Una terapia ayuda a los autistas a orientarse en la adultez

Una terapia ayuda a los autistas a orientarse en la adultez

MARTES, 13 de febrero de 2018 (HealthDay News) -- Para los jóvenes con autismo, la llegada a la adultez puede parecerse a saltar de un precipicio, pero los investigadores podrían estar acercándose a una red de seguridad.

En un pequeño estudio, los adultos jóvenes que se sometieron a una de dos psicoterapias fueron más capaces de afrontar los problemas de pensamiento, flexibilidad y conocimiento social del autismo. Como resultado, también les fue más fácil que los emplearan, porque esos problemas con frecuencia limitan a los adultos autistas, en particular en el lugar de trabajo.

Se está planificando un estudio de seguimiento de mayor tamaño. Shaun Eack, investigador líder, espera que confirme los hallazgos iniciales, una clave para popularizar las terapias y lograr que las aseguradoras las paguen. Anotó que la ayuda para los adultos con autismo es difícil de conseguir.

"El campo del autismo se ha olvidado de los adultos, hasta hace poco", señaló Eack, profesor de trabajo social y psiquiatría en la Universidad de Pittsburgh.

"El autismo es un 'trastorno de la niñez': se reconoce en la niñez, y las mejores oportunidades de intervención son en la niñez... nos hemos olvidado de que pasarán la mayor parte de sus vidas en la adultez, y que seguirán teniendo autismo y necesitando respaldo", enfatizó.

En búsqueda de esos respaldos, Eack y sus colaboradores en la universidad evaluaron dos tratamientos: la terapia de mejora cognitiva (CET, por sus siglas en inglés) y la terapia de apoyo enriquecida (EST). Ambas dieron resultado, pero se obtuvieron beneficios de forma más rápida y dramática con la CET, encontró el estudio.

Abordan el estrés y las habilidades sociales

Se asignó al azar a 54 hombres y mujeres que, en promedio, se encontraban al principio de la veintena a uno de los dos tratamientos durante 18 meses. Todos los participantes estaban en el extremo más alto del espectro autista, lo que quiere decir que tienen una inteligencia promedio o superior al promedio, y se comunican en oraciones completas.

La CET busca mejorar el pensamiento y la comprensión social. La EST se enfoca en la gestión del estrés.

Los participantes del estudio que se sometieron a la CET recibían tres horas de terapia a la semana. Trabajaron en pareja en ejercicios de computadora para mejorar la atención, la memoria y las habilidades de resolución de problemas. Entonces, trabajaron en pequeños grupos enfocados en ayudarles a comprender a los demás y las situaciones sociales. También recibieron terapia individual.

Los que se sometieron a la EST pasaban una hora a la semana aprendiendo a reconocer las cosas que les estresaban, y cómo gestionar el estrés y afrontar los problemas cotidianos.

Tras nueve meses, los del grupo de la CET tenían un mayor conocimiento social, y eran significativamente más propensos a tener trabajo, encontró el estudio. Tras 18 meses, también podían concentrarse y pensar con mayor rapidez, atributos que los convirtieron en candidatos más atractivos para los trabajos.

Los tratados con la EST también tuvieron ganancias sociales, pero tardaron casi el doble en lograrlas. Probablemente eso se deba a que la terapia fue menos intensiva, dijo Eack. Fue mejor que la CET para ayudar a los participantes a comprender sus emociones.

"Creemos que ambos métodos pueden ser complementarios, integradores y útiles", afirmó. Se necesitan más estudios para aprender quiénes podrían ser los más beneficiados de cada una.

Ayudan con los cambios vitales

La madre de una adolescente con autismo dijo que se alegraría de que hubiera terapias de este tipo.

Renee Zlotnicki espera que su hija de 14 años, Nicole, tenga una transición más fácil a la adultez. Ha contado con un respaldo constante desde su diagnóstico, cuando tenía unos 20 meses de edad.

La adolescente de Carolina del Norte, que ahora es estudiante de primer año de secundaria, toma clases avanzadas y sueña con una carrera como cantante o dietista, pero su madre dice que "todavía no percibe las pistas sociales" ni tiene amigos íntimos.

"Nos sentimos realmente afortunados de que ha recibido tantos servicios y ha respondido tan bien", comentó Zlotnicki. "Pero [la vida después de la secundaria] será un momento de cambios importantes, así que sería bueno que hubiera [programas] disponibles".

Mark Klinger, director de investigación en el Programa de Autismo TEACCH de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, afirmó que los hallazgos son alentadores. Pero dijo que quedan muchas preguntas.

Por ejemplo, dijo, no está claro si la combinación de entrenamiento cerebral y la ayuda con las habilidades sociales produjo las ganancias reportadas con la CET, o si fue producto solo de una. Klinger añadió que aunque nueve meses de terapia CET parecen útiles, no está claro si un periodo más largo vale la pena.

Está impaciente por ver si un estudio más grande e independiente confirme los hallazgos.

"Si fuera el padre de un adulto joven con autismo, o un adulto con autismo, no pensaría que esto es algo que debo hacer para cambiar mi vida", dijo Klinger. "En realidad no sabemos lo suficiente para determinar si logrará cambios a gran escala en las vidas de las personas".

Incluso si los estudios de seguimiento confirman que las dos terapias son efectivas, Eack apuntó que no es probable que ninguna sea el único respaldo que un adulto con autismo necesitaría.

"La esperanza es que si alguien lo completa, habrá adquirido suficientes habilidades de forma que tenga menos necesidades de tratamiento", planteó Eack. "Pero creo que es poco realista decir que tendrán cero necesidades".

Buscan el éxito en el lugar de trabajo

Pero sí es "completamente realista" esperar que a la población estudiada pueda irle bien en el trabajo, según Klinger. TEACCH tiene unos 300 adultos con autismo en sus programas de empleo apoyado, y más de 8 de cada 10 colocaciones tienen éxito, anotó.

Los trabajadores que no tienen éxito en el trabajo normalmente tienen problemas para averiguar cómo planificarse y organizarse, carecen de las habilidades sociales adecuadas, o son propensos a sufrir colapsos cuando sucede algo malo, dijo.

"Si se puede ofrecer apoyo para estas tres áreas... de verdad se pueden maximizar las probabilidades de que los autistas consigan, mantengan y sean felices en el empleo, y que las empresas estén felices con ellos", añadió Klinger.

Eack dijo que este estudio encontró cierta "resistencia" porque las intervenciones no son curas rápidas, y varios estudios similares más cortos han fracasado.

"Es una afección que las personas han tenido desde la niñez, y la adultez es un capítulo completamente distinto de la vida", dijo. "Nuestra perspectiva es que un respaldo más duradero será beneficioso para esos adultos, que no cambian con rapidez. Los cambios toman tiempo. Es un argumento que seguiremos defendiendo".

El estudio se publicó en una edición reciente en línea de la revista Autism Research.

Más información

Autism Speaks ofrece una guía rápida sobre el autismo.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo

Comparte tu opinión