Un extraño le donó parte de su hígado por Facebook

Un extraño le donó parte de su hígado por Facebook
Melinda Ray, su esposo James (derecha) y Jeff Bramstedt, su donante (izquierda). | Foto: FACEBOOK

La súplica de una mujer por un donante de hígado parecía casi imposible de lograr hasta que su mensaje llegó de parte de un perfecto desconocido, quien finalmente se convirtió en su salvador.

Melinda Ray, una mujer de 35 años y madre de 3 hijos, de Colorado, EE.UU., estaba en peligro de perder su vida a raíz de una enfermedad genética que destruye su hígado.

"Acabábamos de descartar a un candidato tras otro, y los síntomas progresaban. Eran rápidos", dijo su esposo James Ray a ABC News. "Los días eran cada vez más difíciles" agregó.

Esperanza en las redes

Desesperado por encontrar un donante, Ray difundió su mensaje en Facebook, con la esperanza de recibir un milagro. Y allí su pedido se fue compartiendo entre parientes a amigos y, finalmente, llegó a desconocidos.

El valiente donante se enteró del estado de Melinda Ray a través de su amiga, la hermana de Melinda, durante el verano. Ella le dijo a su esposo, Jeff, que Ray no había podido encontrar un donante de hígado. Sin vacilar, Jeff Bramstedt, un ex Navy SEAL de 47 años de San Diego, California, dijo: "Yo lo haría".

Bramstedt, quien ahora es instructor de paracaidismo y acróbata de Hollywood para películas como "Iron Man" y "Deepwater Horizon", resultó ser compatible con Melinda y aceptó la cirugía de trasplante de hígado que se extendió por 10 horas, a pesar de que los médicos del Hospital de UC Health University of Colorado le advirtieron que esto podría ser riesgoso.

Hace tres semanas, Bramstedt viajó más de 1,000 millas desde California hasta la UCH en Aurora, Colorado, donde un equipo de cirujanos trasplantó con éxito el 60% de su hígado a Ray. A diferencia de otros órganos principales, el hígado puede regenerarse a sí mismo.

Después de someterse a la cirugía, los médicos bromearon con Bramstedt de que pasarían 10 semanas antes de que pudiera saltar de un avión otra vez, pero él dijo que había ganado algo más importante.

"Siento que ahora tengo una hermanita. Literalmente, compartimos ADN en este momento", dijo acerca de su nuevo vínculo con Ray. 

Bramstedt dijo que espera que otros veteranos saludables consideren realizar una donación para alguien que lo necesite. "Vas a cambiar la vida de alguien", dijo. "Podría ser la diferencia entre la vida y la muerte para alguien" declaró.

Comparte tu opinión