COVID: una prueba de sangre detectaría quienes tienen mayor riesgo

COVID: una prueba de sangre detectaría quienes tienen mayor riesgo
| Foto: HEALTHDAY

Si tiene la mala suerte de ser admitido al hospital con la COVID-19, un marcador sanguíneo común tal vez pueda predecir qué tan grave podría llegar a ser su enfermedad, muestra una investigación reciente.

El marcador sanguíneo se conoce como "amplitud de distribución eritrocitaria" (ADE). Básicamente, mientras mayor es la diferencia en el tamaño de los glóbulos rojos, peor es el pronóstico de un paciente, explicaron los autores del estudio.

El resultado de la prueba de la ADE de un paciente con COVID-19 "se correlacionó mucho con la mortalidad del paciente, y la correlación persistió cuando se controlaron otros factores de riesgo identificados, como la edad del paciente, otras pruebas de laboratorio y algunas enfermedades preexistentes", señaló el coautor del estudio, el Dr. Jonathan Carlson, del Hospital General de Massachusetts (MGH), en Boston.

El nuevo estudio se publicó en la edición en línea del 23 de septiembre de la revista JAMA Network Open, y fue dirigido por el Dr. John Higgins, investigador en patología del hospital, y profesor asociado de biología de los sistemas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard.

"Queríamos encontrar formas de identificar lo más rápida y fácilmente posible a los pacientes con una COVID de alto riesgo, es decir, quién tiene probabilidades de enfermar de gravedad y podría beneficiarse de intervenciones agresivas, y cuáles pacientes hospitalizados son propensos a empeorar con la mayor rapidez", comentó Higgins en un comunicado de prensa del hospital.

Para hacerlo, observaron las pruebas sanguíneas de más de 1,600 adultos diagnosticados con una infección con el SARS-CoV-2, que fueron admitidos a uno de cuatro hospitales del área de Boston en marzo y abril de 2020.

Higgins y su equipo habían previsto que podrían desentrañar algún marcador sanguíneo poco común que pudiera predecir unos malos resultados con la COVID-19. Pero descubrieron rápidamente que la ADE, que ya se usa en las pruebas sanguíneas estándar, cumplía esa función con facilidad.

De hecho, los pacientes cuyos valores de ADE estaban por encima del rango normal cuando fueron admitidos inicialmente al hospital tenían un riesgo de morir que era 2.7 veces más alto que el de los pacientes cuyos resultados en la prueba estaban dentro del rango normal, encontraron los investigadores. En general, un 31 por ciento de los pacientes con resultados superiores a lo normal en la prueba del ADE fallecieron, en comparación con un 11 por ciento de los que tuvieron resultados de ADE normales.

Y si la tasa de ADE de un paciente era normal al ser admitido, pero luego comenzó a aumentar lentamente hasta niveles superiores a lo normal, esto también se correlacionó con un aumento en las probabilidades de muerte del paciente, encontró el estudio.

El próximo paso para el equipo de Boston es descubrir por qué una puntuación alta de ADE se vincula con unos peores resultados. "Los descubrimientos de este tipo podrían apuntar a nuevas estrategias de tratamiento o identificar unos mejores marcadores de la gravedad de la enfermedad", comentó el coautor del estudio, el Dr. Aaron Aguirre, cardiólogo y médico de atención crítica del MGH.

La Dra. Teresa Murray Amato es presidenta de medicina de emergencias de Long Island Jewish Forest Hills, en la ciudad de Nueva York. Al leer el nuevo estudio, dijo que "aunque sabemos que una edad avanzada y ciertos [factores de la salud], como la diabetes y la hipertensión, se asocian con unos peores resultados, sigue habiendo una gran variabilidad en los síntomas y la gravedad dentro de esos grupos".

Un marcador sanguíneo como el ADE que pueda apuntar a los pacientes en riesgo sería muy útil, aseguró Amato.

"Un ADE elevado [ya] puede ser una indicación de una salud mala en general" en cualquier paciente de hospital, anotó. Saber poco después de la admisión al hospital si un paciente tiene o no un riesgo alto de morir "será mejor para personalizar el tratamiento de una forma científica, con el fin de brindar a nuestros pacientes los mejores resultados posibles", añadió.

Comparte tu opinión