada por la ciencia. 

A grandes rasgos es la madre quien se ocupa de la escuela, de ayudar en las tareas escolares, asistir a las reuniones, ir al pediatra; en su ocupada agenda está el desafío de organizar y proveer todo lo que los niños necesitan en cada etapa del crecimiento. Mientras que los padres pasan más ratos de ocio con los niños y comparten deportes o juegos con ellos. 

Las mamás tienen más problemas para dormir y menos tiempo para el ocio. Todos esos factores están vinculados con niveles más bajos de bienestar y con más estrés, halló un estudio de 2018. 

"No es que las mamás estén más estresadas por sus hijos, sino que en relación a los papás, experimentan más tensión", dijo Kelly Musick, profesora en la Universidad de Cornell, Nueva York, EE.UU. y coautora de un estudio aparecido en la revista American Sociological Review que analizó los factores que le quitan calidad de vida a las madres.

"Las madres están haciendo distintas cosas con sus hijos que los papás, cosas que sabemos que no son tan agradables. Jugar con sus hijos es una experiencia particularmente agradable para los padres. Y los papás pasan más momentos jugando, dentro de la cantidad de tiempo total que pasan con sus hijos" señala Musick. 

Las mamás hacen más tareas relacionadas con la crianza de los hijos porque la sociedad espera que lo hagan, dijo Musick.

"Como socióloga, espero que nosotros, como sociedad, podamos deshacernos de las suposiciones y limitaciones que imponemos al rol de la mamá y al del papá. La mamá y el papá están interactuando dentro de un marco social que está fuera de su control en gran medida" dijo.

"La solución es que pensemos (y cambiemos) colectivamente lo que esperamos de los papás y lo que esperamos de las mamás", planteó.

Más para leer sobre las madres

Comparte tu opinión