SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Vinculan implantes de seno texturizados con un cáncer raro

Un implante de seno en particular podría estar asociado con un tipo raro de cáncer, informan unos investigadores.

Se estima que el linfoma anaplásico de células grandes asociado con el implante de senos (BIA-ALCL, por sus siglas en inglés) afecta a 1 de cada 30,000 mujeres cada año, pero los investigadores dicen que en realidad podría ser más común.

"Vemos que es probable que este cáncer no se reporte lo suficiente, y a medida que sale a la luz más información sobre este tipo de cáncer de seno, es probable que el número de casos aumente en los próximos años", advirtió el Dr. Dino Ravnic, profesor asistente de cirugía en el Colegio de Medicina de la Universidad Estatal de Pensilvania.

Explorando las causas

Los investigadores de la Universidad Estatal de Pensilvania revisaron 155 reportes investigativos en los cuales 95 pacientes fueron evaluadas para aprender más sobre el riesgo, el desarrollo y el tratamiento del BIA-ALCL. Casi todos los casos se asociaron con los implantes de seno texturizados, que tienen una superficie ligeramente rugosa para mantenerlos en la posición correcta.

"Seguimos explorando las causas exactas, pero según el conocimiento actual, este cáncer en realidad solo comenzó a aparecer después de que los implantes texturizados llegaron al mercado en los años 90", apuntó Ravnic en un comunicado de prensa de la universidad.

Esto sugiere una posible asociación que amerita más estudio, dijeron los investigadores.

Alerta sobre los implantes mamarios

"Todos los fabricantes de implantes texturizados han tenido casos vinculados con este tipo de linfoma, y no hemos visto casos vinculados con los implantes lisos", señaló Ravnic. "Pero en muchos de esos casos el implante se extirpó sin evaluar si había células de linfoma en el fluido y el tejido circundantes, así que es difícil correlacionar ambas cosas de forma definitiva".

Los investigadores dijeron que el BIA-ALCL podría resultar de la inflamación que rodea al implante, y el tejido que crece en los minúsculos agujeros de un implante texturizado podría prolongar la inflamación. La inflamación crónica puede llevar al linfoma, señalaron.

Ravnic y sus colaboradores dijeron que los médicos deben informar a las pacientes sobre el riesgo de BIA-ALCL antes de la cirugía de implante, y enfatizar la importancia de las revisiones regulares tras la colocación de los implantes.

La revisión aparece el 18 de octubre en la revista JAMA Surgery.

Más información

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. tiene más información sobre los implantes de seno.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad