Este contenido ha sido archivado y puede no estar actualizado

Un estudio encuentra que las tasas de tratamiento para la adicción a los opioides se han estancado en EE. UU.

VIERNES, 28 de abril de 2023 (HealthDay News) -- La crisis de opioides de EE. UU. ha conducido a cambios que hacen que, para las personas que se enfrentan a una adicción, resulte más fácil obtener medicamentos que las ayuden a abandonar el hábito de un proveedor de atención de la salud.

Pero los investigadores encontraron que, por algún motivo, las tasas de uso de medicamentos no han cambiado.

Un estudio encuentra que las tasas de tratamiento para la adicción a los opioides se han estancado en EE. UU.

El número de estadounidenses que comenzaron a utilizar buprenorfina no cambió entre 2019 y 2022, tras un aumento entre enero de 2016 y septiembre de 2018.

La proporción de los que siguieron tomando el fármaco durante al menos seis meses se mantuvo en alrededor de un 20 por ciento de 2016 a 2022. Seguir tomando el medicamento durante más tiempo se asoció con una reducción en el riesgo de muerte por abuso de opioides.

Los investigadores de la Universidad de Michigan y de la Universidad de Boston utilizaron datos nacionales sobre el despacho de medicamentos recetados para estudiar las tendencias en los fármacos.

Entre los cambios que podrían haber conducido a un aumento en el uso de la buprenorfina se incluía uno de primavera de 2020, que permitía a los proveedores atender a los pacientes mediante la telesalud, en lugar de requerir una visita presencial antes de recetar buprenorfina.

Entonces, en primavera de 2021, los emisores de recetas ya no tenían que cumplir un requisito federal de ocho horas de educación para recetar el fármaco.

"El hecho de que la iniciación y la retención de la buprenorfina no aumentaran tras la implementación de estos esfuerzos sugiere que estos cambios en las políticas fueron insuficientes para resolver las barreras para las recetas hasta un grado que satisficiera la creciente necesidad de este medicamento", comentó el autor principal del estudio, el Dr. Kao-Ping Chua, profesor asistente de pediatría del Centro de Investigación en Salud y Evaluación Pediátricas Susan B. Meister, en Michigan.

En 2023, los emisores de recetas, entre los que se encontraban los médicos y los enfermeros practicantes, a quienes ya se permitía recetar otras sustancias controladas pueden ahora recetar buprenorfina sin la necesidad de una aprobación especial del gobierno federal.

"Todavía está por verse si la eliminación del requisito de la dispensa mejora la iniciación y la retención de la buprenorfina", comentó Chua en un comunicado de prensa de la Universidad de Michigan. "Basándonos en nuestro estudio, parece que esta intervención será insuficiente para vencer las muchas barreras para la iniciación y la retención de la buprenorfina, por ejemplo el estigma sobre el medicamento entre los profesionales clínicos, los pacientes y los farmacéuticos".

Quizá esa parte no mejore. La Agencia de Control de Drogas (DEA) de EE. UU. propuso revertir en parte el cambio que permitía las visitas de telesalud en lugar de presenciales, indicó.

Ahora, todos los profesionales clínicos también deben completar ocho horas de entrenamiento en tratamientos para la adicción cuando renueven su licencia de sustancias controladas.

"Me preocupa que este requisito, que no se publicitó bien, pudiera resultar en que algunos emisores de receta carezcan por completo de una licencia para sustancias controladas, lo que reduciría el número de emisores de recetas elegibles", comentó la autora sénior del estudio, Amy Bohnert, profesora del Departamento de Anestesiología de la Universidad de Michigan.

Investigaciones anteriores de Chua y sus colegas encontraron que apenas 1 de cada 12 pacientes que fueron atendidos en un departamento de emergencias por una sobredosis de opioides recibían una receta de buprenorfina en un plazo de 30 días. En comparación, alrededor de la mitad de los pacientes atendidos por los médicos de emergencias por una reacción alérgica grave llamada anafilaxis recibieron una receta de epinefrina.

"Tengo la esperanza de que nuestro nuevo estudio subraye incluso más lo mucho que el sistema de atención de la salud desaprovecha una herramienta crítica para prevenir las muertes por sobredosis de opioides", dijo Chua.

Los hallazgos se publicaron como carta de investigación en la edición del 25 de abril de la revista Journal of the American Medical Association.

Una limitación del estudio es que los datos provinieron de forma exclusiva de farmacias minoristas, y no de visitas a médicos ni programas de tratamiento.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre los medicamentos para el trastorno de uso de opioides.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: University of Michigan - Michigan Medicine, news release, April 25, 2023

Comparte tu opinión