SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Esa extraña erupción en tu piel podría ser liquen plano

Aparece un bulto rojizo en tu piel que a veces pica y también duele. Crees que es una erupción y pruebas con varias lociones, pero no hacen efecto. Piensas que de seguro es un hongo, usas un medicamento y el bultito sigue allí, igual de molesto. No desesperes: tal vez se trate de liquen plano.

Esta es una enfermedad poco común que se desarrolla en la piel, dentro de la boca y, en algunos casos, en los genitales o en el cuero cabelludo. Puede desaparecer sin necesidad de tratamiento, pero también podría persistir y hasta ser difícil de diagnosticar. De acuerdo a la Academia Americana de Dermatología (AAD), no es contagiosa.

El liquen plano se manifiesta como pequeñas protuberancias o bultos brillantes, firmes y de color púrpura rojizo; a veces, tienen pequeñas líneas blancas que los atraviesan (estrías de Wickham). Las personas pueden tener solo un bulto o varios en diferentes partes del cuerpo, como las muñecas, la parte inferior de la espalda y los tobillos. Si la enfermedad persiste, los bultos pueden hacerse más gruesos, ásperos y escamosos y podrían aparecer llagas.

Dentro de la boca es más frecuente en el interior de las mejillas, sin embargo, también se presenta en la lengua, los labios y las encías. En esta zona produce parches de pequeños puntos blancos y líneas, enrojecimiento, hinchazón, descamación en las encías y llagas dolorosas.

Si está en las uñas, altera su especto: aparecen surcos, manchas blanquecinas y opacas y pueden debilitarse o caerse. En los genitales suele ser muy molesto y puede hacer que el sexo sea doloroso o imposible.

¿Qué debes hacer?

Si tienes molestias similares al liquen plano, el primer paso es acudir a un dermatólogo que confirme el diagnóstico. Muchos especialistas lo detectan con solo observar los bultos en la piel, pero puede ser necesario tomar una muestra para hacer una biopsia.

Una vez confirmado el diagnóstico, el médico te puede recetar antihistamínicos (para la picazón), corticosteroides en crema, píldoras o inyecciones (reducen la hinchazón, sanan las llagas dolorosas), ácido retinoico o cremas de tacrolimus o pimecrolimus (alivian la piel).

La afección a menudo mejora con tratamiento y desaparece al cabo de 18 meses, pero puede aparecer y desaparecer durante años, según la Biblioteca Nacional de EE.UU. No hay cura para el liquen plano.

La AAD también sugiere que los pacientes traten de limitar el estrés, ya que esto puede empeorarlo. Y deben evitar rascar o rasguñar la lesión: si se lastima, se puede producir un brote. Aplicar un paño frío o un baño de avena puede ayudar a aliviar las molestias.

¿Qué lo causa?

Si tienes liquen plano, probablemente te estarás preguntando: ¿Por qué a mí? Se sabe que afecta a los adultos, pero no se han determinado sus causas con exactitud. La AAD dice que lo más probable es que se trate de una enfermedad autoinmune, es decir, el sistema inmune reacciona como si la piel y otras partes del cuerpo fueran extrañas y las ataca.

También podría existir un vínculo entre el liquen plano y la hepatitis C, muchas personas con esta infección lo tienen. En la boca lo puede causar un relleno dental de metal, aunque no es lo más común; de ser así, habría que reemplazar el relleno con alguno no metálico para curar la enfermedad.

Más para leer sobre la piel:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad