Ya antes de Uvalde, las muertes relacionadas con las armas de fuego aumentaron entre los niños de Texas

JUEVES, 13 de octubre de 2022 (HealthDay News) -- Es cada vez más frecuente que los niños en edad escolar mueran tras ser lesionados por armas de fuego, y ahora las armas de fuego son la segunda causa principal de muerte entre los niños de 5 a 18 años en Estados Unidos.

Después de que 19 niños y dos maestras perdieran la vida, y otros 17 resultaran lesionados en mayo en una escuela en Uvalde, Texas, los investigadores decidieron averiguar las muertes provocadas por armas de fuego de niños en edad escolar en Texas en un periodo de 21 años que finalizó en 2020.

Ya antes de Uvalde, las muertes relacionadas con las armas de fuego aumentaron entre los niños de Texas

Encontraron unos aumentos significativos.

De 1999 a 2020, 4,090 niños en edad escolar de Texas murieron en incidentes con armas de fuego. Aunque las tasas descendieron de 1999 a 2013, repuntaron en los años posteriores.

"Las crecientes tasas de muertes provocadas por armas de fuego entre los niños en edad escolar no son exclusivas de Texas. Estas tasas en rápido crecimiento han sido notadas en todo el país", lamentó el autor sénior del estudio, el Dr. Charles Hennekens, profesor de medicina de la Universidad Atlántica de Florida, en Boca Ratón.

"Es un dato que hace reflexionar, que en 2020 más de 4,500 niños en edad escolar de EE. UU. perdieran la vida por las armas de fuego, en comparación con 45 policías que perdieron la vida cumpliendo con su deber", enfatizó Hennekens en un comunicado de prensa de la universidad.

De 2013 a 2020, las tasas más altas fueron entre los niños negros no hispanos, seguidos por los niños blancos no hispanos, los niños hispanos, y los niños asiáticos y de las Islas del Pacífico, según un análisis de los datos del gobierno federal.

Entre los niños negros y los hispanos, las muertes relacionadas con las armas de fuego fueron sobre todo homicidios. Entre los niños blancos, la causa más importante fue el suicidio. Los niños blancos de 5 a 14 años experimentaron unos aumentos estadísticamente significativos en las muertes relacionadas con las armas de fuego a partir de 2013, encontraron los investigadores.

Las disparidades raciales en las muertes relacionadas con las armas de fuego experimentaron un marcado aumento entre los niños negros y los niños blancos en el grupo de 5 a 18 años, de 2013 a 2017.

Las tasas fueron estadísticamente significativas entre los chicos, los niños negros, los niños blancos y los niños hispanos, además de los que vivían en y alrededor de las áreas metropolitanas. También alcanzaron la significación estadística en los condados con una base militar y en las áreas fronterizas con México.

El aumento en las muertes relacionadas con las armas de fuego comenzó en 2009, mostró el estudio. La primera oleada fue entre los niños de 5 a 14 años. Una segunda oleada comenzó en 2014, entre los de 15 a 18 años.

Cada oleada continuó hasta 2017, el año más reciente en que había datos sobre la mortalidad en EE. UU. disponibles.

En general, casi un 6 por ciento de las muertes de niños de 5 a 14 años y un 20 por ciento de los de 15 a 18 años se relacionaron con armas de fuego, según el estudio.

Hennekens planteó que se necesitan más estudios. Por otro lado, hay importantes desafíos clínicos, de salud pública y de política, añadió.

"Combatir la epidemia de muertes debidas a las armas de fuego entre los niños en edad escolar sin abordar las armas de fuego es análogo a luchar contra la epidemia de muertes por el cáncer de pulmón debido a los cigarrillos sin abordar a los cigarrillos", enfatizó Hennekens.

Los hallazgos se publicaron en una edición reciente de Texas Public Health Journal, una revista trimestral para los miembros de la Asociación de Salud Pública de Texas (Texas Public Health Association).

Más información

El Centro Nacional de Estadísticas de Salud de EE. UU. ofrece más información sobre las muertes por armas de fuego en cada estado.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Florida Atlantic University, news release, Oct. 11, 2022

Comparte tu opinión