Su perro podría ayudar a mantener la discapacidad a raya

JUEVES, 24 de febrero de 2022 (HealthDay News) -- Esa caminata diaria a las 6 a.m. alrededor de la manzana con su perro quizá sea dura, pero es saludable: una investigación reciente sugiere que el ejercicio y la compañía reducen las probabilidades de que se desarrolle una discapacidad.

Pero la buena noticia no abarca a los amantes de los gatos, añadieron los investigadores.

Su perro podría ayudar a mantener la discapacidad a raya

Analizaron los datos recolectados de más de 11,200 adultos japoneses, de 65 a 84 años, entre junio de 2016 y enero de 2020.

En ese periodo, los dueños de perros tuvieron la mita de probabilidades de sufrir una discapacidad que las personas que nunca habían tenido un perro. Los amos de perros que hacían ejercicio con regularidad tuvieron un riesgo de discapacidad incluso más bajo.

La asociación entre tener un perro y un riesgo más bajo de discapacidad se sostuvo incluso después de que los investigadores tomaran en cuenta otros factores de riesgo de la discapacidad, como el estado civil, las enfermedades crónicas y el tiempo que se pasa al aire libre.

Tener un gato no se conectó con ninguna diferencia en el riesgo de discapacidad, y tener un perro o tener un gato no se vinculó con una reducción en el riesgo de morir por cualquier causa, según el estudio, que se publicó en la edición del 23 de febrero de la revista PLOS ONE.

"Tener un perro protege del inicio de la discapacidad en los adultos mayores", aseguraron en un comunicado de prensa de la revista el autor del estudio, Yu Taniguchi, del Instituto Nacional de Estudios Ambientales de Tsukuba, en Japón, y sus colaboradores. "Los cuidados diarios, la compañía y el ejercicio de un perro mascota podrían tener un rol importante en un envejecimiento exitoso".

El equipo apuntó que los hallazgos podrían ayudar a orientar los esfuerzos por fomentar un envejecimiento exitoso, y sugirió que las investigaciones futuras podrían examinar formas físicas y mentales en que tener un perro podría reducir el riesgo de discapacidad, o examinar la asociación entre tener un perro y el riesgo de discapacidad en otros países.

Una investigación anterior de los autores del estudio encontró que los adultos mayores japoneses con perros tenían un riesgo más bajo de fragilidad, y otras investigaciones han mostrado que la fragilidad aumenta de forma significativa el riesgo de una discapacidad futura.

Más información

El Instituto Nacional Sobre el Envejecimiento de EE. UU. ofrece más información sobre el ejercicio y la actividad física.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: PLOS ONE, news release, Feb. 23, 2022

Comparte tu opinión