10 mitos acerca del cáncer de seno

Casi 9 de cada 10 sobrevive al cáncer
Foto: SHUTTERSTOCK

Casi 9 de cada 10 sobrevive al cáncer

Una de cada 8 mujeres es diagnosticada con cáncer de seno en las Américas , según datps de la Organización Mundial de la Salud. De ese total, se estima que el 89.7% vivirá al menos 5 años. A pesar de la abundante información las mujeres que se enfrentaron con el cáncer de seno suelen lidiar con algunos mitos sobre esta enfermedad. Según los expertos de Johns Hopkins Medicine, éstos son los mitos más comunes.

Algunas pacientes no necesitan quimio

Mito 1: Los productos con soja aumentan la posibilidad de sufrir recurrencia

Verdad: Las investigaciones sobre la soja y el cáncer fueron conflictivas durante los últimos años. La soja tiene la capacidad de bloquear ciertos estrógenos. Sin embargo, una dieta rica en soja que incluya leche de soja, brotes de soja o tofú, sería segura y provee beneficios a la salud, pero no se aconseja ingerir soja en píldoras, polvo o suplementos, ya que tienen mayor potencial de actividad estrogénica.

Mito 2: Si soy BRCA1 o BRCA2 positivo, debería hacerme una mastectomía bilateral
Foto: SHUTTERSTOCK

Mito 2: Si soy BRCA1 o BRCA2 positivo, debería hacerme una mastectomía bilateral

Verdad: Las mujeres con mutación del gen BRCA tienen mayor riesgo de tener otra vez cáncer de seno y muchas optan por una mastectomía doble como medida preventiva. Pero no todas las mujeres con esta mutación deberían hacerse esa cirugía, ya que son buenas candidatas a las terapias de conservación de los senos y a los tratamientos para el cáncer de seno. Sí es cierto que estas mujeres deben hacerse controles rigurosamente.

Mito 3: Mi desodorante aumenta el riesgo de cáncer de seno

Esto es completamente falso. No existe evidencia que lo demuestre, según el Instituto Nacional del Cáncer y la Administración de Drogas y Alimentos (FDA). El ingrediente activo de los antitranspirantes son los compuestos de aluminio, que cubren en forma temporal los conductos del sudor, e impiden que éste emane hasta la superficie de la piel.

Antitranspirantes y cáncer de seno
Mito 4: Si me hago una mastectomía, no tendré otra vez cáncer de seno
Foto: SHUTTERSTOCK

Mito 4: Si me hago una mastectomía, no tendré otra vez cáncer de seno

Verdad: La mastectomía bilateral reduce drásticamente las posibilidades de tener recurrencia ya que remueve todos los tejidos del seno. El riesgo de que haya quedado tejido del seno o células cancerosas es muy pequeño. Pero se debe continuar con los controles periódicos y la consulta médica si se observa algún cambio en los senos.

Doble mastectomía y supervivencia
¿Si la mastectomía es unilateral?
Foto: SHUTTERSTOCK

¿Si la mastectomía es unilateral?

El riesgo de tener cáncer en el otro seno continúa. Como prevención, los expertos recomiendan una mastectomía anual del seno para detectar cualquier signo. En el caso de la mastectomía bilateral, con o sin reconstrucción, por lo general no se recomiendan estudios de imágenes. Nota: la mastectomía no reduce el riesgo de tener cáncer en otra parte del cuerpo.

Mito 5: En algún momento no necesitaré más mamografías
Foto: SHUTTERSTOCK

Mito 5: En algún momento no necesitaré más mamografías

Verdad: Después de ser diagnosticada con cáncer de seno, es muy importante hacerse una vez al año una mamografía, por el resto de la vida, pero no es necesario para las mujeres que hayan tenido una doble mastectomía.

El futuro de las mamografías

Mito 6: La dieta orgánica podría reducir el riesgo de recurrencia

Verdad: Una dieta balanceada y con gran cantidad de frutas y vegetales ayuda a mejorar el estado de salud general. Incluir frutas, vegetales y carne orgánicos para reducir la exposición a pesticidas y a las hormonas agregadas a la carne, es una buena idea. Aunque todavía no hay pruebas científicas de que exista relación entre la comida no orgánica y un mayor riesgo de cáncer de seno.

¿Alimentos orgánicos tienen químicos?
Mito 7: Tuve cáncer de seno, no debería quedarme embarazada
Foto: SHUTTERSTOCK

Mito 7: Tuve cáncer de seno, no debería quedarme embarazada

Verdad: Quedar embarazada después de ser detectado a tiempo el cáncer de seno no debería impactar con volver a tener cáncer. Aunque por lo general se recomienda esperar determinado tiempo hasta después de completar todos los tratamientos antes de intentar quedar embarazada, para que el cuerpo se recupere. Esto debería conversarse con el médico para encontrar el mejor momento.

Prueba de saliva detectaría cáncer

Mito 8: Como no volví a tener el período y estoy tomando Tamoxifeno, no puedo quedar embarazada

Verdad: Aún cuando no hayas menstruado o lo hagas en forma irregular, el Tamoxifeno no te protege de quedar embarazada. De hecho, el Tamoxifeno fue originalmente desarrollado como una droga para la fertilidad, pero se sabe que puede producir daños al feto. Por eso, mientras se toma Tamoxifeno la mujer debería usar algún método anticonceptivo no hormonal cada vez que tiene relaciones sexuales.

Métodos de control de la natalidad
Mito 9: Si tengo linfedema, debería evitar levantar peso
Foto: SHUTTERSTOCK

Mito 9: Si tengo linfedema, debería evitar levantar peso

Falso: Una investigación realizada en 2006 encontró que las mujeres que hacían actividades de intensidad moderada que incluía levantar peso no tenían más riesgo de tener linfedema que otras mujeres. Fortalecer el cuerpo con actividad física, que incluya levantamiento de peso, es una eficaz alternativa para reducir el riesgo de recurrencia del cáncer.

Pesas, cáncer de seno y linfedema
Cómo evitar el linfedema
Foto: SHUTTERSTOCK

Cómo evitar el linfedema

Según el Instituto Nacional del Cáncer, “el linfedema es la acumulación de líquido en los tejidos blandos del cuerpo cuando el sistema linfático está dañado o bloqueado”. Para evitarlo: se deben mantener los brazos limpios y secos, no cortar las cutículas de las uñas, proteger la piel con protector solar, usar repelente de insectos, y tener mucho cuidado al usar depiladora (para evitar la irritación de la piel) entre otras medidas.

Cuidados personales con el linfedema

Mito 10: El dolor de cadera y rodillas es señal de que volvió el cáncer

Muchos pacientes temen que el cáncer vuelva. Lo cierto es que el dolor en los huesos y las articulaciones es uno de los efectos adversos de los inhibidores de estrógeno. Puede aparecer unos años después o inmediatamente después de empezar a tomar la droga. Si el dolor persiste o empeora, se sugiere hablar con el oncólogo.

Comparte tu opinión