10 enigmas de la piel (más comunes de lo que crees)

Foto: GETTY IMAGES

Cuando sientes algo “raro” en la piel puede ser alarmante y si es carrasposo, pica o tiene un color extraño, más aún. Lo primero que piensas es que podría ser una enfermedad o algo incluso peor, pero muchas de esas afecciones son inofensivas, a pesar de su mal aspecto. A continuación resolvemos 10 de misterios de la piel que a más de uno han intrigado alguna vez.

1. Urticaria
Foto: GETTY IMAGES

1. Urticaria

Estas ronchas rojizas y elevadas a menudo producen picazón. Pueden ser una reacción alérgica a algún alimento o medicamento, pero también es muy común que aparezca sin causa alguna. Si es de origen alérgico, se necesitará una inyección urgente de epinefrina o esteroides. De lo contrario puede desaparecer sola o con ayuda de un un antihistamínico.

2. Queloide
Foto: GETTY IMAGES

2. Queloide

No es más que una cicatriz cuyo tejido se hizo tan grueso que termina siendo más grande que la herida que lo originó. La Academia Americana de Dermatología (AAD) dice que afecta más a personas de ascendencia africana, asiática o hispana, especialmente entre los 10 y 30 años de edad.El tratamiento es un desafío, es difícil eliminarlos. Aunque son de apariencia “sospechosa”, no se convierten en cáncer.

3. Molusco contagioso
Foto: GETTY IMAGES

3. Molusco contagioso

Estos granos, pequeños y puntiagudos, son causados por un virus que se propaga fácilmente por contacto directo o al compartir toallas y ropa (en gimnasios o piscinas). La mayoría de las personas presenta entre 10 y 20 protuberancias y pueden necesitar una criocirugía o una cirugía láser para eliminarlas. Su origen también se asocia al sistema inmune debilitado.

7 consejos para mantener la piel sana
4. Verrugas
Foto: GETTY IMAGES

4. Verrugas

Las infecciones por el virus de papiloma humano producen verrugas en la piel, como en la planta de los pies, en la cara y en el cuello, no solo en los genitales. Pueden causar incomodidad o sangrar. Se eliminan con medicamentos de uso local o crioterapia, pero por ser causadas por un virus, es posible que reaparezcan.

5. Queratosis pilaris
Foto: GETTY IMAGES

5. Queratosis pilaris

Estos pequeños granos ásperos (similares a la piel de un pollo desplumado), en realidad son tapones de células muertas y aparecen con frecuencia en la parte superior de los brazos y los muslos o en las mejillas. Según la AAD, desaparecen sin tratamiento o usando una loción con urea o ácido láctico.

6. Queratosis seborreica
Foto: GETTY IMAGES

6. Queratosis seborreica

Esta formación verrugosa puede ser preocupante porque es similar a las lesiones cancerosas y precancerosas de la piel (queratosis actínica). A pesar de su aspecto, son inofensivas y se eliminan con criocirugía o curetaje. Son comunes en la mediana edad y pueden crecer varios en la espalda, cabeza o cuello.

7. Lipoma
Foto: GETTY IMAGES

7. Lipoma

Sentir un bulto en la piel siempre enciende las alarmas, pero en este caso, no hay de qué preocuparse. Estas formaciones de grasa crecen entre la piel y la capa muscular, no duelen y tampoco indican riesgo de cáncer, según expertos de la Clínica Mayo. Se pueden extirpar quirúrgicamente o con inyecciones de esteroides.

8. Ganglio inflamado
Foto: GETTY IMAGES

8. Ganglio inflamado

La explicación a esa “bolita” molesta que sientes debajo del mentón o en una axila puede ser muy sencilla: un ganglio linfático inflamado. Estos funcionan como filtros que atrapan virus y bacterias antes de que puedan infectar otras partes del cuerpo. Después de que pase la infección suelen volver a la normalidad.

Cómo prevenir el cáncer de piel
9. Hematoma
Foto: GETTY IMAGES

9. Hematoma

Esa mancha "sospechososa" puede ser un simple moretón. Son dolorosos, pero no representan mayor peligro. Aparecen después de un golpe, cuando se rompen los vasos sanguíneos y sus contenidos se filtran dentro del tejido blando que se encuentra debajo de la piel. Pueden durar días o semanas. Aplicar hielo y tomar paracetamol alivia las molestias.

10. Angioma "cherry"
Foto: GETTY IMAGES

10. Angioma "cherry"

También llamados lunares rojos, son un crecimiento cutáneo formado por vasos sanguíneos y, contrario a lo que muchos creen, son benignos. Dice la Biblioteca de Medicina de EEUU que pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo (más en el tronco), son más comunes después de los 30 años, pueden ser hereditarios y no se conoce su causa.

Ante la aparición de cualquier síntoma extraño en su piel que perdure, lo más recomendable es buscar la opinión de un especialista.

Comparte tu opinión