Qué hacer para eliminar las líneas o surcos en las uñas

Las uñas están formadas principalmente por células muertas endurecidas.

Al igual que otras partes del cuerpo, pueden verse afectadas por distintas afecciones. Una de ellas son las famosas líneas o estrías, que, aunque suelen ser inofensivas, generan preocupación e incomodidad. Conoce aquí a qué se debe su aparición y cómo eliminarlas.

Qué hacer para eliminar las líneas o surcos en las uñas
Uñas con líneas, surcos o estrías verticales. | Foto: ISTOCK

Se conoce como líneas o estrías a los pequeños surcos que atraviesan a las uñas. Estas pueden ser:

Verticales

También llamadas líneas de Muehrcke, los surcos son prácticamente nulos, van de arriba hacia abajo y presentan un color pálido o blanquecino. Suelen ser un signo de bajos niveles de proteína en sangre, como resultado de una enfermedad hepática o mala nutrición.

Por ejemplo, la anemia por deficiencia de hierro no solo provoca los surcos en las uñas, sino también cambios en su forma, haciéndolas cóncavas o con forma de cuchara.

Cuando las líneas no presentan un color, pero los surcos son más profundos, pueden deberse a la desaceleración en el recambio celular de la uña que ocurre naturalmente a medida que envejecemos.

Horizontales

Aunque menos común, puede ocurrir que las líneas se presenten de lado a lado en las uñas. Esto se conoce como líneas de Beau y a menudo son síntomas de una afección grave, como:

  • Desnutrición: déficits de minerales, como calcio o zinc, vitaminas, como A o B, y proteínas.
  • Deshidratación.
  • Diabetes. 
  • Enfermedades cutáneas: como eccema o psoriasis.
  • Enfermedad de tiroides.
  • Enfermedades renales.
  • Lesiones.
  • Sífilis.

Algunos tratamientos conta el cáncer, como la quimioterapia, también pueden causar líneas de Beau.

Cómo eliminar las líneas en las uñas

Es importante recurrir a un dermatólogo cuando se presenten modificaciones en las uñas. Este realizará un diagnóstico y determinará el mejor tratamiento, que, generalmente, suele estar destinado a controlar la afección que provoca los surcos.

Puedes complementar las recomendaciones del profesional de la salud con las siguientes medidas:

Mantener una alimentación saludable

Las líneas o surcos en las uñas pueden deberse a una mala nutrición. Frente a esta situación, los expertos coinciden en que lo mejor es incorporar una dieta rica en carbohidratos saludables, como frutas, vegetales y cereales, grasas mono y poliinsaturadas, como aguacate, frutos secos o aceite de oliva, y proteínas, como frijoles y carnes magras.

También se aconseja prestar especial atención a los quesos, lácteos, yogures, pescado, champiñones, espinacas, huevos, pepinos, cebolla y ajo. ¿El motivo? Son alimentos que se asocian a que las uñas crezcan sanas y fuertes.

Hidratarte correctamente

Hidratarse correctamente no solo significa beber entre 2 y 2 ½ l de agua mineral al día. Usar cremas o aceites humectantes ayuda a fortalecer la piel y, por consiguiente, proteger la queratina de las uñas.

Los expertos suelen recomendar humectantes que contengan ceramidas o alfa hidroxiácidos, y aplicarlos, preferentemente, antes de dormir. Sin embargo, lo mejor será consultar a un dermatólogo para saber cuál es la mejor opción para tu caso.

Higiene y hábitos saludables

Mantener una buen higiene y cuidado de las uñas es fundamental para prevenir la aparición de las líneas o surcos.
Procura mantenerlas relativamente cortas (no mucho) para evitar lesiones durante tu rutina. Comienza haciendo un corte recto y luego redondea las puntas en una curva suave con una lima fina.

Evita morderte las uñas, ya que esto causa irregularidades en la superficie y las debilita, favoreciendo las lesiones o surcos, o pellizcar y empujar la cutícula hacia atrás.

Otros cuidados

En casos de debilidad o fragilidad se puede recurrir a los endurecedores de uñas. Es importante que estos productos solo se usen bajo recomendación y supervisión de un profesional, ya que los endurecedores de venta libre pueden proporcionar fortaleza en primera instancia, pero a la larga terminar por debilitar a la uña.

Otro producto que los dermatólogos recomiendan tras evaluar las líneas, son los rellenos de uñas.

Con respecto al uso de esmaltes o quitaesmaltes, los expertos señalan que, ante la aparición de líneas o surcos, muchas veces darles un respiro a las uñas es la mejor opción. Intenta evitar el uso de estos productos durante un par de meses para que las uñas crezcan y recuperen su fuerza.

Otra opción que puede resultar efectiva (solamente cuando la recomiende un profesional) es el uso de suplementos, específicamente de biotina o vitamina B7. Esta es una sustancia que cumple una función clave en el metabolismo de los carbohidratos y grasas, y regula la expresión genética.

Existen diferentes estudios que hallaron que la biotina puede ser de ayuda para el crecimiento del cabello y las uñas, así como fortalecer la placa ungueal.

Para recordar:

Hasta contar con evidencia científica significativa proveniente de ensayos en humanos, las personas interesadas en utilizar terapias a base de hierbas y suplementos deben tener mucho cuidado.

No abandones ni modifiques tus medicamentos o tratamientos, antes habla con el doctor sobre los potenciales efectos de las terapias alternativas o complementarias.

Recuerda, las propiedades medicinales de las hierbas y suplementos también pueden interactuar con los fármacos recetados, con otras hierbas y suplementos, e incluso alterar tu dieta.

Fuentes consultadas: Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales, Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Clínica Mayo, Instituto Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa.

Comparte tu opinión