Un lindo veneno: el 'polvo metálico' de los pasteles puede ser tóxico

VIERNES, 29 de octubre de 2021 (HealthDay News) -- Con frecuencia se conoce como polvo metálico, y puede hacer que la decoración de su pastel brille. Pero las autoridades de salud advierten que también puede contener metales pesados tóxicos que no se deben comer.

El polvo metálico se utiliza para añadirle brillo o color a los postres. Pero en Rhode Island y en Missouri hubo casos de intoxicaciones por metales pesados vinculados con pasteles comerciales y caseros decorados con polvo metálico en 2018 y 2019. El polvo metálico no comestible que se usó en estos pasteles contenían unos niveles altos de cobre, plomo y otros metales, encontraron los investigadores.

Un lindo veneno: el 'polvo metálico' de los pasteles puede ser tóxico

"Hay versiones alimenticias, es decir, versiones alimenticias comestibles y versiones no comestibles y, lamentablemente, las dos se confunden y se utilizan mal, y las etiquetas no siempre son explícitas", explicó la investigadora principal, Adrienne Ettinger, jefa de personal de investigación de Ciencias Biomédicas y de Salud Rutgers de la Universidad de Rutgers, en New Brunswick, Nueva Jersey.

Ettinger piensa que algunas personas ven que la etiqueta dice "no tóxico" y creen que es seguro para comer, pero que no sea tóxico no significa que sea comestible.

Cuando alguien compra o hace un pastel, quienes lo comen asumen de forma correcta que comerlo es seguro, y las etiquetas de estos productos pueden engañar a los pasteleros, sean o no profesionales, añadió.

"Es estas palabras está implicada la semántica, pero las diferencias son sutiles", dijo Ettinger. "Cuando alguien lee no tóxico, pienso que cree que significa que es seguro".

Ettinger piensa que estos productos han enfermado a muchos niños, pero que quizá sus casos no se hayan diagnosticado o reportado. Leer y comprender mal las etiquetas es un error fácil de cometer, advirtió.

El informe se publicó en la edición del 29 de octubre de Morbidity and Mortality Weekly Report, una revista de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

No todos los polvos son iguales

"La conclusión es que las etiquetas que indican que un producto no es tóxico no implican necesariamente que consumir el producto sea seguro", enfatizó el Dr. Robert Glatter, médico de emergencias del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York.

"Desde el punto de vista de la salud pública, un etiquetado claro y conciso que indique que los productos no comestibles no son seguros para el consumo humano es necesario para prevenir las enfermedades y las intoxicaciones accidentales por metales", apuntó Glatter, que no participó en el informe.

Es imperativo educar al público, a los pasteleros comerciales y a los proveedores de atención de la salud sobre los posibles peligros de los metales utilizados en la preparación de la comida, planteó.

El uso del polvo metálico en los productos horneados caseros y comerciales es una tendencia creciente. Pero no todo lo que brilla se puede comer de forma segura, aseguró Glatter.

"Un panel asesor [de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU.] reciente encontró que los productos de polvo metálico solo se deben consumir si su etiqueta dice que son comestibles y muestran una lista de todos los ingredientes", anotó.

Según el informe, algunos polvos metálicos utilizados para decorar pasteles no son comestibles y podrían tener la etiqueta de "no tóxico" o "solo para fines decorativos", pero estos polvos se deben eliminar antes de comer el pastel. Aun así, Rhode Island y Missouri reportaron casos de niños de 1 a 11 años que enfermaron tras comer pasteles de cumpleaños.

Los seis casos de Rhode Island en 2018 se asociaron con la ingesta de cobre, y el caso de Missouri en 2019 se asoció con un nivel de plomo en sangre elevado en un niño. En Rhode Island, se encontró que el polvo metálico que se había utilizado en el glaseado del pastel contenía unos niveles altos de varios metales.

Los niños de Rhode Island sufrieron vómitos y diarrea, que comenzaron entre 30 minutos y 10 horas tras comer el pastel, y que en general duraron menos de 10 horas. Un niño tuvo síntomas más tiempo, y acudió a una sala de emergencias para recibir tratamiento.

El pastel era de una pastelería local, y estaba decorado con una gruesa capa de glaseado mezclado con un polvo metálico que ponía "polvo de oro" en la etiqueta.

Se necesitan unas mejores etiquetas de seguridad

En el caso de Missouri, el culpable fue un pastel casero decorado con un material llamado "polvo de pétalos de onagra", que provocó unos niveles elevados de plomo en sangre en un niño de 1 año. El envase del polvo decía "no tóxico" en la etiqueta, y lo vendió una compañía de decoración de pasteles de Florida. Se mercadeaba como un color no tóxico para decorar productos horneados, dulces, chocolates y piezas de azúcar.

Se necesita un mejor etiquetado que diga con claridad que no es seguro comer estos productos, con el fin de prevenir estas enfermedades, apuntaron los investigadores.

"El consumo de plomo en los niños es particularmente preocupante, ya que lo absorben con mucha más facilidad que los adultos", afirmó Glatter. "Los niveles se acumulan a lo largo de los meses y los años, y pueden conducir a dificultades del aprendizaje, cambios conductuales, pero también pueden resultar en anemia, anomalías en el crecimiento físico, daño renal, y pueden resultar letales en última instancia si no se detectan y tratan con terapia de quelación. Además, cuando las mujeres embarazadas ingieren plomo, puede pasar a través de la placenta y afectar al desarrollo del bebé".

El consumo de cobre puede conducir a náuseas y vómitos, dolor abdominal, sangrado en el tracto gastrointestinal, daño hepático que lleva a la ictericia, una presión arterial baja y, potencialmente, shock y muerte, enumeró Glatter. "La acumulación de un exceso de cobre en el cuerpo podría conducir a insuficiencia hepática, daño cerebral y puede resultar letal. En general, el hígado elimina el exceso de cobre excretándolo en la bilis, un compuesto que el hígado produce", explicó.

Como parte de la Ley Federal de Alimentos, Medicamentos y Cosméticos (Federal Food, Drug and Cosmetic Act), la FDA requiere que los aditivos alimentarios cumplan unas directrices específicas de seguridad y etiquetado. De hecho, se requiere un proceso de aprobación previa al mercadeo antes de que cualquier aditivo de color incluido se considere seguro para el uso en los alimentos, los medicamentos o los cosméticos, dijo Glatter.

"La aprobación previa al mercadeo incluye un análisis de la toxicidad, basado en ciertos datos de evaluación de la seguridad. Pero la falta de estos datos no implica que una sustancia de este tipo sea no tóxica". Aunque en la etiqueta diga no tóxico, estos productos no comestibles solo se deben usar con fines decorativos, y no se deben consumir", añadió.

Más información

Para más información sobre la toxicidad del polvo metálico, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Adrienne Ettinger, ScD, chief of staff, research, Rutgers Biomedical and Health Sciences, Rutgers University, New Brunswick, N.J.; Robert Glatter, MD, emergency physician, Lenox Hill Hospital, New York City; Morbidity and Mortality Weekly Report, Oct. 29, 2021

Comparte tu opinión