Una demora en las advertencias gráficas para los cigarrillos costó vidas, según un estudio

LUNES, 27 de septiembre de 2021 (HealthDay News) -- Una copa de muestras llena de orina sanguinolenta.

Unos pies en descomposición, con unos dedos negros y podridos, algunos ya amputados.

Una demora en las advertencias gráficas para los cigarrillos costó vidas, según un estudio

Un chico pálido con oscuras ojeras, que respira con una máscara.

En la década pasada, se habrían podido prevenir unas 179,000 muertes en Estados Unidos si los fumadores se hubieran visto obligados a confrontar estas imágenes cada vez que compraban un paquete de cigarrillos, sugiere un estudio reciente.

Las etiquetas con advertencias gráficas de salud pública debían aparecer en los paquetes de cigarrillos en 2012, pero la acción legal de la industria tabacalera descarriló esa iniciativa.

Ahora, se tiene programado que las etiquetas de advertencia aparezcan en los paquetes a partir del próximo año, pero el retraso de una década ha costado decenas de miles de vidas de estadounidenses, señaló el autor sénior, Rafael Meza, profesor de epidemiología y salud pública global de la Universidad de Michigan.

"Hay evidencias disponibles de muchos países que sugieren que estas advertencias de salud gráficas funcionan como se desea", aseguró Meza. "Si hubiéramos podido implementar esta regulación ya en 2012, se podrían haber salvado muchas más vidas. Este trabajo muestra el costo de la litigación y los procedimientos de la industria para retrasar la implementación de regulaciones del tabaco".

Meza y sus colaboradores proyectan que todavía se podrán haber salvado más de medio millón de vidas (unas 539,000) a finales de siglo si no hay más retrasos.

Alrededor de 120 países alrededor del mundo ya usan estas advertencias gráficas de salud en los paquetes de cigarrillos, según Campaign for Tobacco-Free Kids. Canadá se convirtió en el primero en 2001. Unas imágenes gráficas cubren tres cuartas partes del espacio de sus paquetes de tabaco, apuntaron los investigadores.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. cuenta con un set de 13 etiquetas de advertencia gráficas que cubrirían la mitad de la parte delantera y trasera de un paquete de cigarrillos. Las advertencias "serán el cambio más significativo en las etiquetas de los cigarrillos en 35 años", asegura la agencia.

Las etiquetas contienen imágenes perturbadoras y cortos mensajes sobre los riesgos menos conocidos de fumar cigarrillos, lo que incluye un crecimiento fetal atrofiado, la degeneración macular asociada con la edad, el cáncer de vejiga, las cataratas, la EPOC, la enfermedad cardiaca, los accidentes cerebrovasculares (ACV), el cáncer de cabeza y cuello, la diabetes tipo 2 y la disfunción eréctil.

"Estas etiquetas de cigarrillo con advertencias gráficas han resultado muy efectivas, sobre todo para hacer que los fumadores actuales acaben con su adicción porque ven lo que hay en el paquete", dijo Erika Sward, vicepresidenta nacional asistente de defensoría de la Asociación Americana del Pulmón (American Lung Association), en Washington, D.C.

En lugar del cáncer de pulmón, las advertencias se enfocan en "otras enfermedades que quizá no sean lo primero en lo que piensan los fumadores cuando consideran las consecuencias de salud de su adicción", añadió Sward.

En el estudio, los investigadores crearon un modelo simulado de cómo las etiquetas gráficas de advertencia podrían afectar a las tendencias en el tabaquismo.

Utilizaron los estimados de estudios anteriores sobre la efectividad de las etiquetas de advertencia explícitas, y aplicaron esos estimados a los datos federales sobre el número de fumadores y de muertes de fumadores en Estados Unidos.

Si las etiquetas entran en vigor el año que viene, el modelo proyecta que el porcentaje de personas que fuman en Estados Unidos se habrá reducido de un estimado de un 13.6 por ciento en 2022 a un 4.2 por ciento en 2100.

Solo alrededor de un 12.3 por ciento de estadounidenses estarían fumando ahora si las etiquetas de advertencia hubieran entrado en vigor en 2012, mostraron los resultados del modelo.

En 2019, alrededor de un 14 por ciento de los adultos de EE. UU. fumaban, según los datos más recientes de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

"Cuando se piensa sobre un país grande como EE. UU., si la prevalencia se puede reducir incluso en un 1 por ciento, se está hablando de millones de fumadores", enfatizó Meza. "Tan solo prevenir que unos pocos fumadores se impliquen en el hábito o ayudarlos a abandonarlo resultará en unas considerables ganancias de salud".

Estas etiquetas de advertencia gráficas se añadirían a las otras políticas que han frenado el tabaquismo en EE. UU. con efectividad, entre las que se encuentran los impuestos sobre el tabaco, las leyes de áreas libres de humo, y las prohibiciones de publicidad sobre los cigarrillos, apuntaron Sward y Meza.

"Este estudio de verdad subraya por qué la industria tabacalera considera los atrasos como victorias, y por qué es tan importante seguir adelante pronto con estas efectivas políticas", dijo Sward.

A lo largo de los años, una de las estrategias de la industria tabacalera ha sido "retrasar, retrasar, retrasar", lamentó.

"La industria ya ha retrasado las etiquetas de advertencia gráficas durante una décadas, porque ponen las ganancias por encima de las vidas de las personas", agregó Sward.

Espera que estudios como este animen a la FDA a tomar medidas con una mayor rapidez en otras áreas del control del tabaco.

Por ejemplo, la FDA dijo la primavera pasada que propondría una norma para eliminar los cigarrillos mentolados y los cigarros con sabores del mercado, pero desde entonces no se ha visto nada, lamentó Sward.

"Este se ubica en la categoría de los anuncios que todavía no se han implementado", dijo sobre el anuncio de abril.

Otras medidas que la FDA y los legisladores federales y estatales están considerando incluyen eliminar todos los productos de tabaco con sabores del mercado, imponer unos impuestos más altos sobre el tabaco, y financiar una variedad más amplia de programas de cesación del tabaquismo, comentó Sward.

Su grupo planifica respaldar a la FDA contra cualquier amenaza legal que pudiera hacer que las etiquetas de advertencia gráficas se retrasen de nuevo.

"La Asociación Americana del Pulmón y nuestros socios de salud presentaron una demanda contra la FDA para obligarlos a seguir adelante con las etiquetas de advertencia gráficas, como están obligados a hacerlo según la Ley del Control del Tabaco (Tobacco Control Act)", aseguró Sward. "Ahora, estamos trabajando para respaldarlos en su lucha contra la industria tabacalera".

El nuevo estudio se publicó el 24 de septiembre en la revista JAMA Health Forum.

Más información

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. ofrece más información sobre las etiquetas de advertencia propuestas, incluyendo ejemplos interactivos.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Rafael Meza, PhD, professor, epidemiology and global public health, University of Michigan, Ann Arbor; Erika Sward, assistant vice president, national advocacy, American Lung Association, Washington, D.C.; JAMA Health Forum, Sept. 24, 2021

Comparte tu opinión