Unos estudios muestran que la raza y los ingresos pueden determinar los resultados en el cáncer de sangre

LUNES, 12 de diciembre de 2022 (HealthDay News) -- Si alguien desarrolla un cáncer de la sangre o un coágulo sanguíneo potencialmente letal, es probable que le vaya mejor si es blanco y rico, muestran tres estudios recientes.

El impacto continuo de la raza y los ingresos del paciente en los resultados médicos recibió protagonismo el sábado en Nueva Orleáns, en la reunión anual de la Sociedad Americana de Hematología (American Society of Hematology, ASH).

Unos estudios muestran que la raza y los ingresos pueden determinar los resultados en el cáncer de sangre

En un estudio, un equipo dirigido por el Dr. Matthew Maurer, de la Clínica Mayo en Rochester, Minnesota, observó quién se inscribía (o no) en ensayos clínicos para los nuevos tratamientos de un cáncer de la sangre conocido como linfoma difuso de células B grandes (DLBCL, por sus siglas en inglés).

Es la forma más común de linfoma en Estados Unidos. Según la ASH, las terapias existentes curan a alrededor de un 60 por ciento de los pacientes, pero quizá no ayuden al 40 por ciento restante.

Entonces, la inscripción en los ensayos clínicos puede ser esencial para algunos pacientes. El estudio de la Mayo examinó los datos de inscripción en los ensayos para el DLBCL en ocho grandes centros médicos académicos distribuidos por EE. UU.

Encontró que un 76 por ciento de los inscritos eran blancos.

Los resultados de pruebas de laboratorio eran clave para ser aceptados en los ensayos, pero era mucho menos probable que los estadounidenses negros o hispanos cumplieran estos criterios de laboratorio que los blancos, mostró la investigación.

Esto significa que los organizadores de los ensayos quizá deban observar más de cerca los criterios de elegibilidad basados en el laboratorio, para ayudar a nivelar las condiciones de entrada en ensayos clínicos futuros. "Estos criterios de exclusión no afectan a todo el mundo por igual, sino que están afectando a las minorías más que a los pacientes blancos no hispanos", señaló Maurer en un comunicado de prensa de la ASH.

Disparidades en el trasplante de células madre

Otro estudio observó los trasplantes de células madre, que en muchos casos pueden curar un cáncer de la sangre. Los procedimientos requieren encontrar un donante (con frecuencia un familiar) con las mismas proteínas antigénicas en la sangre que el paciente.

Si no se puede encontrar un donante de este tipo, los médicos de cualquier forma realizan el trasplante, pero con frecuencia utilizan unas células "medio compatibles" y que provienen de sangre del cordón umbilical o de familiares u otros con una compatibilidad que no es del todo ideal. Estos trasplantes dejan a los pacientes más vulnerables a unas peligrosas reacciones inmunitarias, y requieren un seguimiento más intenso.

El estudio fue dirigido por el Dr. Warren Fingrut, del Programa de Trasplantes de Sangre del Cordón del Centro Oncológico Conmemorativo Sloan Kettering, en la ciudad de Nueva York. Al observar los expedientes de 372 personas que se sometieron a trasplantes de células madre entre 2020 y 2022, su equipo encontró que aunque alrededor de una cuarta parte (un 24 por ciento) de los pacientes de ascendencia europea (típicamente blancos) tuvieron que someterse a la forma de trasplante con menos compatibilidad, esta cifra aumentó a un 58 por ciento de los pacientes que no eran de ascendencia europea.

Las probabilidades de que se necesitara un trasplante de células madre más complejo aumentaron incluso más si el paciente minoritario también provenía de una familia con unos ingresos bajos, encontraron los investigadores.

"Nuestro programa de trasplantes está muy comprometido con extender el acceso a los trasplantes a las poblaciones minoritarias, pero nuestro estudio resalta que muchos de estos pacientes están recibiendo los trasplantes más complejos y también se enfrentan a dificultades socioeconómicas significativas", señaló Fingrut en el comunicado de prensa de la ASH. "Nuestros hallazgos muestran que abordar las dificultades financieras será esencial para extender el acceso a los trasplantes, sobre todo a los pacientes de grupos minoritarios".

Tratamientos avanzados para un coágulo peligroso

En un tercer estudio, los investigadores encontraron que la raza y los ingresos parecieron ser importantes cuando los pacientes de EE. UU. eran afectados por unos coágulos potencialmente letales en los pulmones, conocidos como émbolos pulmonares.

Los pacientes que no eran blancos y que eran más pobres tenían "significativamente menos probabilidades de recibir las terapias más avanzadas, y más probabilidades de fallecer tras sufrir un émbolo pulmonar", anotaba el comunicado de prensa de la ASH.

El estudio implicó los datos de más de 1 millón de pacientes de EE. UU., hospitalizados con un coágulo peligroso en los pulmones entre 2016 y 2018. Más de 66,000 tuvieron la forma más grave y letal de émbolo pulmonar.

En comparación con los pacientes blancos, los pacientes asiáticos tenían un 24 por ciento menos de probabilidades de recibir terapias avanzadas cuando sufrían una forma grave de émbolo pulmonar, y tenían un 50 por ciento más de probabilidades de morir, reportó un equipo dirigido por la Dra. Mary Cushman, del Colegio de Medicina Larner de la Universidad de Vermont.

De forma similar, los pacientes negros en la misma situación tenían un 13 por ciento menos de probabilidades de recibir los mejores tratamientos, en comparación con los pacientes blancos, y un 11 por ciento más de probabilidades de fallecer. Los pacientes hispanos tenían un 10 por ciento más de probabilidades de morir que los blancos, encontraron los investigadores.

El dinero y el seguro también eran importantes: las personas aseguradas a través de Medicaid o Medicare tenían un 30 por ciento menos de probabilidades de recibir una terapia avanzada, en comparación con las que tenían un seguro privado, encontró el estudio. Y las personas que caían en el 25 por ciento más bajo respecto a los ingresos tenían un 9 por ciento más de probabilidades de morir de su coágulo, en comparación con las personas que caían en el 25 por ciento superior de ingresos.

"Muchas personas fallecen de émbolos pulmonares cada año", anotó Cushman en el comunicado de prensa de la ASH. "Es prevenible, y sin duda tratable. Debemos pensar sobre qué podemos hacer en los hospitales, para garantizar que la atención sea igualitaria".

"Espero que los profesionales clínicos piensen sobre estos hallazgos en términos de cómo cuidan a sus pacientes cada día, y que intenten con todas sus fuerzas reconocer sus sesgos inconscientes", añadió. "Los profesionales clínicos deben ver al paciente que tienen delante, y recordar que independientemente de su clase social o el color de su piel, debe ser tratado igual que todos los demás".

Los expertos anotan que los estudios presentados en reuniones médicas se deben considerar preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Más información

Aprenda más sobre los cánceres de la sangre en la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society)

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: American Society of Hematology, news release, Dec. 10, 2022

Comparte tu opinión