Por qué es bueno tener una mascota

Por qué es bueno tener una mascota
Pueden bajar la presión arterial, reducir el estrés y mucho más.

Nada se compara con la alegría de volver a casa y tener el afecto de un compañero leal. El amor incondicional de una mascota puede darte algo más que compañía. Las mascotas también pueden disminuir el estrés, mejorar la salud del corazón e incluso ayudar a los niños con sus habilidades emocionales y sociales.

Se estima que el 68% de los hogares de EE. UU. Tienen una mascota. ¿Pero quién se beneficia de tener un animalito? ¿Y qué tipo de mascota trae beneficios a la salud?

En los últimos 10 años, los Institutos Nacionales de Salud (NIH) se unieron con el Centro Waltham de Mars Corporation para financiar estudios de investigación que respondieran a preguntas como éstas.

Los científicos están analizando cuáles son los posibles beneficios de salud física y mental de los diferentes animales, desde los peces y conejitos de indias, hasta perros y gatos.

Posibles ventajas para la salud

La investigación sobre las interacciones humano-animal es aun relativamente nueva. Algunos estudios han mostrado efectos positivos para la salud, pero los resultados han sido mixtos.

Se ha demostrado que la interacción con animales disminuye los niveles de cortisol (una hormona relacionada con el estrés) y disminuye la presión arterial. Otros estudios han encontrado que los animales pueden reducir la soledad, aumentar los sentimientos de apoyo social y mejorar el estado de ánimo.

La Alianza NIH/Mars está financiando una gama de estudios centrados en las relaciones que tenemos con los animales. Por ejemplo, los investigadores están analizando cómo los animales pueden influir en el desarrollo infantil. Están estudiando las interacciones de los animales con niños que tienen autismo, trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) y otras afecciones.

"No hay una sola respuesta sobre cómo una mascota puede ayudar a alguien con una condición específica", explica la Dra. Layla Esposito, que supervisa el Programa de Investigación de Interacción de Animales con Humanos de los NIH. 

"¿Tu objetivo es aumentar la actividad física? Entonces podrías beneficiarte de tener un perro. Tienes que pasear a un perro varias veces al día y vas a aumentar la actividad física. Si tu objetivo es reducir el estrés, a veces observar a los peces nadar puede resultar en una sensación de calma. Entonces, no hay un solo tipo de mascota que sirva para todos" señaló la experta.

Los NIH están financiando encuestas a gran escala para conocer la variedad de mascotas con las que viven las personas y cómo sus relaciones con las mascotas influyen en la salud en general.

"Estamos tratando de aprovechar la calidad subjetiva de la relación con el animal, esa parte del vínculo que las personas sienten con los animales, y cómo eso se traduce en algunos de los beneficios para la salud", explica el Dr. James Griffin, experto que participa en la investigación de los NIH.

Animales que ayudan a las personas

Los animales pueden servir como fuente de consuelo y apoyo. Los perros de terapia son especialmente buenos en esto. A veces los llevan a hospitales o residencias para ayudar a reducir el estrés y la ansiedad de los pacientes.

"Los perros están muy presentes. Si alguien está luchando con una enfermedad, saben cómo sentarse y ser amorosos", dice la Dra. Ann Berger, médica e investigadora del Centro Clínico NIH en Bethesda, Maryland. "Su atención se centra en la persona todo el tiempo" agrega.

Berger trabaja con personas que tienen cáncer y enfermedades terminales. Ella les enseña sobre la atención plena para ayudar a disminuir el estrés y controlar el dolor.

"Los fundamentos de la atención plena incluyen la atención, la intención, la compasión y la conciencia", dice Berger. "Todas esas son cosas que los animales traen. La gente tiene que aprenderlo. Los animales hacen esto de forma innata".

Los investigadores están estudiando la seguridad de llevar animales a los hospitales porque éstos pueden exponer a las personas a más gérmenes. Un estudio actual está analizando la seguridad de llevar perros a visitar a niños con cáncer. Los científicos examinarán las manos de los niños para ver si hay niveles peligrosos de gérmenes transferidos del perro después de la visita.

Aprender mejor con mascotas

Los perros también pueden colaborar en el aula. Un estudio encontró que los perros pueden ayudar a los niños con Trastorno de Déficit de Atención (TDAH) a enfocar su atención. Los investigadores inscribieron a dos grupos de niños con TDAH en sesiones de terapia grupal de 12 semanas. El primer grupo de niños le lee a un perro de terapia una vez a la semana durante 30 minutos. El segundo grupo leyó a marionetas que parecían perros.

Los niños que leían a los animales reales mostraron mejores habilidades sociales y más intercambio, cooperación y voluntad. También tenían menos problemas de comportamiento.

Otro estudio encontró que los niños con trastorno del espectro autista estaban más tranquilos mientras jugaban con conejillos de indias en el aula, y sus niveles de ansiedad disminuyeron. También tenían mejores interacciones sociales y estaban más comprometidos con sus compañeros.

Los investigadores sugieren que los animales ofrecen aceptación incondicional, convirtiéndolos en un consuelo tranquilo para los niños.

Los animales pueden ayudarte de otras formas inesperadas. Un estudio reciente mostró que el cuidado de los peces ayudó a los adolescentes con diabetes a manejar su enfermedad. La rutina diaria de cuidarlos les hizo ser más disciplinados con el control de su glucosa.

Si bien las mascotas pueden traer una amplia gama de beneficios para la salud, un animal puede no funcionar para todos. 

Estudios recientes sugieren que la exposición temprana a las mascotas puede ayudar a proteger a los niños pequeños del desarrollo de alergias y asma. Pero para quienes son alérgicos a ciertos animales, tener mascotas en el hogar puede hacer más daño que bien. 

Las mascotas también traen nuevas responsabilidades. Saber cómo cuidar y alimentar a un animal es parte de ser dueño de una mascota, y el otro tema importante es que el niño aprenda cuándo su mascota está estresada, para no molestarla en ese momento, y que pueda tomar conciencia del peligro que representan las mordeduras de animales.

Comparte tu opinión