Cáncer de hígado: descuidar las encías podría aumentar el riesgo

Cáncer de hígado: descuidar las encías podría aumentar el riesgo
| Foto: ISTOCK

Un buen cuidado e higiene bucal son esenciales para que nuestros dientes tengan un buen aspecto y también para evitar enfermedades a largo plazo, como infecciones, problemas cardíacos e incluso diabetes. Recientemente un estudio encontró otro beneficio del que podríamos disfrutar si mantenemos nuestras encías limpias: evitar el cáncer de hígado.

Los expertos del Centro de Salud Pública de la Universidad de la Reina de Belfast, en Reino Unido, analizaron datos de casi 470,000 personas y encontraron que tener una salud bucal deficiente aumentaba el riesgo de desarrollar este tipo de cáncer en un 75%.

Si bien estudios anteriores ya habían establecido vínculos similares, la autora principal del nuevo trabajo, Haydee Wilma Tavares Jordão, explicó "existe evidencia inconsistente sobre la asociación entre la salud bucal deficiente y los tipos específicos de cáncer gastrointestinal, que es lo que nuestra investigación tuvo como objetivo examinar".

El cáncer del sistema digestivo o gastrointestinal incluye el de colon, conductos biliares, esófago, estómago, hígado, intestino delgado, páncreas, recto y ano. Actualmente es una gran problemática de salud pública a nivel mundial, se estima que en 2018 fue responsable del 28% de los casos nuevos de cáncer y del 37% de las muertes a causa de este.

Específicamente el cáncer de hígado será responsable durante 2019 en EE. UU. de más de 42,000 nuevos casos y más de 31,000 muertes, según informó la Sociedad Americana del Cáncer (ACS). También señaló que desde 1980 se triplicó el número de personas que lo padecen. Algunos factores que pueden influir su aparición son:

  • Consumir alcohol de manera excesiva.
  • Padecer hígado graso.
  • Ser hombre.
  • Ser obeso.
  • Sufrir cirrosis.
  • Sufrir infección por el virus de la hepatitis B o C.
  • Tener más de 60 años.
| Foto: HolaDoctor

Ahora, el nuevo trabajo de Jordão analizó como una mala salud bucal también podría influir en este tipo de cáncer. Sus hallazgos se publicaron en United European Gastroenterology Journal.

La influencia de las encías

Al momento de elegir la muestra sobre la cual trabajar, los investigadores no incluyeron a personas que no fueran capaces de ofrecer datos detallados sobre su salud oral. Tampoco consideraron a pacientes con antecedentes de cáncer.

Analizaron historias clínicas de 469,628 personas, de las cuales 4,069 desarrollaron cáncer gastrointestinal durante los 6 años de seguimiento. De ellos, el 13% había reportado tener una salud bucal deficiente al comienzo del estudio. Según los autores, una mala salud bucal significa "encías dolorosas, sangrantes y / o dientes flojos".

Tras comparar esta información, los autores no encontraron una relación significativa entre la salud bucal y el riesgo general de cáncer gastrointestinal. Sin embargo, cuando examinaron el cáncer por órganos específicos encontraron vínculos entre la salud bucal deficiente y el cáncer hepatobiliar, que se produce en el hígado, la vesícula o los conductos biliares.

La relación más fuerte fue con el carcinoma hepatocelular, la variedad más común de cáncer en adultos que comienzan en el hígado. El análisis mostró que tener una mala salud bucal estaba relacionado con un riesgo 75% mayor de desarrollarlo.

Jordão y sus colegas advirtieron que aún no están seguros a que se debe este vínculo tan fuerte con el cáncer de hígado y no con el de otros órganos del sistema digestivo.

Una posibilidad podría encontrarse en que el hígado contribuye a eliminar bacterias del cuerpo y, cuando su función es afectada por enfermedades como la cirrosis, cáncer o hepatitis, las bacterias podrían vivir más tiempo y causar más daño.

Mientras tanto, Jordão afirmó que sus resultados "justifican estudios adicionales que investiguen el microbioma y el cáncer de hígado".

Cómo cuidar tu boca

Una buena higiene dental puede ayudarnos a controlar o reducir el riesgo de desarrollar una gran variedad de problemas de salud. Recuerda que la enfermedad periodontal es prevenible y tratable, estas son algunas medidas que pueden resultarte de ayuda:

  • Cepilla tus dientes 2 veces al día, pero no lo hagas muy fuerte. Esto puede aumentar la inflamación o sangrado en las encías.
  • Si rechinas tus dientes, lo que se conoce como bruxismo, consigue un protector bucal.
  • Usa hilo dental.
  • Visita al dentista por lo menos 2 veces al año. 
  • Adopta una dieta saludable, que restrinja o elimine principalmente los alimentos con mucha azúcar agregada.
  • Evita morderte las uñas.
  • Recuerda que los dientes no son herramientas, no los uses para abrir envases o botellas.

Más información sobre hígado:

Comparte tu opinión