Vinculan unas sustancias comunes en el hogar con los nacimientos prematuros

LUNES, 15 de marzo de 2021 (HealthDay News) -- Incluso cuando las mujeres hacen todo lo posible por tener un embarazo seguro, unas sustancias que comúnmente se encuentran en el hogar podrían de cualquier forma aumentar su riesgo de un parto prematuro, muestra un estudio reciente.

Las sustancias, llamadas polibromodifenil éteres (PBDE), se usan como retardantes de llamas en artículos como los muebles y las alfombras.

Vinculan unas sustancias comunes en el hogar con los nacimientos prematuros

En el estudio, los investigadores analizaron los niveles de PBDE en sangre en muestras de sangre de más de 3,500 mujeres embarazadas, entre ellas 184 cuyos bebés nacieron de forma prematura. Casi todas tenían unos niveles detectables de PBDE en la sangre. Las mujeres se dividieron en cuatro grupos, basándose en esos niveles.

Tras tomar en cuenta otros factores de riesgo del nacimiento prematuro (como la etnia, la edad y el tabaquismo durante el embarazo), los investigadores encontraron que las mujeres con los niveles más altos de PBDE tenían unas probabilidades un 75 por ciento más altas de entrar de repente en parto prematuro tras un embarazo por lo demás normal, en comparación con las mujeres con los niveles más bajos.

Las mujeres con unas concentraciones de PBDE por encima de los 4 nanogramos por mililitro de sangre tenían más o menos el doble de probabilidades de dar a luz de forma prematura a través de una cesárea o de un parto inducido debido a preocupaciones de seguridad sobre la madre o el bebé, encontró el estudio.

Los investigadores no encontraron un aumento en el riesgo de nacimiento prematuro entre las mujeres con unos niveles de PBDE por debajo de ese umbral, según el informe, que se publicó en una edición reciente en línea de la revista Journal of Perinatal Medicine.

"Nuestros hallazgos ilustran que los retardantes de llamas podrían tener un impacto tremendo en el parto, aunque la exposición ocurra a principios del embarazo", señaló el autor principal, Morgan Peltier, profesor asociado de obstetricia, ginecología y medicina reproductiva clínicas de la Escuela de Medicina de Long Island de la NYU, en Mineola, Nueva York.

"Aunque los PBDE se usan con buenas intenciones, podrían plantear un grave problema de salud que podría tener unas consecuencias duraderas para los niños", añadió Peltier en un comunicado de prensa de la NYU.

Se estima que, cada año, hay 15 millones de nacimientos prematuros en todo el mundo.

El nacimiento prematuro es la causa principal de muerte entre los recién nacidos, y se ha vinculado con trastornos neurológicos a largo plazo, entre ellos la parálisis cerebral, la esquizofrenia y los problemas del aprendizaje.

Investigaciones anteriores han sugerido un vínculo entre la exposición a los PBDE y el nacimiento prematuro, pero esos estudios se enfocaron en la exposición a las sustancias a finales del embarazo, específicamente entre madres blancas y afroamericanas.

Peltier dijo que su nuevo estudio es el primero que examina la exposición a los PBDE en el primer trimestre del embarazo, y que también incluyó a mujeres asiáticas e hispanas.

Más información

El Departamento de Salud del Estado de Washington ofrece más información sobre los PBDE.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: NYU Langone Health, news release, March 10, 2021

Comparte tu opinión