Tratamientos sencillos para exfoliar y renovar la piel en casa

Tratamientos sencillos para exfoliar y renovar la piel en casa
| Foto: ISTOCK

Si quieres mejorar la apariencia de tu cara y lograr que tu piel luzca limpia y saludable, elimina las células muertas de la piel con un tratamiento exfoliante. Este procedimiento además ayuda a posponer la aparición de arrugas.

Hay productos caseros que actúan como el exfoliante más caro y renuevan tu piel de la noche a la mañana, literalmente. El café molido mezclado con acite de coco o de rosa mosqueta es una alternativa. Pero hay más.

¿Qué son los exfoliantes?

Los exfoliantes son sustancias que ayudan a remover residuos de células e impurezas en la dermis; existen una variedad amplia. Desde los recomendados y hechos por dermatólogos hasta los que se elaboran en casa con ingredientes naturales.

La exfoliación puede ser hecha por un dermatólogo o cosmetólogo incluso también tú, en casa, puedes aplicarla. Por su parte, los médicos utilizan métodos con sustancias químicas que separan a las células muertas de la capa cutánea externa.

Especialistas del Centro Médico del Condado de Los Ángeles afirman que la exfoliación es parte esencial de un régimen del cuidado de la piel ya que la regeneración celular sucede cada 30 días, por lo tanto al exfoliar se elimina la piel muerta lo que ayuda a que otros productos penetren y el rostro luzca saludable.

  • Una o dos veces por semana puedes utilizar un exfoliante para remover las células muertas de la piel de tu rostro.
  • La exfoliación puede ser realizada con productos naturales o en tu casa en el consultorio de un médico.
  • Debes elegir el exfoliante según tu tipo de piel.

Técnicas e ingredientes exfoliadores

Los dermatólogos recomiendan el uso de estos productos durante todo el año a pesar de los cambios que la piel pueda tener debido al clima predominante.

Los ingredientes que se emplean para la exfoliación pueden ser cristales de sal, azúcar, frutas, avena, semillas de uva, microesferas de polietileno, entre otros. Estas son opciones para exfoliar:

  • Esponjas vegetales de lufa: puedes aplicar un poco del jabón que usas para limpiar diariamente tu cara sobre la esponja y masajear suavemente. No se trata de tallar la piel, pues sólo lograrás irritarla.
  • Productos naturales: tales como avena, azúcar, café, almendras, yogurth, aceite, miel, aguacate y fresas, algunos combinados y de otros sólo la pulpa.
  • Microdermobrasión: este procedimiento podría ser algo semejante a pasar una lija sobre tu rostro. No es doloroso y debe efectuarlo un dermatólogo ya que él conoce cuáles son los ácidos y cristales que se emplean.
  • Exfoliantes químicos: aquellos que tengan como sustancia activa hidroxiácidos Beta y Alfa tienen un efecto eficaz ya que no únicamente desprenden las células muertas, sino también limpian los poros. Aunque antes de emplearlos, consulta al médico.

Al exfoliar tu cutis previenes la aparación de puntos negros, previenes el acné, mantienes el buen tono de ésta y reduces la aparición tanto de líneas de expresión como de arrugas.

El exfoliante para tu tipo de piel

Ya que existen varias formas para exfoliar tu cutis, es importante que conozcas cuál es tu tipo de piel así emplearás la técnica o producto indicado. Si tu piel es sensible, aquellos exfoliantes que contienen granulos no soy apropiados, al respecto lo ideal es que consultes al dermatólogo quien puede indicar el método de exfoliación apto para ti. Lo que necesita:

  • La piel seca: exfoliantes que sólo contengan hidroxiácidos Alfa porque tu rostro necesita una exfoliación suave en la superficie cutánea más no un efecto de resequedad. La frecuencia con que se debe realizar es una vez a la semana.
  • La piel grasa: la sustancia activa que debe predominar en estos exfoliantes son los hidroxiácidos Beta porque remueven las células muertas de la piel y penetran los poros para limpiarlos; es recomendable exfoliar dos días a la semana.
  • La piel normal a mixta: prueba un exfoliante con hidroxiácidos Beta dos veces por semana.

5 exfoliantes caseros

Si bien, las capas de células muertas van cayendo y son sustituidas de forma natural, al exfoliar la piel, las capas más profundas estimulan la producción de nuevas células saludables. 

Estos produtos que tenemos en casa funcionan como exfoliantes naturales. Comienza con movimientos muy suaves lejos de la zona que rodea los ojos. Si notas que la piel se irrita,  enjuaga y aplica agua fría.

#1 Café

La textura rugosa y aromática de la borra del café es ideal para pulir la piel y eliminar células muertas. Se puede mezclar con aceite de coco, rosa mosqueta u oliva o con alguna crema nutritiva hasta hacer una pasta. Masajea con movimientos circulares. Enjuaga.

# 2 Sal

La sal no sólo sirve para la cocinar; tiene propiedades que ayudan a quitar las células muertas de la superficie de tu piel. Para hacer un exfoliante necesitas una cucharada de aceite de oliva y media cucharadita de sal. Mezcla perfectamente. Aplica sobre tu rostro con masajes circulares. Deja actuar por un par de minutos y retira con abundante agua.

#3 Avena

Para renovar y limpiar tu piel en forma natural, la avena es una muy buena opción. Simplemente necesitas mezclar ¾ de taza de avena seca con 1/3 taza de agua tibia hasta formar una pasta suave. Extiéndela generosamente por tu rostro, protegiendo el área del contorno de los ojos. Deja actuar por unos 15 o 20 minutos, sentirás como se empieza a secar. Enjuaga con abundante agua tibia.Si el exfoliante elegido genera irritación, suspéndelo y acude a una revisión con el médico. Recuerda aplicar un humectante facial después de exfoliar para mantener la hidratación.

#4 Azúcar

Aunque el azúcar se utiliza tradicionalmente como endulzante, también la puedes emplear en recetas de belleza naturales. Para hacer un exfoliante necesitas una cucharada de aceite de oliva y ¾ de cucharada de azúcar. Mezcla perfectamente. Aplica sobre tu rostro con masajes circulares. Deja actuar por 3 minutos y retira con abundante agua.

#5 Bicarbonato de sodio
Debido a su composición y textura, el bicarbonato de sodio es ideal para la exfoliación, toda vez que ayuda a remover las células muertas, así como a destapar los poros y desintoxicar la piel, estimulando la regeneración celular. Sólo tienes que mezclar tres partes de bicarbonato de sodio con una parte de agua. Frotar suavemente sobre el rostro con movimientos circulares y enjuagar.

También te puede interesar:

Comparte tu opinión